Tercera semana de agosto: el Madrid más desierto del verano

El ‘big data’ muestra que los primeros días tras el ecuador del mes son los más tranquilos del período estival en la capital

Una mujer este miércoles a las 12:00 en la calle de Postas, entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor de Madrid.
Una mujer este miércoles a las 12:00 en la calle de Postas, entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor de Madrid.KIKE PARA

Los madrileños castigados sin vacaciones en agosto tienen esta semana un pequeño consuelo: estos días hay más asientos libres en el Metro, más máquinas disponibles en el gym y más mesas en restaurantes donde suele haber colas para reservar. Todos sabemos que la capital es un erial todo este mes, pero gracias a las fuentes de datos cada vez más detalladas sobre consumo y movilidad tenemos una foto más detallada: la tercera semana de agosto es la más tranquila en la gran ciudad de todo el verano, el momento en que más claramente se invierten los papeles y Madrid se convierte en la España vaciada.

El número de pasajeros en el Metro este lunes 16 de agosto (826.819) y martes 17 (861.081) ha caído con respecto a la segunda semana del mes: lunes 9 (871.176) y martes 10 (911.561). Nos encontramos en el valle del verano, como ha pasado otros años. El mínimo de pasajeros se produce en la semana que contiene los primeros días tras el ecuador del mes. En 2019, esto sucedió en la semana que iba del día 12 al 18; en 2020, en la semana del 17 al 23.

El tráfico rodado también es el más bajo del verano en la tercera semana de agosto, según el Ayuntamiento. La circulación en hora punta (6:00 a 10:00) era este martes un 18,6% menor a un martes tipo. Hubo cero accidentes en la M-30 cuando lo normal en un martes tipo es que haya seis.

El bajón también se observa en el consumo. El 21 de agosto ha sido el día más negro del verano para los comerciantes madrileños tanto en 2018 (martes) como en 2019 (miércoles), según BBVA, que recoge datos de pago con tarjeta en los negocios de la Comunidad. El gasto presencial esos días fue un 38% y un 40% menor a la media de sus respetivos años.

También los centros comerciales de Madrid reciben menos afluencia de visitantes según la consultora Cad&Lan, que mide el tráfico de peatones en la entrada de 120 grandes almacenes de España. Entre 2017 y 2020, las visitas han caído de media un 3.1% en la tercera semana del mes con respecto a la anterior.

Tradicionalmente agosto ha sido el mes de vacaciones preferido por los madrileños, una ciudad donde viven muchos funcionarios con derecho a un mes de descanso pagado. Una razón climatológica podría explicar la popularidad de agosto y es que las aguas del Mediterráneo alcanzan su pico máximo en este mes.

El vacío en los días posteriores al ecuador del mes puede deberse al calendario de fiestas populares, una razón que aventura Héctor Coronel, el director de Turismo del Ayuntamiento de Madrid.

Madrid capital tiene muchos festejos de barrio en la primera quincena de agosto (San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma), lo que puede motivar que muchos se queden para disfrutar de ellas. En la segunda mitad del mes comienzan las fiestas patronales de muchos pueblos y ciudades de Castilla-La Mancha y Castilla y León, de donde son originarios muchos vecinos de Madrid, apunta Coronel. En cuanto a la última semana de agosto, bastantes madrileños la reservan para preparar la vuelta a la realidad del trabajo.

“Muchas empresas inician esa semana sus reuniones y planificación del resto del año así que la tercera semana de agosto puede ser la última oportunidad de disfrutar lo que queda de verano antes de volver a la rutina”, señala el director de Turismo.

Un hombre camina por delante de un comercio cerrado en la Avenida de Oporto, distrito de Carabanchel (suroeste de Madrid) este miércoles a las 10.30.
Un hombre camina por delante de un comercio cerrado en la Avenida de Oporto, distrito de Carabanchel (suroeste de Madrid) este miércoles a las 10.30.KIKE PARA

Roberto Barbeito, profesor de Sociología de la Rey Juan Carlos, apunta que en mitad del calendario de agosto hay un hito que condiciona las decisiones de muchos madrileños: los festejos de la Virgen de la Paloma (15 de agosto). “Es un hito que muchos ven como motivo para regresar, o al contrario, como oportunidad para irse unos días de vacaciones en torno a esa fecha”.

“En la última semana de agosto ha habido en los últimos años un cambio grande”, continúa Barbeito. “Se ha ido adelantando el calendario escolar. Antes la enseñanza obligatoria solía empezar en torno al 15 de septiembre y la universidad en octubre y eso se ha ido adelantando. Tienden a empezar en la primera o segunda semana de septiembre y ese cambio del calendario académico también ha podido contribuir a adelantar un poquito el regreso de las vacaciones”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción