Ayuntamiento de Madrid

El grupo municipal de Más Madrid se rompe en dos tras la escisión de cuatro ediles

Los concejales disidentes crean el movimiento Recupera Madrid y reivindican autonomía de voto frente a los otros 15 liderados por Rita Maestre

José Manuel Calvo, Marta Higueras y Rita Maestre, ante la Audiencia Provincial en enero de 2020
José Manuel Calvo, Marta Higueras y Rita Maestre, ante la Audiencia Provincial en enero de 2020KIKE PARA

El divorcio se veía venir y ha llegado sin mutuo acuerdo, tras meses de ruido de sables. Cuatro de los 19 concejales de Más Madrid anuncian que dejan la disciplina del grupo municipal, el más numeroso, en el Ayuntamiento de Madrid. Se trata de José Manuel Calvo, Luis Cueto, Marta Higueras y Felipe Llamas. Se sienten ninguneados por los que hasta ahora han sido sus compañeros, no comulgan con la estrategia de oposición que se está llevando a cabo y se oponen a que el nuevo partido que lidera en la ciudad Rita Maestre imponga sus criterios al grupo municipal.

Los cuatro han confirmado a EL PAÍS que, desde este jueves, dan por rota la unidad con los otros 15 ediles que integran la lista, que ganó los comicios municipales en 2019; aunque el pacto de PP (15 representantes) y Ciudadanos (11) apoyado por Vox (4) convirtió a José Luis Martínez Almeida en alcalde. Con estos movimientos en la izquierda y los flirteos del PP a Ciudadanos en la derecha, el Ayuntamiento entra en ebullición en plena pandemia y cuando quedan más de dos años para volver a votar.

Nace de esta forma un movimiento que estos cuatro concejales han bautizado como Recupera Madrid que, desde ahora, piensa decidir su voto de manera independiente al resto del grupo. La marca elegida “define muy bien lo que queremos, recuperar el gobierno de la ciudad”, explica Marta Higueras, que fue número dos en el equipo de la exalcaldesa Manuela Carmena en el mandato 2015-2019. Buscamos “recuperar el legado de nuestro gobierno en la ciudad”, añade Felipe Llamas, antiguo jefe de gabinete de Carmena. Por esas continuas referencias al pasado se les considera la facción carmenista de Más Madrid.

“Nos zurrarán por todos lados, pero creo que hay que hacerlo”
Felipe Llamas, concejal

Este mismo jueves tienen previsto registrar ante el secretario del Pleno de Cibeles un escrito en el que plantean la situación de su salida. Quieren, además, saber cómo podrán seguir ejerciendo su papel de concejales de aquí en adelante. No descartan tener que pasar a ser considerados como no adscritos. “Nos zurrarán por todos lados, pero creo que hay que hacerlo”, afirma decidido Llamas, consciente del revuelo.

Más información

Recupera Madrid no aspira a presentarse a las elecciones de 2023, pero sí a formar parte de una candidatura amplia de izquierda. Esta escisión supone un golpe al papel preponderante del que hasta ahora ha sido su grupo, Más Madrid, como motor de la oposición, con su portavoz Rita Maestre al frente. Los concejales disidentes creen que ella planta cara a Almeida de manera demasiado tibia y eso no va a propiciar que la izquierda recupere la Alcaldía. “No hay que resignarse a que no haya oposición y hay que lograr la unidad de acción en el mundo progresista, desde los partidos a la sociedad civil”, reclama Llamas. “La oposición por la oposición es frustrante si no es el medio para llegar al gobierno. No vale acomodarse”, comenta José Manuel Calvo, que entiende que Más Madrid se lo está poniendo fácil al alcalde.

Si no hay un vuelco desde ahora, vaticina Calvo, y se llega a 2023 con “tres papeletas” de izquierda, la del PSOE, la de Más Madrid y la posible de Podemos, José Luis Martínez-Almeida se va a dar un “paseo” electoral y, además, por entonces el PP habrá absorbido a Ciudadanos y habrá en Madrid una vicealcaldía de Vox. Calvo pinta este escenario en el que ve a Rita Maestre “confortable”. Y “a nosotros nos frustra” eso.

El alcalde niega cada vez de forma menos categórica la posibilidad de que el azul del PP se vaya anaranjando, la última vez en la noche del martes, en el programa El Hormiguero, donde volvió a repetir que tres marcas de centro derecha -incluye a Vox- son muchas, y ayer miércoles. Los cuatro concejales díscolos de Más Madrid piensan algo parecido del panorama que se vislumbra en la izquierda, aunque quedan más de dos años para acudir a las urnas. Claramente añoran una lista como la heterogénea de Carmena en 2015, que no se erigió como partido al uso, pero que no acabó muy bien parada por los distintos perfiles políticos que albergaba.

