Fotografía

El fotógrafo que ha convertido a las torres de Madrid en sus musas

José Ángel Izquierdo Cano recoge en un libro una década en imágenes junto a detalles de las localizaciones y los datos técnicos de las tomas

Foto realizada el 24 de octubre de 2020 desde la grúa que había instalada para la construcción de la Torre Caleido
Foto realizada el 24 de octubre de 2020 desde la grúa que había instalada para la construcción de la Torre CaleidoJosé Ángel Izquierdo Cano

Se quedó pillado hace 10 años. Fue más que un amor a primera vista. Casi una obsesión. Un no poder dormir tranquilo sabiendo que se acerca la cita mágica del amanecer en que la luz se despereza dibujando toda su belleza sobre ellas. Un no poder irse a descansar hasta no haber atrapado esos últimos rayos crepusculares que dan por finiquitado el día acariciando sus esbeltas figuras. Una locura sin diagnóstico que transcurre en forma de guardias sin garita a la espera del ansiado encuentro. Horas planificando el mejor lugar desde el que observarlas. Paseos para descubrir nuevos puntos de vista. Un vicio muy confesable y confesado. José Ángel Izquierdo Cano, fotógrafo tan aficionado como obsesivo, vive atrapado desde hace una década en un laberinto del que no puede salir: las torres del paseo de la Castellana de Madrid.

Es conocido como @jaicano en redes sociales, en cuyos perfiles las presenta fotografiadas desde decenas de localizaciones. Más de un centenar, reconoce. Y ese es precisamente uno de los tesoros sobre los que se ha acabado gestando el proyecto Titánides. Diez años retratando las torres de Madrid. La obra no es solo una recopilación de las fotos que ha ido haciendo, sino que aporta información adicional que se ha dado cuenta que es de gran interés para aquellos que siguen su trabajo y trayectoria.

Foto hecha desde Las Matas el 10 de enero de 2021 durante el temporal 'Filomena'.
Foto hecha desde Las Matas el 10 de enero de 2021 durante el temporal 'Filomena'.José Ángel Izquierdo Cano

Eso ha hecho que el micromecenazgo que ha abierto a través de la plataforma Libros.com se haya disparado y, a falta de dos semanas, cuente ya con dos centenares de personas que han aportado un 15% más de los 8.000 euros que necesitaba para editar la obra. El éxito por adelantado, reconoce el autor, va a permitir que el resultado final del libro pueda ser mejor, con una calidad de papel superior a la planeada en un principio y más páginas. En plena oleada de la difusión digital de contenidos, Izquierdo Cano reivindica el libro de fotos como herramienta todavía necesaria. Se puede adquirir desde 25 euros y por unos euros más incluye un cuadernillo digital con explicaciones para planificar la toma siguiendo el movimiento de la luna o el sol o acceso privado a un mapa con un centenar de localizaciones exactas desde donde se han realizado las fotos.

Otro edificio en el horizonte

Hace ahora una década que capturó por vez primera a sus diosas particulares. Desde entonces no ha parado y ha tenido que adoptar para su particular harén una nueva criatura, la Caleido, recién llegada al universo del skyline de Madrid. Nadie le manda pero él no se detiene. Por la mañana, por la tarde, por la noche; en primavera, verano, otoño, invierno; de cerca, de lejos; en vertical, en horizontal…

El valor añadido de detallar las localizaciones así como los datos técnicos de la toma han despertado un creciente interés por su trabajo de aquellos que ya le siguen en Instagram o Facebook. “Cada vez había más gente que me preguntaba por las coordenadas desde las que había tomado las fotos. Es verdad que hay un boom a la hora de intentar repetir fotos que gustan”, explica. Hay en todo caso algunas de las fotografías que se hicieron desde lugares privados como azoteas o terrenos particulares que no puede hacer públicos. En otros casos, algunos de los sorprendentes puntos de vista no podrán ser repetidos porque el sitio en el que se colocó el fotógrafo ya no es accesible.

Foto realizada desde Las Tablas el 1 de mayo de 2021
Foto realizada desde Las Tablas el 1 de mayo de 2021José Ángel Izquierdo Cano

Es el caso de la torre Caleido, la que se acaba de terminar de levantar junto a las cuatro anteriores. Es de menor altura pero la enorme grúa de 180 metros permitió a Izquierdo Cano conseguir una de las vistas más espectaculares de la nueva fisonomía de la capital. Para lograr la imagen que buscaba de los cinco edificios al atardecer tuvo que ascender en dos ocasiones. Por seguridad no hizo pública en sus perfiles la foto hasta que la gran estructura metálica no había sido desmontada. Era la manera de evitar que otros quisieran imitar la foto arriesgando más de lo necesario, pues no sería la primera vez que alguien se cuela en las obras de la torre.

El libro ahonda en el equipo empleado, la lente, los parámetros de exposición y apertura del diafragma o la hora en que se realizó cada toma. También recuperará en algunos casos la historia que hay detrás de la producción y la planificación, las personas que aparecen o los que le ayudaron a ejecutarla. No es sin embargo, aclara, un tratado técnico sino una obra divulgativa.

Foto con el paraje de la Bola del Mundo de fondo realizada desde el Cerro de Almodóvar el 5 de enero de 2021
Foto con el paraje de la Bola del Mundo de fondo realizada desde el Cerro de Almodóvar el 5 de enero de 2021José Ángel Izquierdo Cano

Este informático ha llegado a plantearse tras ser despedido de su pesto en plena pandemia el dedicarse profesionalmente a lo que sigue siendo una afición. No tardó en encontrar de nuevo trabajo, pero sigue dedicando un número importante de horas a la semana a la fotografía. Participa en la grabación de tutoriales o podcasts junto a prescriptores que tiran de su experiencia y éxito en redes para dar a conocer los entresijos de su trabajo. Una de las fórmulas de adquisición de Titánides incluye incluso un taller personalizado individual.

En su perfil de Instagram Izquierdo Cano publicó en marzo de 2020 la foto que ha conseguido de las torres desde una localización más alejada. Colocó el trípode en La Atalaya, un punto próximo a la localidad avulense de El Tiemblo, a más de 66 kilómetros de distancia. Empleó, como casi siempre, un objetivo 100-400 mm con duplicador que, junto al factor de recorte de la cámara Fuji, equivale aproximadamente a un 1.200 mm. En la imagen aparece una superluna de un tamaño mayor que los propios edificios. Él mismo reconoce que la fotografía no tiene excesiva calidad por la enorme distancia a la que se halla, pero aclara que “no hay trampa ni cartón… y menos Photoshop”.

`Skyline´ de Madrid fotografiado desde la localidad de Pinto el pasado 4 de enero
`Skyline´ de Madrid fotografiado desde la localidad de Pinto el pasado 4 de eneroJosé Ángel Izquierdo Cano

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50