Madrid cerrará cuatro nuevas zonas básicas de salud el próximo lunes

La Comunidad mantiene las medidas actuales a pesar de que prevé “un repunte” tras el puente de San José

El viceconsejero de Salud Pública y Plan covid de Madrid Antonio Zapatero y la directora general de Salud Pública Elena Andradas este jueves 18 de marzo de 2021.
El viceconsejero de Salud Pública y Plan covid de Madrid Antonio Zapatero y la directora general de Salud Pública Elena Andradas este jueves 18 de marzo de 2021.EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL (Europa Press)

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha decidido mantener los actuales protocolos frente a la covid. Y ello pese a que la incidencia del coronavirus en la comunidad se ha estancado y ya no evoluciona de forma favorable, que algunos de los indicadores tienen una leve crecida y que, además, la variante británica ha alcanzado el 70% de todos los contagios. Esta decisión se mantiene justo en el comienzo del puente de San José, a dos semanas de Semana Santa y con la convocatoria de unas elecciones con más de cinco millones de electores en 47 días. A partir del lunes, la Consejería de Sanidad activará el perimetraje de cuatro nuevas zonas básicas de salud.

Así lo ha confirmado la tarde de este jueves el viceconsejero de Salud Pública y Plan covid-19, Antonio Zapatero: “El puente de San José y Semana Santa van a influir en la evolución de la pandemia y somos conscientes de ello. Desde ayer, 17 de marzo, al 21 de marzo, la Comunidad permanecerá cerrada, también entre el 26 de marzo y el 9 de abril”. Una medida que llegó por orden del Ministerio con acuerdo de todas las autonomías excepto Madrid, que Vox recurrió y cuyo recurso ha rechazado este jueves el Tribunal Supremo. “A este cierre se suman las medidas vigentes”, ha añadido el viceconsejero.

Más información
MADRID, 18/03/2021.- El consejero de Educación y Juventud y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio (c); la consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (d), presentan las medidas preventivas en materia de Salud Pública frente al COVID-19 que estarán vigentes durante la jornada electoral del 4 de mayo, hoy en la sede de la Comunidad. EFE/ Fernando Villar
El Gobierno de Madrid considera que los EPI “no son necesarios” en las elecciones del 4 de mayo
Viajeros esperan en uno de los andenes de Cercanías de la estación de tren de Atocha, en el aniversario del inicio del Estado de alarma, en Madrid (España), a 15 de marzo de 2021. Hoy se cumple un año de la entrada en vigor del primer Estado de alarma decretado por el Gobierno del país para hacer frente a la pandemia del coronavirus.
15 MARZO 2021;ATOCHA;MADRID;:ESTADO DE ALARMA;ANIVERSARIO
Eduardo Parra / Europa Press
15/03/2021
La evolución favorable de Madrid se estanca y el 83,5% de las zonas básicas de salud aún están en riesgo extremo o alto

Esas normas son toque de queda de once de la noche a seis de la mañana, no más de cuatro personas en interiores y seis en exteriores de bares y restaurantes, la prohibición de no convivientes en domicilios —con algunas excepciones como el cuidado de personas mayores, menores o parejas que no residan en la misma casa—, la obligación de la mascarilla, dentro y fuera, en hostelería, y la ventilación mecánica o natural en estos establecimientos.

Además de las cuatro nuevas áreas cerradas a partir del próximo lunes y durante 14 días —la zona de Valle de la Oliva (Majadahonda), Nuñez Morgado (Chamartín, en Madrid capital), Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo, también en la capital) y Navacerrada—; la continuación de la única que está ahora mismo activa, Morata de Tajuña; y el cierre de la región de los días festivos.

