El acusado de matar a su mujer en Bilbao en 2018 admite en el juicio que la asesinó

La Fiscalía solicita 40 años de cárcel para Bara N. por acabar con la vida de su pareja, Maguette Mbeugou

Concentración en Bilbao contra el asesinato de Maguette Mbeugou.
Concentración en Bilbao contra el asesinato de Maguette Mbeugou.J.Z. (EFE)

Bara N., el acusado de asesinar a su mujer, Maguette Mbeugou, en su vivienda de la calle Ollerías de Bilbao en septiembre de 2018, ha admitido este lunes en el juicio que la asesinó. La mujer, senegalesa de 25 años, dejó huérfanas a sus dos hijas pequeñas, de dos y cuatro años. La Fiscalía, familia de la víctima y las acusaciones particulares, Diputación de Bizkaia y Ayuntamiento de Bilbao, solicitan para el asesino confeso hasta 40 años de prisión, mientras que su defensa pide una pena de ocho años.

En la primera sesión del juicio, el marido de la víctima ha admitido que fue él que asesinó a Maguette, si bien, tal y como ha alegado, en el momento de producirse las agresiones, la víctima se sentó encima del acusado mientras dormía portando un cuchillo. No obstante, no ha querido relatar cómo se produjeron los 83 cortes que portaba la víctima, según el informe de la autopsia, así como el que acabó con la vida de la víctima, al alegar en numerosas ocasiones una dificultad para exponer lo que ocurrió.

Por otra parte, a preguntas del Ministerio Fiscal e indagando en los otros dos delitos de los que se le acusa, el marido de la víctima ha querido recalcar que, si bien es cierto que Maguette le acusó en diciembre de 2017 de malos tratos, “nunca oyó de su boca que se quería divorciar”. En lo referente al abandono de las hijas, de dos y cuatro años de edad en el momento en que se produjeron los hechos, el procesado ha subrayado que no abandonó a sus hijas: “Las niñas estaban durmiendo cuando me marché de casa. Bajé la persiana de la sala en donde estaba Maguette, cerré todas las ventanas y encendí todas las luces para que las niñas vieran algo y no se asustaran”. Asimismo, ha asegurado que les dejó comida y agua y que no las dejó semidesnudas, tal y como sostiene la Fiscalía.

MÁS INFORMACIÓN
“Maguette dio la vida por no separar a sus hijas”
La Ertzaintza detiene al marido de una mujer degollada en Bilbao

El marido de la víctima fue detenido en el municipio guipuzcoano de Mutriku, situado a más de 70 kilómetros de Bilbao. En este aspecto, el acusado ha declarado: “Cuando me marcho de casa sabía que Maguette estaba muerta. La bolsa que tiré era la basura habitual. Y la otra eran los cuchillos, las sábanas y todo lo que tenía sangre. No sabía qué hacer. Cogí un autobús a Mutriku y es allí donde llamo a un amigo para que vaya a la casa”. Es precisamente esto último a lo que se ha referido la defensa del acusado, minutos antes de que produjera declaración: “Cuando llega a Mutriku lo primero que hace es llamar a un amigo para que vaya a ver como están las niñas. Y antes de todo ello, tiró los cuchillos para que no se cortaran. No maltrató. Lo que él cuenta fue lo que pasó. Solamente pido que se le juzgue por lo que le corresponde, ha expuesto la letrada dirigiéndose al jurado popular.

Por su parte, la letrada representante de la familia se ha referido a las pruebas existentes en torno a lo sucedido: “No se puede condenar a nadie en el estado español sin pruebas. Respetar los derechos que tiene el acusado es nuestro deber. Estuvo callado durante mucho tiempo porque buscaba explicación para unos hechos inexplicables. Les pedimos que intenten construir la verdad de lo sucedido”. El juicio oral se alargará hasta el próximo lunes, día en el que se tomará declaración a los primeros testigos. Los dos días siguientes servirán para recoger los testimonios de agentes de la Ertzaintza que se encargaron del caso para que, posteriormente, sea el turno de los forenses para que detallen en qué estado se encontraba el cuerpo de Maguette en el momento de la autopsia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Fracaso de la Justicia”

El caso de Maguette suscitó una serie de repulsas por parte de la sociedad vasca cuando se conoció que la víctima ya había denunciado al autor por malos tratos con anterioridad a los hechos acontecidos. De igual manera, quedó patente que Maguette no recibió al apoyo que necesitaba en esos momentos, después de que otra magistrada absolviera al acusado del delito de amenazas de muerte “por falta de prueba suficiente” que acreditara las amenazas continuadas en el ámbito familiar. El día después del asesinato a manos de su pareja, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, pidió perdón públicamente por lo que consideraba “un fracaso de la Justicia en mayúsculas”. Igualmente, tuvo lugar una concentración de condena en los alrededores del Ayuntamiento de Bilbao que reunió a representantes de todas las instituciones, junto a varios cientos de personas.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es. También se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600 000 016 y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10.











Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS