Madrid usará un nuevo sistema de citas para la vacuna y levanta las restricciones por zonas básicas de salud

El Gobierno regional asegura “estar preparado” para retomar de forma inmediata la inmunización de los trabajadores esenciales menores de 60 años

El consejero de Sanidad en funciones de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, en la rueda de prensa del pasado 21 de mayo.
El consejero de Sanidad en funciones de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, en la rueda de prensa del pasado 21 de mayo.EUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL (Europa Press)

En tres semanas, la Comunidad de Madrid prevé comenzar la vacunación de la población de todas las edades dentro de la actual Estrategia de Vacunación (a partir de los 16 años), de forma progresiva según las franjas de edad que vayan correspondiendo. Será a través de un sistema de autocita que arrancará el próximo 26 de mayo con los ciudadanos entre los 57 y los 67 años, ha informado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, este viernes en la rueda de prensa semanal para analizar la situación epidemiológica de la región: “Si todo va bien, ese sistema de autocita se abrirá a toda la población”.

Con esa previsión, a mediados de junio, y “dentro de la disponibilidad de las agendas”, ha especificado el consejero, se abrirá al resto de grupos de edad. Los cálculos del Ejecutivo regional, según el aumento en la recepción de las dosis de Pfizer que ya se ha anunciado a partir del 31 de mayo, es que en junio “se puede estar inmunizando a los que están por debajo de 40″, especifica un portavoz de la Consejería de Sanidad, que insiste en que todo depende “del número de vacunas disponibles”.

Más información

Este sistema, que funciona ya en otras comunidades como Cataluña, País Vasco o Baleares, empezará como proyecto piloto para los nacidos entre 1954 y 1964 el miércoles de la semana que viene. “Permitirá que 150.000 ciudadanos de este tramo de edad que tienen que recibir la primera dosis soliciten su cita dentro de las agendas del WiZink Center y el Wanda Metropolitano”, ha explicado Ruiz Escudero. Se podrá hacer a través de la página web de la Comunidad y de la aplicación o la web de la Tarjeta Sanitaria.

Las primeras citas que aparecerán disponibles serán para el 29 de mayo, sábado, y habrá un máximo de 2.000 (1.000 en cada uno de los puntos de vacunación masiva). “Inicialmente será a una semana vista en esta primera etapa, pero la idea es evaluar esto e ir incrementando el número de personas para inocularse”, ha especificado Escudero. “Cuando comprobemos que el funcionamiento es correcto, se abrirá a todas las edades y a todos los centros”, ha añadido. Es decir, no solo esos grandes espacios sino el resto dentro del sistema sanitario madrileño, como centros de salud y hospitales.

Fin de las restricciones por zonas básicas de salud

A la vez que la campaña de vacunación avanza, las medidas también se modifican, aunque siempre quedan supeditadas “a la evolución de la pandemia”, ha recordado este viernes Elena Andradas, directora general de Salud Pública. Así, a partir de este lunes, se levantan las restricciones por zonas básicas de salud —áreas asociadas a la población que cubren los centros de salud—; hasta ese día, sí se mantienen aquellas en las que están actualmente activas.

En Madrid capital, las zonas de Daroca (Ciudad Lineal), General Fanjul (Latina), Castelló (Salamanca), Barajas (Barajas) y La Chopera (Arganzuela). En el resto de municipios de la Comunidad, La Princesa (Móstoles), Las Ciudades y Las Margaritas (Getafe), Reyes Católicos (San Sebastián de los Reyes), Majadahonda (Majadahonda) y Leganés Norte (Leganés).

Además, en toda la región siguen vigentes el cierre de la hostelería a las doce de la noche; un límite de aforo en cuatro personas por mesa en interiores y seis en exteriores; la obligatoriedad del uso de mascarilla en lugares públicos tanto al aire libre como cerrados; la prohibición del consumo en barra, y los aforos para centros comerciales, cines o teatros al 75%. Si la situación epidemiológica volviese a cambiar y se revirtiera la tendencia descendente que se registra desde hace varias semanas en cuanto a número de nuevos contagios y enfermos hospitalizados, estos protocolos volverían a revisarse, ha informado Andradas.

Retomar la vacunación de los menores de 60 años

Ahora, lo que más urge a Madrid, como al resto de comunidades, es retomar la inoculación de las segundas dosis para los trabajadores esenciales de menos de 60 años, después de que el Comité de Bioética se haya pronunciado ya este viernes y haya dado el visto bueno a que los vacunados con AstraZeneca puedan elegir completar la pauta con Pfizer o repetir fármaco. “Estamos preparados”, dijo la mañana de este viernes el consejero. “No para mañana [por el sábado] porque la citación se hace con cierta distancia para que las personas puedan organizar las agendas, pero lo haremos con la mayor inmediatez”. Así, en los próximos días, ese colectivo comenzará a ser citado para terminar su inmunización.

La postura del Ejecutivo regional es la misma desde la paralización de la inmunización con AstraZeneca a este colectivo tras los trombos, infrecuentes, encontrados tras la inyección de esa vacuna, sobre todo en personas más jóvenes: “Nuestra postura es una segunda dosis de AstraZeneca, es lo que dice la Agencia Europea del Medicamento y la ficha técnica y no hay criterio que supere esta pauta de actuación”. En este momento, en Madrid, hay “más de 41.000 personas que deberían haber sido citadas ya, pero que no han sido llamadas ya por el retraso”, ha cifrado Escudero.

Más información

Este colectivo del que forman parte profesores, militares o policías, quedó en un limbo en cuanto a la segunda inyección de la vacuna contra la covid el 7 de abril. El martes, después de tener los primeros resultados del estudio CombivacS —llevado a cabo por el Instituto de Salud Carlos III para analizar la respuesta inmunitaria y los efectos secundarios que podía producir la combinación de ambas vacunas, Pfizer y AstraZeneca—, la Comisión de Salud Pública acordó que el pinchazo que faltaba fuera con Pfizer, pero dejó la puerta abierta a que, aquellos ciudadanos que no quisieran completar la pauta con esa dosis, pudieran hacerlo con AstraZeneca, bajo consentimiento informado. Para Escudero, sin embargo, ese consentimiento informado, deberían firmarlo “los ciudadanos que quieran recibir una segunda dosis de Pfizer y no para AstraZeneca”.

El Gobierno elevó esa decisión al Comité de Bioética el miércoles, y esa misma tarde, el Consejo Interterritorial de Salud entre el Ministerio de Sanidad y las autonomías, también dio el visto bueno a esta posibilidad, supeditada a la última palabra del comité, que además tenía que hacer ese consentimiento informado, el documento que los ciudadanos habrán de firmar para que les sea proporcionada AstraZeneca y no Pfizer.

Madrid informó entonces de que esperaría a que la decisión quedara definitivamente cerrada. Ahora, el portavoz de la Consejería explica que quieren ver cómo “queda plasmado en la Estrategia de Vacunación” antes de dar el siguiente paso: “Cuando lo veamos por escrito, nosotros pedimos el consentimiento al revés, para cuando el ciudadano pida Pfizer”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Sobre la firma

Isabel Valdés

Redactora de Sanidad y Salud en Madrid, antes pasó por Especiales y Sociedad, donde se ocupó de Género. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS, está especializada en feminismo y violencia sexual y coordina el blog Mujeres. Escribió Violadas o muertas, sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción