_
_
_
_
_

Reabre la UCI pediátrica de La Paz tras el tercer y definitivo cese del jefe de servicio

La Consejería de Sanidad confirma que seis médicos de la antigua plantilla vuelven a trabajar a la unidad, aunque no da detalles sobre el futuro responsable del equipo

Una concentración silenciosa, el pasado 22 de enero,  en protesta por el "cierre técnico" de la UCI pediátrica del Hospital La Paz de Madrid  por las renuncias de facultativos tras la reincorporación, por decisión judicial, del jefe de servicio.
Una concentración silenciosa, el pasado 22 de enero, en protesta por el "cierre técnico" de la UCI pediátrica del Hospital La Paz de Madrid por las renuncias de facultativos tras la reincorporación, por decisión judicial, del jefe de servicio.Rodrigo Jimenez (EFE)

La UCI pediátrica del Hospital Universitario La Paz ha comenzado la vuelta a la normalidad. Este lunes, parte de la plantilla de médicos ha regresado a la unidad de cuidados intensivos, que llevaba cerrada de facto desde el 17 de enero, cuando todos los facultativos se dieron de baja tras la vuelta del jefe de servicio acusado de acoso laboral por varios miembros de su equipo en 2020. Se cierra, así una larga historia de idas y venidas del jefe, relegado de su cargo dos veces y readmitido ambas. Fue apartado del puesto de forma definitiva este viernes, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) desestimara el último recurso del doctor, donde alegaba que su cese no era procedente. En la sentencia el tribunal señala que sí que lo fue.

La Consejería de Sanidad ha celebrado la reincorporación de seis profesionales a la UCI pediátrica que, en condiciones normales, operaba con entre 11 y 12 médicos. “Ya con los profesionales incorporados, podemos decir que volvemos prácticamente a la normalidad. Yo creo que esta semana ya va a estar al 100%”, ha dicho este lunes la consejera Fátima Matute, que ha agradecido el apoyo de todos los profesionales sanitarios de La Paz que, desde el “cierre técnico” de la UCI, prestaron el servicio “con el resto de unidades que estaban en ese hospital y en el resto de los hospitales del Sermas”.

Varios facultativos de la UCI pediátrica confirman que, de momento, son 4 los médicos trabajando y uno de ellos está ejerciendo de jefe en funciones. CC OO detalla que se trata de tres facultativos a jornada completa más un médico que estaba a media jornada antes del cierre de la unidad. Todos los médicos que ha mencionado la Consejería de Sanidad son de la plantilla que se había dado de baja en las últimas semanas. De acuerdo con CC OO, en la UCI ya hay tres pacientes y se espera la llegada de un cuarto.

Sobre el futuro jefe o jefa de servicio, la Consejería aún no ha dado detalles. El sindicato sanitario Amyts, por su parte, indica que la UCI pediátrica “funcionará con un jefe interino designado por la dirección hasta que se convoque de nuevo la plaza por el procedimiento habitual”. Por el momento, cuenta una de las médicos que renunció a su puesto, se han reincorporado aquellos que pidieron la baja y son más veteranos en la unidad, y el resto espera ir haciéndolo poco a poco. La profesional explica que “al no haber bolsa de empleo”, como ocurre con enfermería, “no hay penalización” por haberse ido en enero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La UCI pediátrica de La Paz es un referente en España, de ahí que la crisis de mediados de enero desatara una serie de manifestaciones en la explanada del hospital exigiendo el cese definitivo del jefe de servicios. La Paz es el único centro de la Comunidad de Madrid que realiza todo tipo de trasplantes pediátricos y es también centro sanitario de referencia nacional (CSUR) para numerosas patologías. Es decir, la UCI recibía pacientes de todo el territorio que no podían ser atendidos en otros lugares por el alto grado de complejidad de los procedimientos.

Por eso, la Comunidad de Madrid puso en marcha a sus servicios jurídicos para recurrir el auto que había obligado a readmitir al jefe de servicio. La decisión del TSJM se dio a conocer el viernes 2 de febrero y se reafirmó el 9 de febrero con la publicación del auto de cese. La Consejera de Sanidad ha destacado este lunes que “al final” la justicia le ha dado la razón a la Comunidad de Madrid.

En el auto de cese definitivo, se indica que la ejecución provisional de la sentencia ―es decir, la readmisión temporal del jefe de servicio— acarreaba perjuicios que “no se limitaban a los intereses privados de los facultativos que integran la UCI pediátrica del hospital”, sino a “los especialmente relevantes, que afectan al interés público, dado el servicio asistencial que se presta en esa UCI”. “En definitiva, no nos cabe duda de que la ejecución provisional de la sentencia era susceptible de producir perjuicios irreparables o de imposible reparación; ante la más que probable reanudación del conflicto que provocaría la vuelta del recurrente a la jefatura de la unidad, cuyo funcionamiento podía resentirse”, concluye el texto judicial.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_