Ayuso acusa a la izquierda de “incendiar” Madrid y de usar la sanidad para llegar al poder “con juego sucio”

La líder regional vincula las huelgas de los profesionales y las protestas de los ciudadanos con las elecciones de mayo, dice que la región “es una pieza a batir” y acusa a Sánchez de “desmembrar España”

La presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este lunes en el Club Siglo XXI de Madrid.Foto: ÁLVARO GARCÍA | Vídeo: Europa Press

La manifestación en defensa de la sanidad pública, que el domingo reunió a 200.000 personas en las calles de la capital de España, es un tema aparentemente secundario para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. ETA, la caída del muro de Berlín o sus acusaciones al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ―que ”busca desmembrar España como Nación [e] instaurar en España una República Federal Laica de facto”, dice― aparecen antes que esa movilización ciudadana en el discurso que ha pronunciado este lunes la líder conservadora en el Club Siglo XXI. Pero las más de 100 personas congregadas para escucharla esperaban esa referencia. Y cuando llega el momento, Ayuso mantiene su táctica de obviar cualquier responsabilidad en una crisis que ha provocado dos huelgas indefinidas de médicos: acusar a la izquierda de “incendiar” la capital para llegar al poder “a través de la confusión, la agitación y el juego sucio”; e intentar enfrentar a Mónica García (Más Madrid) y Juan Lobato (PSOE) al reducir la movilización del domingo a un pulso para decidir “un nuevo liderazgo de ultraizquierda en la Comunidad”.

A primera hora de este lunes, con Madrid atascada por la huelga de transportistas y la lluvia, Ayuso se abre camino entre un torrente de admiradores y cámaras. Es un éxito de convocatoria, pues se llena a rebosar un inmenso salón de actos en el hotel NH Eurobuilding. Y la presidenta regional no defrauda a sus seguidores. “Sostengo que Sánchez y sus socios, más allá de mantenerse a toda costa en el poder, siguen una estrategia que busca desmembrar España como nación [e] instaurar en España, al margen de los mecanismos constitucionales, una República Federal Laica de facto”, dice. Y acusa: “Madrid es una pieza esencial a batir, una vez que saben que no la consiguen ganar en las urnas. Por eso se la persigue como capital, se la denigra e incendia a toda costa”.

Esa acusación con el peso de una bomba nuclear no genera el más mínimo murmullo entre los espectadores, quizá acostumbrados a las hipérboles de la presidenta regional, que ha llegado a ese punto dejando duras críticas contra el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero ―”es difícil exagerar el daño que este hombre le ha hecho a España, Hispanoamérica y el Estado de derecho”, dice― o los independentistas ―”los une el afán de destruir la nación española”, acusa―. Y entonces, sí, llega el momento de que Ayuso se refiera a un asunto de su competencia, la crisis sanitaria de Madrid. Y de nuevo, como en los últimos días, la líder conservadora evita el problema laboral que ha llevado a los médicos a la huelga para transformar el asunto en un conflicto político.

“Cuando desde el activismo de izquierdas tratan de confundir a la opinión pública diciendo que un Centro Sanitario 24 horas debe funcionar como un pequeño hospital; o cuando meten miedo diciendo que la videoconferencia sustituye a un médico en Urgencias, hacen eslóganes desde la falsedad”, defiende la presidenta de la Comunidad de Madrid. “La izquierda, en lugar de buscar soluciones a través del acuerdo y la negociación, en lugar de pedir un pacto nacional para solucionar la falta de médicos que afecta a toda España, que es el problema real, el verdadero asunto, ha optado por politizar las dificultades”, afirma.

“Esa es la estrategia desestabilizadora de una izquierda irresponsable que busca desesperadamente aferrarse al poder o llegar a él, como es el caso de Madrid, a través de la confusión, la agitación y el juego sucio”, añade. Y remata: “Madrid es una pieza esencial a batir, una vez que saben que no la consiguen ganar en las urnas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Ayuso, en el desayuno informativo de este lunes en Madrid.
Ayuso, en el desayuno informativo de este lunes en Madrid.Álvaro García

El Gobierno de Madrid sabe que las posibilidades de llegar en estos momentos a un acuerdo con los sindicatos son pocas: los trabajadores se han visto reforzados por la manifestación que colapsó el domingo el centro de la capital. Sin embargo, los estrategas gubernamentales también ven en el conflicto una posibilidad política. Durante los dos últimos años, el PP de Madrid ha trabajado para convertir a Mónica García, líder de Más Madrid, en la némesis de Ayuso. Esa apuesta busca alentar el miedo a su posible llegada al poder para movilizar al voto conservador en las próximas elecciones. Hasta ahora, el PP no había considerado posible aplicar la misma receta con Juan Lobato, el líder del PSOE, que ha enviado una veintena de cartas a la presidenta ofreciéndole pactos y soluciones; que se ha ofrecido para negociar los Presupuestos en lugar de Vox y que tiene un estilo propositivo que huye de la confrontación. Hasta ahora. En la manifestación, piensa Ayuso, está la oportunidad de radicalizar la percepción de Lobato.

“Lo que está claro es que Sánchez, ya que no va a poder gobernar la Comunidad de Madrid y que el proyecto socialista en Madrid está hundido, ha decidido entregárselo a la ultraizquierda, como ha hecho a nivel nacional”, ha dicho la líder conservadora. “Las bases socialistas dedicaron todo el día del domingo para ir a una manifestación que han entregado a Más Madrid. Han permitido que la ultraizquierda, a la desesperada, sea directamente quien gestiona el liderazgo en la Comunidad”, ha seguido. “Va a ser muy difícil para los alcaldes socialistas de Madrid explicar lo que está ocurriendo con el delito de sedición”.

Un ejemplo de que todo lo que ocurre ahora mismo en la región se interpreta en clave electoral. También la crisis de la sanidad autonómica.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS