Carreras

Los grandes sombreros de Ascot se lucirán este año desde casa

Las célebres carreras de caballos, que arrancan a mediados de junio a puerta cerrada, piden a sus seguidores que sigan su protocolo desde sus hogares y a que realicen donaciones solidarias por la pandemia

Un sombrero en Ascot.
Un sombrero en Ascot.Jonathan Brady / PA Wire/PA Images / Cordon Press

Sin prisa y con restricciones, las competiciones deportivas están volviendo a regresar en toda Europa. Los partidos de fútbol —que en España arrancan esta semana— por ahora serán sin público. Pero no solo regresan las ligas, sino también las pruebas de temporada, como es el caso de las carreras de caballos de Ascot.

La célebre competición inglesa tiene a los caballos como protagonistas, pero también a sus asistentes, de ahí su gran fama. Las pamelas, tocados, sombreros de copa y demás aparatajes la convierten cada año en una de las citas más fotografiadas de la sociedad británica. Sin embargo, este 2020 y por primera vez desde que se instauró en 1711 (y desde que adquirió la categoría de Real, en 1911) tendrá lugar a puerta cerrada, por lo que todo eso desaparecerá... o quizá no, si se cumple la petición que ha hecho la organización de la carrera.

Ascot ha iniciado una campaña a través de su web que ha llamado Styled With Thanks, algo como Con estilo dando las gracias, por la que “invita a seguidores de todo el planeta a vestirse y arreglarse, con sus sombreros, y formar parte de las Reales Carreras de Ascot desde sus casas”.

“Tanto si se trata de pamelas de señoras, de sombreros de copa para caballeros, de sombrero panamá, bajo o de cualquier otro tipo, sencillamente tómese una foto y compártala en las redes sociales usando las etiquetas #StyledWithThanks y #RoyalAscot", anima la web de la competición. De hecho, este año se ha unido al Consejo de la Moda Británico y varios diseñadores del país han creado sombreros que ya se pueden ver en redes sociales con ese hashtag.

Además, la cuestión va un paso más allá y tiene otras tres vertientes, además de la de no perder este año las coloridas fotos que ilustran cada año los diarios británicos durante esos cinco famosos días de junio. Por un lado, los participantes podrán ganar premios si sus fotos son las mejores. Por otro, todas las fotografías enviadas serán unidas con la forma de un enorme mosaico con forma de arcoíris —símbolo de esperanza contra la enfermedad— que quedará de forma permanente en las instalaciones del complejo de Ascot.

Por último, se incita a quienes participen a ayudar a los afectados por la covid-19. “Se anima a donar cinco libras (5,60 euros) a una campaña de recaudación de fondos, a compartir su foto y a correr la voz entre amigos para que hagan lo mismo, ayudando a compartir el mensaje de Styled With Thanks para reconocer a aquellos que trabajan en primera línea en la crisis global contra la covid-19”. Para no quedarse atrás, la organización ya ha donado 100.000 libras (unos 112.000 euros) que repartirá, junto a todo lo que logren acumular, entre cuatro fundaciones que luchan contra la pandemia.

Esta carrera comenzará el próximo martes, 16 de junio, y durará hasta el sábado 20, siendo especialmente destacado el miércoles 18, el llamado Día de las Damas. La competición podrá seguirse online, con siete carreras los cuatro primeros días y ocho en el último. Pero, por ahora, los premios han bajado hasta el 50% de lo habitual, al no haber público en las gradas.

El pasado marzo, Ascot ya anunció una nueva apuesta por la sostenibilidad tanto en trajes como en sombreros, recomendando en su guía de estilo que los asistentes llevaran trajes de segunda mano o los alquilaran. Además, se permitía a los hombres usar traje azul oscuro, más allá del negro y el gris, los únicos aceptados hasta el momento. En el año 2012, las carreras ya prohibieron los tocados, apostando únicamente por unas medidas establecidas de diámetro, y también dejó de ser posible llevar minifaldas y transparencias. En 2017, en cambio, se autorizaron los monos para las mujeres, siempre que fueran largos. Y en 2019 llegó el gran cambio, permitiendo que, si así lo querían, las féminas vistieran de esmoquin y los hombres con vestido. Lo importante, al fin y al cabo, era llevar un sombrero. 300 años después, eso sigue inamovible en Ascot.


Más información

Lo más visto en...

Top 50