Gente

El matrimonio discreto y solidario de Ryan Reynolds y Blake Lively

Los actores ocultaron que se habían convertido en padres por tercera vez, pero comparten en redes sociales sus cuantiosas donaciones

Ryan Reynolds y Blake Lively en un estreno en Nueva York, en 2019.
Ryan Reynolds y Blake Lively en un estreno en Nueva York, en 2019.PBG / EMPICS Entertainment / Cordon Press

Bromistas, alegres, exitosos, discretos y solidarios. Así se puede describir a Blake Lively y Ryan Reynolds. No son de esas parejas de Hollywood que esconden con excesivo hermetismo su vida, como sí sucede por ejemplo con Daniel Craig y Rachel Weisz. De hecho, son muy prolíficos en redes sociales y nunca han ocultado su relación, pero coinciden con el agente 007 y la protagonista de Ágora en lo que respecta a la privacidad de sus hijos.

El pasado mes de octubre trascendió que los actores que se conocieron durante el rodaje de la película Linterna verde se habían convertido en padres por tercera vez. Se sabía que Lively estaba embarazada, pues no pudo ocultar su estado cuando acompañó a su marido al estreno de Pokémon: Detective Pikachu, en mayo. Pero sí que lograron apartar de los focos que la intérprete había dado a luz en agosto.

Por el momento se desconoce el sexo y el nombre del bebé. Pocos días después de la bomba informativa que giró en torno al nuevo miembro de la familia, Lively y Reynolds decidieron compartir en las redes sociales un retrato de ambos junto a su nuevo hijo. Eso sí, sin mostrar su cara ni revelar más información. Muy a su estilo. La publicación en el perfil de Twitter del actor buscaba más destacar la importancia de la preservación del medio ambiente de cara a las elecciones federales de Canadá, celebradas el pasado mes de octubre. “Quiero que mis hijas vivan en el mismo patio de recreo natural en el que crecí”, escribió el intérprete sobre su país de origen.

Los actores también son padres de James, de cinco años, e Inez, de tres. “Si hay un momento en mi vida que me ha hecho madurar, ha sido tener hijos. Y a mi esposa, ¡ni te cuento!”, confesó el actor hace unos años a este periódico. A diferencia de otros famosos, no se han dedicado durante el confinamiento por la crisis del coronavirus a compartir enternecedores momentos familiares en las redes sociales para entretener a sus seguidores. La cuarentena les ha servido para explotar su faceta más solidaria. Esta semana han anunciado que han donado 200 mil dólares (más de 178 mil euros) para ayudar a las mujeres indígenas de Canadá. El dinero lo han destinado a una campaña llamada El Círculo de la Abundancia, organizada por una institución de la Universidad de San Francisco Javier, en Nueva Escocia, cuyo fin es el desarrollo emprendedor y el liderazgo de las participantes. “Estamos impresionados con las conversaciones que hemos tenido y el trabajo que hacen. Esperamos unirnos a ellas en este viaje”, han comentado ambos en un comunicado difundido por el centro universitario con el fin de encontrar más benefactores para alcanzar el millón de dólares.

La misma cantidad de dinero con la que los actores han colaborado en esta iniciativa la destinaron a principios de junio al Fondo de Defensa Legal de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color. En medio de las protestas en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd el pasado 25 de mayo a manos de la policía de Minneapolis, el matrimonio quiso aportar su granito de arena en esta causa y, como muchas otras celebridades, no se conformó con meras publicaciones en Twitter o Instagram, sino que realizó una cuantiosa donación para el movimiento Black Lives Matter.

View this post on Instagram

@naacp_ldf

A post shared by Ryan Reynolds (@vancityreynolds) on

“Es lo mínimo que podemos hacer para honrar no solo a George Floyd, Ahmaud Arbery, Breonna Taylor y Eric Garner, sino a todos los hombres y mujeres negros que fueron asesinados cuando no había ninguna cámara grabando”, publicaron ambos entonces en sus perfiles. Conscientes de lo privilegiados que son por ser blancos, su proyección mediática y su estatus económico, se mostraron arrepentidos por desconocer hasta el momento el problema tan grave que existe en Estados Unidos: “Nos da vergüenza reconocer que en el pasado nos permitiésemos estar desinformados sobre lo arraigado que está el racismo sistémico”. “Nunca hemos tenido que preocuparnos de preparar a nuestros hijos para que se enfrentasen a otras leyes o a lo que podría ocurrir si los arrastraran fuera de su coche. No sabemos lo que es experimentar eso día sí y día también”, a lo que añadieron: “Estamos comprometidos a criar a nuestros hijos para que nunca crezcan perpetuando este patrón terrible; de esta manera, harán todo lo posible para jamás infligir dolor a otro ser humano consciente o inconscientemente”.

Pero la pareja fue mucho más generosa con bancos de alimentos de Estados Unidos y Canadá al comienzo de la crisis de la covid-19. Donaron en total un millón de dólares (casi 893.000 euros) para ayudar a ancianos y familias con dificultades económicas. Una acción que nuevamente compartieron en sus perfiles con el fin de concienciar a sus seguidores sobre la importancia de permanecer en sus hogares y guardar cierta distancia con las personas para mitigar la propagación del virus.

Más información

Lo más visto en...

Top 50