_
_
_
_

Ayuso evita asumir responsabilidades por la huelga de médicos y culpa a Mónica García: “Quiere reventar la sanidad madrileña”

La líder de la oposición rebate que el Gobierno regional está incapacitado para hacer frente a la crisis y solo sabe responder con insultos y bulos

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, llegaba a la Catedral de La Almudena para asistir a la misa en honor de la patrona de la ciudad, este miércoles.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, llegaba a la Catedral de La Almudena para asistir a la misa en honor de la patrona de la ciudad, este miércoles.Samuel Sánchez
Juan José Mateo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha evitado este miércoles asumir cualquier responsabilidad por la huelga de médicos de Atención Primaria de la región, o el caos en la reapertura de las urgencias extrahospitalarias, y ha culpado de los paros profesionales a la líder de la oposición, Mónica García. “La líder de Más Madrid, con su sindicato Amyts, lo que quiere hacer es reventar el sistema público y la sanidad madrileña”, ha dicho la líder conservadora antes de la celebración de la misa en honor de la Virgen de la Almudena. La afirmación, que intenta convertir un problema laboral en un problema político, ha causado indignación en su rival. “Cada día que pasa asistimos a un mayor deterioro de la sanidad en Madrid, a una mayor chapuza, y una buena muestra de ello es que el Gobierno de Ayuso está desorientado e incapacitado para hacer frente a esta crisis. Ayuso ha entrado en bucle del que no sabe salir si no es a través de los insultos y los bulos”, ha respondido la líder de la oposición. “Haría bien en dedicar la mitad de energía que dedica a insultarme a intentar resolver el jaleo que ha provocado”.

La misa de la Virgen de la Almudena se ha celebrado bajo una fina lluvia que calaba Madrid. El goteo era casi una metáfora de la cascada de quejas de los profesionales sanitarios. Son continuas. Incesantes. Si los médicos de las urgencias de los centros de salud llevan en huelga desde el lunes, el martes se anunció que los de Atención Primaria y Pediatría harán lo mismo a partir del día 21, y también de forma indefinida. Tras dos años en la primera línea de la lucha contra el coronavirus, los profesionales protestan por la falta de medios, los horarios extenuantes, y unas condiciones laborales que los obligan a tener unas agendas de pacientes inmanejables. Nada de eso, sin embargo, parece existir para Ayuso cuando habla con la catedral de la capital y el Palacio Real como telón de fondo.

“Hay dos circunstancias que son diferentes”, opina. “Por un lado, están los médicos que están en su perfecto derecho a reclamar mejoras laborales, y otro, que es lo que está aquí sucediendo, que es única y exclusivamente una batalla política”, argumenta. “Mi oposición está a la desesperada”, afirma, intentando vincular las protestas profesionales con la buena marcha del PP de Madrid en todas las encuestas. “Ayer [por el martes] vimos cómo la ministra de Sanidad utilizaba hasta gráficos en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, usando los medios de todos los españoles para hacer propaganda contra la Comunidad de Madrid. O cómo la líder de Más Madrid, que es quien está detrás instigando todas estas huelgas con sus sindicatos, llama a estallar directamente el sistema público”, ejemplifica. Y remata: “La líder de Más Madrid, con su sindicato Amyts, lo que quiere hacer es reventar el sistema público y la sanidad madrileña”.

Esa afirmación, o la defensa de que haya 34 centros de urgencias extrahospitalarias sin médico ―”para una picadura de avispa a lo mejor no hace falta que estén presentes médico, celador y enfermera”, dice Ayuso―, deja asombrados a muchos de los políticos asistentes. Que todas las encuestas reflejen que Ayuso está al borde de la mayoría absoluta es compatible con que su Gobierno empiece a acumular un problema tras otro. Con los médicos. Con los taxistas. Con los profesores. Y hay quien no lo olvida.

“Lo que pasa en Madrid es que todo es culpa de alguien menos de Ayuso”, ha ironizado Juan Lobato, el líder de los socialistas en la región, mientras se le pregunta una y otra vez sobre quién será el candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid. “Es culpa de los taxistas, de los profesores, de los médicos, de los jóvenes que son unos vagos, de los mayores que se quejan de las residencias… ¡Ya está bien!”, se ha quejado. “Esto es fruto de las decisiones que ha tomado Ayuso durante estos años, ojalá que rectifique”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Chapuza y negligente”

“La telemedicina es una herramienta al servicio de los profesionales, pero en ningún caso puede sustituir a esos profesionales”, ha alertado García, líder de Más Madrid y anestesista, sobre los centros de urgencias en los que la Comunidad quiere sustituir temporalmente a los médicos presenciales por consultas telemáticas. “Lo que propone Ayuso es que los médicos de un centro de urgencias atiendan a la vez a sus pacientes y por videoconferencia a los de otro centro sin médicos”, ha seguido. “Esto todo el mundo entiende que es una chapuza, y negligente”.

“Lo que no faltan son los insultos de Ayuso a los ciudadanos”, lamentó ya el martes Carolina Alonso, de Unidas Podemos. “La reapertura de las urgencias de Atención Primaria se ha demostrado una chapuza histórica”, añadió. “Está siendo un caos y un fracaso. Falta voluntad política para reconstruir la sanidad pública madrileña”.

Hace un año, Ayuso acudió a la misma ceremonia rodeada por preguntas sobre la guerra civil que empezaba a abrir en canal el PP: por aquellos días, la presidenta regional, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, luchaban por controlar el partido en la región. 12 meses después, se mantiene la constante: cerrado aquel capítulo con su victoria, la líder conservadora sigue abonada a la polémica.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Juan José Mateo
Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_