Gente

La reina Sofía, de compras en Mallorca después de la decisión del rey Juan Carlos de abandonar La Zarzuela

La madre de Felipe VI llegó hace varios días a la isla balear como hace cada verano y allí espera la llegada de los Reyes y de sus hijas, que lo harán este fin de semana

La reina Sofía, este miércoles de compras por Palma de Mallorca.
La reina Sofía, este miércoles de compras por Palma de Mallorca.GTRES

Se trataba de una de las imágenes más esperadas desde que el rey emérito comunicara este lunes su decisión de abandonar el Palacio de la Zarzuela y de trasladarse “en estos momentos” fuera de España “ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada”, tal y como rezaba la carta que don Juan Carlos envió a su hijo, Felipe VI. Su esposa, la reina Sofía estaba en Mallorca, como cada verano, desde la semana anterior, pero no se le había visto fuera del palacio de Marivent como en otras ocasiones.

Sin embargo, la reina Sofía no tiene intención de esconderse y fue a última hora de la tarde de este miércoles el momento que escogió para mostrarse. Lo hizo vestida con ropa informal, con un pantalón blanco, zapatos planos, bolso en bandolera y uno de los caftanes a los que es tan aficionada cuando pasa un tiempo en la isla balear. Para su aparición, 48 horas después, del anuncio histórico del rey emérito, escogió un centro comercial. Allí realizó unas compras, acompañada de su hermana, Irene, y al abandonarlo saludó relajada a las cámaras, que captaban el momento. La reina emérita llevaba, como exige la actual situación causada por la pandemia, una mascarilla blanca, pero por su gesto se pudo adivinar tras ella una sosegada y profesional sonrisa.

Doña Sofía y su hermana regresaron al palacio de Marivent cada una en un coche oficial, que las esperaba a la salida del centro comercial. La reaparición de la reina emérita sucede sólo unas horas antes del que será el primer acto público de su hijo, Felipe VI, después del comunicado emitido por la Casa Real, ya que este jueves recibe en audiencia en el Palacio de la Zarzuela al ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillos.

La decisión de Juan Carlos I de abandonar La Zarzuela y trasladarse fuera de España para evitar que las informaciones sobre las investigaciones abiertas por sus cuentas en el extranjero dañen a la Monarquía no va a suponer ningún cambio en la situación de la reina Sofía. Así lo confirmaron a este diario fuentes cercanas a la Casa del Rey, quienes aseguran que la reina emérita mantendrá su residencia en el palacio de la Zarzuela y continuará con sus actividades institucionales así como con las labores de la fundación que lleva su nombre. La madre de Felipe VI queda al margen de los presuntos negocios en los que pudo participar su esposo.

En todo momento, doña Sofía ha contado con el respaldo de su hijo, que desde su llegada al trono hace ya seis años siempre ha dejado claro su deseo de que siga participando en algunas de las actividades de la Casa del Rey y en las fundaciones en las que ella tiene interés. El pasado 16 de julio, la reina Sofía se dejaba ver trabajando en su despacho en La Zarzuela, donde había presidido una reunión de la Fundación Reina Sofía. Una imagen que se producía en medio de la polémica de las cuentas privadas en Suiza del rey emérito y que buscaban poner algo de calma en la familia real.

Desde que comenzaron a publicarse las informaciones sobre el dinero que presuntamente recibió Juan Carlos I a modo de comisiones y sobre el que la Fiscalía estudia si existen indicios suficientes para abrir una causa contra él, no había casi noticias de los reyes eméritos. Don Juan Carlos y doña Sofía llevan distanciados en el plano sentimental desde hace varios años, si bien han mantenido su residencia en La Zarzuela usaban habitaciones separadas.

En esta ocasión, Doña Sofía ha vuelto a mostrarse tan profesional como siempre que los asuntos personales de su esposo han sido objeto de polémica. Lo demostró en 2012, por ejemplo, cuando don Juan Carlos sufrió el accidente de Botsuana mientras cazaba elefantes y tuvo que regresar de urgencia a España para ser operado. La reina emérita se encontraba entonces con sus hermanos en Grecia y volvió a Madrid. Sus visitas al hospital fueron estancias cortas y tensas pero posó de manera oficial ante la prensa intentando dar normalidad a lo que no lo tenía.

Este viernes el rey Felipe, la reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, se unirán a doña Sofía en el palacio de Marivent, en Palma. A partir del lunes su agenda será apretada, ya que se desplazarán al resto de islas para mantener contacto directo con los sectores sociales y económicos más afectados por las consecuencias económicas derivadas de la crisis sanitaria. Una serie de visitas que sustituirán a la recepción que Felipe y Letizia, acompañados de la reina Sofía, ofrecen cada año a miembros de la sociedad civil en el palacio de La Almudaina y que en esta ocasión se ha suspendido.

El rey mantendrá su agenda institucional y despachará con las principales autoridades de las islas en La Almudaina. Está previsto también que Felipe VI reciba al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el palacio de Marivent para tratar los temas de actualidad en el tradicional despacho de verano. Los Reyes y sus hijas suelen participar en dos posados para la prensa, uno normalmente en el palacio de Marivent y el otro en lugares relevantes de la geografía mallorquina. Y también se espera que, como en otras ocasiones, la familia real acuda junto a la reina emérita a algún acto cultural en el que se dejaran ver todos juntos.


Más información

Lo más visto en...

Top 50