Tijeretazo para los bomberos de Madrid: se quedan sin furgonetas 4x4 y sin vehículos ecológicos

La partida destinada a los vehículos ligeros de ‘renting’ se ve recortada dos veces, por lo que desaparecen aquellos que por sus características consiguieron llegar a los siniestros en el temporal Filomena

Varios bomberos junto a una de las furgonetas 4x4 durante el temporal Filomena, en enero.
Varios bomberos junto a una de las furgonetas 4x4 durante el temporal Filomena, en enero.Victor Sainz

Ante las catástrofes, menos recursos. Los bomberos de Madrid han puesto el grito en el cielo por una razón práctica: los recortes en una partida han provocado que los vehículos que a principios de este año salvaron los servicios mínimos en el peor temporal del siglo, se sustituyen por otros menos equipados que no podrán llegar a zonas más inaccesibles. Nadie entiende nada. A principios de noviembre pasado empezaron a llegar las furgonetas a los parques de bomberos de Madrid porque las que habían tenido durante los últimos cinco años eran de renting y el contrato había vencido. Las que sustituyen a las antiguas -denominados vehículos ligeros con tracción a las cuatro ruedas que se utilizaban hasta ahora para trasladar tanto material como personas en determinados siniestros- son ahora con tracción a dos ruedas, por lo que los bomberos estarán más limitados para llegar a determinados terrenos. “En (el temporal) Filomena esos vehículos nos salvaron a todos porque los camiones se quedaban varados y gracias los 4x4 pudimos hacer nuestro trabajo”, denuncia David Gómez, bombero y representante sindical de CC OO.

El Ayuntamiento admite el cambio y lo justifica con que la decisión se tomó el año pasado, antes de que Madrid quedara sepultada de nieve por el temporal: “Es un contrato que echó a rodar mucho antes de Filomena”. “De hecho, se aprobó en junta de gobierno en noviembre de 2020. Retirarlo tras Filomena hubiera supuesto la suspensión del mismo y la retirada de todo el expediente para comenzar otro nuevo. Eso hubiera dejado sin vehículos a la jefatura del cuerpo, ya que el anterior contrato no podía prorrogarse y no hubiera dado tiempo a sacar otro a tiempo”, justifican fuentes del Consistorio.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid no solo se quejan de que les han retirado todas las furgonetas 4x4 por otras con tracción a dos ruedas, sino que además ninguno de los nuevos vehículos incorporados al operativo son de los denominados Cero emisiones o ECO. Lo peor de todo, dicen desde CC OO, es que el anterior contrato de renting de los vehículos ligeros del Cuerpo de bomberos finalizaba en 2020 y ya se había planificado la renovación de estos vehículos por 65 nuevos, y en esta ocasión iban a ser híbridos además de renovar las furgonetas 4x4. Pero el tijeratazo afectó directamente a su partida. Según los datos internos a los que ha tenido acceso este periódico, el presupuesto sufrió dos recortes seguidos y los planes tuvieron que cambiar. De los 7,3 millones euros iniciales, se pasó después a los 7,1 millones y, finalmente, a los 6,1 millones. Por tanto, nada de coches ecológicos y, lo que a los bomberos más les indigna, se acabaron los 4x4. “Si hay un imprevisto como el de Filomena nos quedamos con las manos atadas. Es un despropósito y una temeridad”, lamenta.

Estos vehículos ligeros son los que más kilómetros hacen de la flota del cuerpo de Bomberos, según fuentes internas, ya que entre otras funciones se utilizan para la distribución diaria del personal, traslado de materiales y equipos. Por eso el sindicato explica que debían apostar por vehículos cero emisiones o ECO y no los más contaminantes de diésel y gasolina. “La consecuencia directa de estos recortes es que ninguno de los nuevos vehículos para bomberos cumple con la política Municipal de movilidad sostenible para la flota del Ayuntamiento de Madrid, yendo en contra de los planes municipales de sostenibilidad ambiental para la ciudad de Madrid”.

El Ayuntamiento de Madrid ha destinado 110 millones de euros para fomentar la movilidad sostenible con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes de la ciudad, por eso mismo los bomberos no entienden que sus vehículos, que realizan tantos kilómetros, sufran el recorte del presupuesto para la reposición que tocaba hacer ahora con la clasificación CERO o ECO.

Durante la nevada con la borrasca Filomena, las furgonetas Mercedes Vito 4x4 de bomberos fueron el recurso mayoritario como vehículo de emergencias para atender la mayoría de las intervenciones. Los camiones patinaban y muchos no pudieron recorrer más de dos metros porque no tenían ni cadenas para la nieve. Varados, las furgonetas con la tracción 4x4 fueron la salvación ante el bloqueo del resto de vehículos pesados de la flota de bomberos. Esas furgonetas también fueron clave en los días sucesivos, cuando la capital estaba sumida en el caos, con las calles cortadas por culpa de lo que la oposición en bloque consideró una pésima gestión de los gobernantes y del Director General de Emergencias, responsable del Plan de Emergencias Invernales del Ayuntamiento de Madrid, que ignoraron la falta de medios tanto técnicos como humanos para poder hacer frente a la borrasca.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Los bomberos empujan un vehículo atascado en la M30 de Madrid, durante la fuerte nevada causada por la borrasca Filomena.
Los bomberos empujan un vehículo atascado en la M30 de Madrid, durante la fuerte nevada causada por la borrasca Filomena.OSCAR DEL POZO (AFP)

“¿Qué ocurrirá si se repite otra Filomena y los bomberos no disponemos de vehículos 4x4 como teníamos antes?”, se queja un bombero conductor que trabajó durante la borrasca y que atendió a “innumerables avisos”. “Además, no solo las utilizamos en casos como ese, que pasa una vez cada mucho tiempo. Por ejemplo para entrar en la Cañada Real cuando llueve las necesitamos, porque el acceso es muy complicado. O cuando tenemos que acudir a sitios donde los camiones no entran y las condiciones no son óptimas”, insiste Gómez.

El Ayuntamiento admite que solo los vehículos ligeros que emplea la jefatura (unos 10 o 12) tienen esas características, pero que los altos mandos consideran que “la operatividad de los bomberos no se ve afectada”. Nada que ver con lo que dicen quienes se encargan de atender a las llamadas de auxilio. “Hay 12 parques de bomberos en Madrid y recibimos decenas de llamadas al día. Si cogemos esos coches destinados a los jefes, ¿cómo se van a desplazar ellos? Por supuesto que no van a estar operativos”, dice Gómez. “Vamos a perder operatividad y vamos a poner en riesgo a la ciudadanía. Cuando la delegada del área de seguridad y emergencias informó el 19 de noviembre de 2020 de que se había autorizado el contrato de suministro en régimen de alquiler con opción a compra se le olvidó mencionar que ninguno de vehículos sería ecológico y que se habían recortado dos veces el presupuesto, afectando gravemente a la operatividad del servicio”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Berta Ferrero

Especializada en temas sociales en la sección de Madrid, hace especial hincapié en Educación o Medio Ambiente. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU (Valencia) y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS