_
_
_
_

Innovación a toda máquina

Las empresas del sector ferroviario se vuelcan en proyectos de I+D para aprovechar el impulso de los fondos UE a un transporte más limpio que el avión o el coche

Extra Infraestructuras 23/10/22
INDRA

Desde su creación en 2006, Adif, la empresa titular de la infraestructura ferroviaria en España, ha iniciado más de 150 proyectos de I+D+i en los casi 22.000 kilómetros de vías de tren que gestiona, incluidos los 3.762 kilómetros que pertenecen a la red de alta velocidad. En la actualidad, la firma pública que preside María Luisa Domínguez tiene activos 44 proyectos que afectan a sus raíles, como el “big data, la compu­tación en la nube o la inteligencia artificial para el mantenimiento predictivo de las infraestructuras; tecnología de fibra óptica para detectar irregularidades en el carril o rocas que puedan caer” e, incluso, “un nuevo sistema que informará al usuario de si puede o no cruzar las vías”, enumeran en Adif.

No solo en España: las vías de tren en toda Europa están en el foco de la innovación tecnológica. Un fenómeno que va a ir a más, al ser el tren un transporte limpio que la Comisión Europea quiere potenciar frente a la carretera. “El transporte del tren ha tenido un crecimiento sostenido muy grande en los últimos años”, explican portavoces de Plain Concepts, una multinacional española fundada hace 16 años con 450 empleados que aplica tecnologías como cloud computing, big data, inteligencia artificial o realidad aumentada y virtual sobre la infraestructura ferroviaria. “Se está apostando mucho por la alta velocidad, pero, en general, la mayoría de los trenes que hay en gran parte del mundo son antiguos. Por eso muchos países están haciendo grandes inversiones para modernizarlos”, afirman.

Si en 2008 los viajes aéreos representaban el 47% y los ferroviarios de larga distancia suponían el 53%, la cuota a favor del tren en 2019 era del 67%, frente al 33% del avión, según el último informe de movilidad del Ministerio de Transportes. Y, tras el desplome de los desplazamientos por la pandemia, se espera que se disparen este año con la liberalización y las últimas bonificaciones del Gobierno para combatir la inflación y la crisis energética.

Plain Concepts se ha adjudicado recientemente, junto a otras empresas del sector, un contrato de Adif para optimizar el mantenimiento de las vías a partir de aplicaciones de inteligencia artificial capaces de detectar problemas como el crecimiento descontrolado de la maleza o la vegetación. La firma confía en el potencial de los fondos europeos para transformar los raíles.

Una opinión que comparte Juan March, director global de transporte ferroviario en la división de movilidad de Indra. “Next Generation EU es una excelente oportunidad que no podemos desaprovechar para impulsar la aplicación de las nuevas tecnologías vinculadas a soluciones más seguras, eficientes y sostenibles, con menores costes de inversión, explotación y mantenimiento. En España tenemos grandes ingenieros y debemos aprovechar esos fondos para construir valor y generar conocimiento”, sostiene.

“La tecnología ha estado siempre presente en nuestra trayectoria desde hace más de medio siglo”, proclama Montserrat Álvarez, directora de negocio nacional ferroviario de la ingeniería pública Ineco. Álvarez destaca la labor de su empresa en proyectos como el sistema comunitario de gestión del tráfico ferroviario, conocido como ERMTS, pero también apunta al futuro y menciona el “uso de drones para inspeccionar las vías o las múltiples aplicaciones de las tecnologías digitales, que van desde estaciones inteligentes hasta avances en ciberseguridad ferroviaria”.

“En Ineco tenemos dos vías principales de innovación”, señala Álvarez, “una denominada intraemprendimiento, en la que a partir de las ideas de nuestros trabajadores desarrollamos soluciones íntegras, y, por otro lado, proyectos en colaboración con otras entidades o instituciones”.

Señales en la nube

En este sentido, Ineco ha anunciado este mes de septiembre la puesta en marcha del dispositivo de inspección gráfica de aparatos y vía (DIGAV), un desarrollo que aplica técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje automático mediante algoritmos específicos para identificar cualquier daño o defecto en la superestructura: carril, sujeciones, traviesas y balasto.

También en septiembre, Siemens ha presentado en InnoTrans —la feria de transporte más grande del mundo que se celebra en Berlín— un proyecto en colaboración con Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya para activar “el primer enclavamiento digital en la nube del suroeste de Europa”, que se plasmará en la estación barcelonesa de Sant Boi de Llobregat. Se trata de un sistema que permite a los operadores de tren (como Renfe o las compañías privadas) alojar un sistema de señalización en la nube, lo que a la larga produce más ahorro de costes y energía, o un aumento de la capacidad de la propia infraestructura, entre otros beneficios.

Agustín Escobar, CEO de Siemens Mobility en España y en la región suroeste de Europa, destaca que los proyectos de esta firma “son implementados tanto a nivel nacional como internacional en los más de 20 países en los que estamos presentes”. “Trabajamos con el objetivo de hacer del ferrocarril el eje vertebrador de una movilidad más sostenible e inclusiva que ponga al usuario en el centro”, agrega.

En Estonia, Indra trabaja en un sistema de gestión integrado inspirado en la solución Mova Traffic desarrollado por la ingeniería que permite “incrementar la puntualidad, mejorar la información al viajero, controlar más eficazmente las incidencias y, en definitiva, ofrecer un mejor servicio al viajero”, asegura Juan March. La firma española opera en torno a 30.000 kilómetros de vías ferroviarias en países como Australia, Holanda, Irlanda, Lituania, Arabia Saudí, México, Colombia, Argentina, India o Malasia, además de España o el resto de los países bálticos (Letonia y Lituania).

Fomento del hidrógeno verde

A pesar del grado de innovación que promueven las empresas españolas dentro y fuera del país, portavoces de Plain Concepts creen que hay mucho margen de mejora. “A corta y media distancia, el futuro es el tren. El avión ya solo tiene sentido para largas distancias. Sin embargo, los trenes no se están gestionando como se debería: por ejemplo, al no haber una localización en tiempo real de dónde están los trenes como se tiene de los aviones, no existe un sistema de comunicación que avise en tiempo real en qué punto están… En el sector deberíamos comprender cómo utilizar las nuevas tecnologías para relanzar tanto la productividad como la experiencia del usuario”, explican.

Además de reforzar aspectos como el mantenimiento de las vías o la seguridad, el I+D+i sobre la infraestructura ferroviaria tiene un fuerte componente medioambiental. Desde Adif indican que uno de los focos de la innovación busca “fomentar el hidrógeno verde como nuevo vector energético en el ferrocarril español”, “descarbonizar la red”, implantar “la red eléctrica ferroviaria inteligente” o construir “infraestructuras sostenibles en materia de ruido y residuos con bajo nivel de emisiones”.

El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, Pedro Fernández-Alén, sintetiza así los progresos de las firmas nacionales en el mundo del tren: “Las empresas ferroviarias en España son un ejemplo más de la robustez del I+D+i nacional en todos los campos de la construcción, un sector en el que somos líderes mundiales”.



Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_