Un nuevo partido

Desde el pasado verano, Rita Maestre encabeza en la capital una nueva formación política llamada también Más Madrid, como el grupo municipal. En ese partido no militan los cuatro disidentes. Tampoco otros dos de los ediles que sí se mantienen fieles a la línea mayoritaria, Félix López Rey y Maysoun Douas. En una reunión celebrada el 30 de julio, el grupo municipal decidió por mayoría que la nueva portavoz sería Rita Maestre, en lugar de Marta Higueras, la única de los 19 ediles que no participó. Ese movimiento no gustó a los que hoy conforman Recupera Madrid, pero el juego de las mayorías se impuso. En un comunicado que se tuvo que hilar fino, aquel día se anunció el cambio de portavoz y se incidió en que se iba a tratar de mantener la cohesión de los ediles, “al margen de su adscripción o no a organizaciones políticas, priorizando el objetivo común de recuperar la alcaldía en 2023″. Finalmente, eso no ha sido posible.

“Este escenario nos obliga a la ruptura”, señala José Manuel Calvo, mientras acusa al entorno de Maestre de hacer imposible la convivencia. El que fuera delegado de Urbanismo con Carmena apoya la salida del grupo municipal en discrepancias políticas como la creación de ese nuevo partido y en discrepancias estratégicas por la forma de hacer oposición. “Ante estas dos discrepancias, hemos tratado de defender nuestra autonomía en el grupo frente a ese partido que han creado a posteriori”. En las últimas semanas ediles de uno y otro lado se han reunido en varias ocasiones para tratar de mantener cierta unidad de acción y evitar la fractura. Pero el acuerdo no ha cuajado.

“Llevamos un año intentándolo”, se queja Luis Cueto, al tiempo que critica el nacimiento de ese “partido en paralelo”, que “impone decisiones” en el grupo municipal. Cueto habla incluso de “estalinización” de Más Madrid por no integrarles como minoría. “Si Rita fuera a barrer a Almeida, yo me aparto. Pero no creemos que eso vaya a ser así. Hay que reaccionar ante el PP con un Vox crecido”.

Manuela Carmena, Pilar Perea (Más Madrid), Marta Higueras Higueras, Almudena Asenjo (Fundación Largo Caballero), Felipe Llamas y Luis Cueto el jueves pasado en un homenaje a Largo Caballero
Manuela Carmena, Pilar Perea (Más Madrid), Marta Higueras Higueras, Almudena Asenjo (Fundación Largo Caballero), Felipe Llamas y Luis Cueto el jueves pasado en un homenaje a Largo CaballeroLuis de Vega

Maestre defiende su nuevo proyecto político. “Nuestro proceso de elección de la dirección ha sido ejemplar: muy participativo y además muy claro en su elección: conformarse como una organización política verde, moderna, progresista”, dijo en declaraciones enviadas a EL PAÍS hace tres semanas. Al ser preguntada entonces por una posible salida de Calvo, Cueto, Higueras y Llamas respondió en Onda Madrid: “No se me ocurre esa posibilidad”. “No estamos para desperdiciar mucho capital político”. Un concejal próximo a Maestre que conoce de cerca las negociaciones con el sector carmenista no ocultaba que trataban de salvar la unidad del grupo municipal, expresó no saber bien qué buscan estos cuatro compañeros y se llegó a preguntar si su aspiración es “destruir” Más Madrid.

Los cuatro ediles llevaban tiempo yendo por libre y expresando su desacuerdo, tanto en público como en privado. Han firmado tribunas en grupo en varios medios de comunicación, han presentado una querella por su cuenta tras la retirada de la placa en honor de Francisco Largo Caballero y hasta han convocado actos de manera independiente. Así sucedió el jueves de la semana pasada, en un homenaje a la figura de Largo Caballero en Alcalá de Henares. Ese día, en el que entre otros estuvieron acompañados por Carmena y el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, fue la primera vez que se presentaron como Recupera Madrid.

Las diferencias internas han ido aflorando cada vez más y son desde hace semanas la comidilla de Cibeles. El propio alcalde lanza cada vez más guiños a estas diferencias internas en el grupo líder de la oposición. Lo hizo en el Pleno de finales de febrero y lo ha hecho de nuevo este mismo martes. “Últimamente, Más Madrid, no sé si por sus problemas internos, de los cuales todos somos conscientes, está haciendo una política un tanto tremendista”, lanzó Almeida.

Desde las elecciones de mayo de 2019, cinco de los concejales de Más Madrid elegidos han dejado su puesto. Alguna lo hizo expresando su malestar por el ambiente interno. La primera fue la propia Carmena, que ya había anunciado que o era alcaldesa o se iba. Ahora Calvo, Cueto, Higueras y Llamas no dejan su acta de edil en Cibeles, pero sí plantan a los que han sido sus compañeros menos de medio mandato.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50