Gente

Tiffany, la hija de Trump que solo aparece en las ocasiones especiales

Nacida del matrimonio del presidente de EE UU con la actriz Marla Maples es la menos mediática de su familia pero ha intervenido en la Convención Republicana

Tiffany Trump, en la Convención Nacional el pasado 25 de agosto. En vídeo, el discurso de la hija de Trump en la convención.(REUTERS)

Tiffany Trump, la hija que Donald Trump tuvo con la actriz Marla Maples, solo aparece en la escena pública cuando su padre lo requiere. En campañas electorales y en ocasiones especiales, la joven de 26 años siempre está para que el presidente de Estados Unidos muestre una familia unida, esencial para ganarse el voto republicano. El próximo mes de noviembre el país celebra elecciones presidenciales y durante la Convención Republicana han salido en apoyo al magnate inmobiliario su esposa, Melania Trump, su tercer hijo, Eric Trump, e incluso la novia de Donald Trump Jr., Kimberly Guilfoyle. La participación de Tiffany Trump no podía faltar en una ocasión tan especial en la que su padre se juega un segundo mandato.

Tiffany Trump, durante la Convención Republicana, celebrada este martes, en Washington.
Tiffany Trump, durante la Convención Republicana, celebrada este martes, en Washington.Chip Somodevilla / POOL / EFE

Vestida con un traje azul claro que combinó con una camisa con adornos plateados y unos tacones color nude, Tiffany Trump fue tajante en su discurso de apoyo a su padre. “Mi padre es la única persona que desafía el poder establecido, la burocracia, los monopolios farmacéuticos y mediáticos para sostener las libertades constitucionales, la justicia y la verdad. No se esconde de los desafíos”, aseguró Tiffany Trump sobre su progenitor en un discurso que no estuvo exento de polémicas, algo típico en la familia, y con el que quiso dirigirse a los jóvenes. Como recién graduada me siento muy vinculada a muchos de vosotros que están buscando un trabajo”, comentó en referencia a su carrera de Derecho en la prestigiosa Universidad de Georgetown —mismo centro en el que estudiaron dos de sus hermanastros, Felipe VI o incluso el actor Bradley Cooper, entre otras figuras conocidas—, algo por lo que fue criticada en las redes sociales ya que proviene de una poderosa familia estadounidense. “Mi padre logró una economía próspera una vez y lo hará una vez más”, añadió.

La joven se graduó el pasado mes de mayo por videoconferencia debido a la crisis del coronavirus. Las felicitaciones de su familia paterna fueron escasas y tardías. Donald Trump la felicitó cuatro días después a través de Twitter: “Felicidades a mi hija, Tiffany, por graduarse en la escuela de Derecho de Georgetown. Gran estudiante, gran centro. Justo necesito a una abogada en la familia. Muy orgulloso de ti, Tiff”. Hasta ahora Tiffany ha mantenido un perfil muy bajo, siempre a la sombra de Ivanka Trump, la hija predilecta del presidente. Aunque en la Casa Blanca traten de negar la distante relación entre padre e hija, es evidente que la recién egresada mantiene las distancias desde las elecciones de 2016. En el segundo debate de aquella campaña, las cámaras captaron cómo se alejó de su padre cuando este intentó darle un beso en público. Aún así, no ha dejado de felicitar a su padre por redes sociales en días tan marcados como su cumpleaños, el 14 de junio.

Con quien sí mantiene una relación más estrecha es con su madre, que por su graduación publicó un vídeo felicitándola muy emocionada: “No podemos celebrarlo de la manera que mereces, pero tu compromiso por aprender, crecer, por ser la persona más inteligente, por hacer esto y tener un impacto en la humanidad significa mucho y estoy muy agradecida”. Donald Trump y Marla Maples se divorciaron en 1999 y la actriz se marchó a vivir a California con su hija, mientras que la familia paterna de la pequeña permaneció en Nueva York. Un distanciamiento que provocó que dos de sus hermanos, Ivanka y Donald Jr. intentaran eliminarla de la herencia, tal como reveló su padre en 2005 durante una entrevista en el programa de radio de Howard Stern.

Los últimos tres años los ha pasado en Washington tras finalizar sus estudios de Sociología en la Universidad de Pennsylvania, con especialización en Derecho y Sociedad. Pero pocas veces se asomó por la Casa Blanca. Lo ha hecho para presentar a su novio, el multimillonario libanés Michael Charbel Boulos, quien ya ha disfrutado de la familia Trump en algunos eventos, como las pasadas Navidades. La pareja se conoció en Grecia en el verano de 2018 en el club Lindsay Lohan, en la isla de Mykonos, y desde entonces mantuvieron una relación a distancia, pues él estudiaba en Londres. Un yerno que, al igual que su pareja, no ha dudado en felicitar al presidente a través de su cuenta de Instagram. “Feliz cumpleaños señor. Siga haciendo EE UU grande”, escribió el joven el año pasado. Un mensaje en apoyo a Trump que contrasta con su última publicación: una imagen negra con el hashtag #JusticeForGeorgeFloyd con motivo de las protestas raciales en Estados Unidos por la muerte de un hombre negro durante un arresto por parte de la policía de Minneapolis (Minnesota) el pasado mayo.

Ella siempre va por libre y marcando las distancias con su padre y hermanastros. “Siempre he tenido los pies en la tierra. La gente no lo cree por ser quién soy, pero siempre he sido educada con muchos principios por parte de mis padres. Quiero que se me dé la oportunidad de crecer y ser simplemente Tiffany, no Tiffany Trump”, confesó a Oprah Winfrey con apenas 17 años. Después de su intervención pidiendo el voto para su padre, parece que Tiffany Trump se va acercando cada vez más al círculo del que en un principio parecía querer huir o, simplemente, hasta ahora no le dejaron entrar.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50