LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Zendal reduce el espacio para vacunar ante el aumento de los contagios

Dos los pabellones del centro hospitalario pasarán a estar dedicados a pacientes ingresados y solo uno, a administrar las dosis

Colas para vacunarse contra la covid 19 en el Enfermera Isabel Zendal, el pasado martes.
Colas para vacunarse contra la covid 19 en el Enfermera Isabel Zendal, el pasado martes.Olmo Calvo

El Zendal se repliega ante el aumento de los contagios y de las hospitalizaciones por la quinta ola de covid-19 y ya es menos un vacunómetro y más, un centro hospitalario. Hasta esta semana, dos de sus tres pabellones estaban dedicados a administrar dosis de vacuna a la población y uno, a enfermos ingresados. Sin embargo, ahora se ha aumentado el espacio a los pacientes, que han pasado a ocupar dos pabellones, y reducido el de vacunación, que queda en solo uno. “No pasa nada, el hospital Zendal se construyó para esto”, intenta tranquilizar un portavoz de la Consejería de Sanidad. La incidencia acumulada en la Comunidad Madrid a 14 días es de 561,09 casos por cada 100.000 habitantes ―más del doble del umbral de riesgo extremo, que está en 250 casos― y en el conjunto de los hospitales hay, a día de hoy, 765 ingresados en planta y 129 en UCI.

“El hospital Enfermera Isabel Zendal ha cerrado uno de los pabellones que tenía destinado a vacunación contra la covid-19 para destinarlo a la atención de pacientes ante el incremento de casos que requieren hospitalización registrado en las últimas semanas”, confirma el portavoz, que no precisa qué día de esta semana se produjo el cambio. Al pabellón dos, “donde siempre ha habido ingresados”, se suma ahora el 1, que durante “unas semanas” se había dedicado “con la reducción de casos” a las vacunas. Así, solo se seguirá pinchando en el tres. Eso sí, continúa siendo las 24 horas.

En total, el centro tiene 295 ingresados este jueves, de los que 247 se encuentran en hospitalización, 30 en unidades cuidados respiratorios intermedios (UCRI), nueve en UCI y nueve en rehabilitación. El aumento es muy evidente, ya que el jueves de la semana pasada eran 151 hospitalizados, de los que 118 estaban en planta, 12 en UCRI, siete en UCI y 14 en rehabilitación.

Según el portavoz, estos cambios no se traducirán en una reducción del número de dosis suministradas ni tampoco alterará el calendario de citas ya previsto porque ya están “vacunando menos al recibir la mitad de viales, como de manera reiterada ha denunciado el Gobierno regional”. “Esta situación repercute también en la administración de segundas dosis, que en algunos casos se está retrasando más allá de los 21 días recomendados”, ahonda en sus críticas la consejería. El Ministerio de Sanidad ha respondido aclarando que Pfizer “adelantó a junio dosis del cuarto trimestre, fue un mes extraordinario”, por lo que en julio todas las comunidades han estado recibiendo menos dosis. Según los datos del Gobierno central, entre el 1 y el 30 de junio Madrid recibió 1.529.190 de Pfizer —en mayo fueron 938.340—; y hasta la mitad de julio le han llegado 719.550 viales.

El Zendal llegó a poner 30.000 dosis al día con una medida diaria de 22.000, mientras que el miércoles fueron algo menos de 20.000, detalla la consejería. Ante la falta de Pfizer, “se ha centrado esta semana en la administración de dosis de otras farmacéuticas como Moderna, principalmente, y AstraZeneca, con la inoculación este miércoles de unas 10.000 dosis de la primera y unas 9.600 de la segunda”, puntualiza Sanidad.

¿Y qué pasa si tenía cita en el Zendal? “Nada, no hay ningún cambio, las personas se tienen que seguir vacunando donde les toca, si la cita es en el Zendal hay que acudir al Zendal”, contesta el portavoz, para aclarar que parte de los que reciban allí la primera serán citados en otros centros. Según las mismas fuentes, tampoco se producirá un aumento de las colas, que esta semana han dejado imágenes de largas filas bajo el sol abrasador, porque los pabellones “son grandísimos”.

Sin embargo, el sindicato de enfermería Satse denuncia que el centro está sufriendo los últimos días “falta de personal”, que la situación es “cada vez más caótica” y que reciben “quejas de los trabajadores”, por lo que a su juicio “no está preparado” para seguir asumiendo una doble función. Ricardo Furió, portavoz del sindicato, recuerda que el Zendal se abrió “para pacientes” y que, al decaer la cuarta ola, “se dedicó a las enfermeras a vacunar, en lugar de devolverlas a sus hospitales de origen”.

Pero ahora, con otra vez más pacientes, “no hay enfermeras suficientes para atender a los ingresados, sobre todo a los de UVI, y mantener el altísimo ritmo de vacunación, por lo que pide a la consejería “que elija, lo uno o lo otro”. Satse calcula que hay unas 300 enfermeras en el centro, con “incidencias todos los días, que se suman a las vacaciones”. El sindicato pide que la vacunación salga de los hospitales y se haga en Atención Primaria, “donde se hacen habitualmente las campañas de vacunación y donde debería de haberse hecho desde el principio”.

Un 47,8% de la población de Madrid ya tiene la pauta completa. “Teniendo en cuenta solo la población diana, 5,6 millones de los 6,8 millones de madrileños, el porcentaje de inmunizados representa el 57,7%, mientras que el 76,5% cuenta con al menos una dosis”, detalla Sanidad. En total, se han administrado 7.079.452 dosis de las 7.651.935 recibidas ―Sanidad aclara que ha devuelto 200.000 dosis de AstraZeneca al ministerio―, con 2.774.044 segundas dosis registradas y 197.309 vacunas unidosis de Janssen. Madrid sigue siendo la comunidad que menos dosis ha puesto sobre las recibidas.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50