Restricciones a la movilidad a las que la Consejería de Sanidad hace una insistente crítica porque asegura que en las experiencias previas lo que provocaron fue una subida en los contagios dentro del territorio. Algo que los datos no han reflejado hasta el momento. Lo que sí dejan ver las cifras de los últimos días es que la autonomía se ha estancando en su tendencia de bajada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La incidencia acumulada tiene un ritmo cada vez más lento de descenso —este miércoles subió por primera vez desde que comenzó la mejoría y volvió a hacerlo este jueves—, los ingresos registran un leve ascenso respecto a semanas anteriores y las unidades de críticos en los hospitales están todavía en un 91,4% de su capacidad estructural, con 428 críticos ingresados este miércoles, según los últimos datos de la Sociedad de Medicina Intensiva de Madrid, que publica a diario. Un contexto que “no es un buen punto de partida para lo que puede venir tras el 19M [el puente de San José] y Semana Santa”, advertían el lunes los profesionales de los hospitales madrileños que informan de los datos de ocupación hospitalaria a través de una cuenta de Twitter dos días por semana.

En cuanto a las restricciones a la movilidad de la propia comunidad, las zonas básicas de salud, la región aún mantiene el 83,5% de esas áreas asociadas a la población que cubren los centros de salud en riesgo extremo o alto, es decir, entre 150 y 250 o por encima de 250 de incidencia acumulada (casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días), según el semáforo de peligro que el Ministerio de Sanidad marcó con las CC AA el pasado otoño. Y ningún análisis tras su activación, hace ya seis meses, ha demostrado su eficacia.

“Un posible repunte”

La situación en la que se encontrará la región en las próximas semanas es incierta y tanto Zapatero como la directora general de Salud Pública prevén “un posible repunte”. Aunque “el perfil del paciente que ingresa por covid en los hospitales ha cambiado y esto es algo importante a la hora de hacer previsiones”, ha dicho el viceconsejero, haciendo alusión a la población ya vacunada de las residencias. “Ya no es una persona mayor sino más jóvenes y esto tiene una importancia notable porque el principal factor para una mala evolución la da la edad, quiero pensar que aunque haya un repunte de casos será menor que el de enero”, ha ampliado.

Más información
GRAF7603. ARROYOMOLINOS, 18/03/2021.- Control policial instalado en la R5, en Madrid, para vigilar la circulación de vehículos en los puentes festivos de San José y Semana Santa FE/Juan Carlos Hidalgo
El Supremo rechaza levantar el cierre perimetral de Madrid para el puente de San José
DVD 1043 (01-03-21)
Cientos de personas hacen cola para ser vacunados contra la Covid-19 en el exterior del hospital Enfermera Isabel Zendal, Madrid. 
Foto: Olmo Calvo
Por qué las restricciones por zonas básicas de salud no son efectivas

Durante la rueda de prensa de este jueves para actualizar la situación epidemiológica, las consejerías de Sanidad de todas las autonomías han recibido un mensaje del Ministerio de Sanidad convocándolas a un Consejo Interterritorial extraordinario tras el anuncio de la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés), que informaba a primera hora de la tarde de que la vacuna de AstraZeneca es “segura y eficaz”, aunque no descarta que los trombos en algunos casos aislados sean efectos secundarios. Madrid, como el resto de autonomías, habían paralizado el lunes la inoculación con este fármaco después de que lo hicieran varios países europeos por casos aislados de trombos y a pesar de que la OMS recomendaba seguir con la vacunación porque los beneficios superaban por mucho a los riesgos.

Esa pausa había supuesto un cambio en la planificación de la vacuna de todas las regiones. Ahora habrá que volver a hacerlo y el ritmo de inmunización podrá volver a acelerarse. La reunión de urgencia entre las autonomías y el Gobierno central ha concluido con la decisión de reemprender la inyección con AstraZeneca la próxima semana. Y, antes de retomarla, entre el viernes y el sábado, la ponencia de vacunas y la comisión de salud pública se reunirán para fijar cuáles serán los grupos que vuelvan a recibir estas dosis.

Sobre la firma

Isabel Valdés

Corresponsal de género de EL PAÍS, antes pasó por Sanidad en Madrid, donde cubrió la pandemia. Está especializada en feminismo y violencia sexual y escribió 'Violadas o muertas', sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Su segundo apellido es Aragonés.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS