La despedida para Álex Lequio que quería su madre

Este martes se celebra en Madrid un funeral organizado por los padres del joven fallecido el pasado mayo a causa de un cáncer

Ana Obregón, en la iglesia madrileña donde se oficiará este martes el funeral de su hijo, el pasado día 25.
Ana Obregón, en la iglesia madrileña donde se oficiará este martes el funeral de su hijo, el pasado día 25.Ángel Díaz Briñas / Europa Press

Álex Lequio murió el pasado 13 de mayo en Barcelona cuando las medidas de aislamiento contra la pandemia eran extremas. Ello impidió que el joven tuviera la despedida que su familia deseaba. Fue enterrado en el cementerio de Tres Cantos con la presencia de sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, y de su novia Carolina Monje tras un breve responso al que también acudieron las hermanas de la artista y María Palacios, esposa del conde. Este martes por fin Ana Obregón ha podido citar a toda la familia y amigos para darle a su hijo la despedida que ella quería. Será en la parroquia Nuestra Señora de la Moraleja a las 20.00 horas cuando se celebrará la misa funeral.

Obregón está retirada de la vida pública, refugiada en su casa con la compañía de sus hermanas y con las visitas del padre de su hijo. Juntos intentan mitigar el dolor por la pérdida. La actriz solo se comunica por las redes sociales. La última vez lo hizo coincidiendo con el que hubiera sido el 28º cumpleaños del joven, el pasado 23 de junio. “Hace 28 años de mi foto favorita a los pocos días de tu nacimiento. Llegaste la noche más mágica del año y me regalaste un significado para esta vida que hasta entonces no había encontrado. Tengo el honor de ser tu madre, de haberte visto crecer, jugar, estudiar, reír, superarte, madurar, trabajar, brillar, amar, dar, sufrir, llorar y luchar hasta el final como un gladiador. Tu película favorita”, escribe acompañando una preciosa fotografía en la que ella sostiene entre sus brazos a su bebé a los pocos días de nacer.

Y la actriz, que habla en presente de su hijo durante la primera parte de su texto, se sumerge en su actual realidad para continuar: “Me ha llenado de orgullo verte soplar durante 27 años las velas de tu tarta de cumpleaños. Hoy el cielo se iluminará con 28 velas inmensas como tú y al soplarlas estoy segura que escucharás el infinito aplauso de muchas personas que te quieren y otras que te admiran porque tus huellas han conseguido que todos seamos mejores personas. Muchas felicidades hijo mío. No sabes cómo duele no poder estar a tu lado y la eternidad de tu ausencia. Te quiero desde siempre y para siempre”. Un emotivo y desgarrador mensaje que Ana Obregón rubrica con un corazón partido y el hashtag #Alessforever#28. El primer mensaje nada más fallecer Álex era desolador: “Se apagó mi vida”, decía el escueto texto que acompañaba a una fotografía de madre e hijos juntos y sonrientes.

El conde Lequio ha retomado ya su trabajo en Mediaset. No ha hablado de su hijo y solo se ha limitado a dar las gracias por el apoyo recibido.

Alex Lequio comenzó su batalla contra el cáncer, una dolencia que empezó como un simple “tirón de espalda”, en marzo de 2018. El tratamiento para su tipo de enfermedad, que su madre calificó de modalidad rara, comenzó en el prestigioso Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, donde el joven permaneció siete meses. Desde entonces el hijo de Obregón y Lequio informó de su estado de salud a través de sus redes sociales y en algunas entrevistas. Barcelona fue la ciudad elegida para este último enfrentamiento con la enfermedad, ya que allí se encuentra el doctor José Baselga, que ya le trató en Estados Unidos.

Lo más visto en...

Top 50