PP DE MADRID

Pilar Martínez se da de baja en el PP: “Es un partido penetrado por intereses ajenos a la política”

La histórica dirigente del PP madrileño, antigua responsable de urbanismo con Gallardón, carga contra Pablo Casado por no atajar los problemas de corrupción

Pilar Martínez, el año pasado en la fuente de los Caños de Villaviciosa de Odón, en Madrid. En vídeo, Pilar Martínez se da de baja como concejal en el Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, donde es concejal por el Partido Popular. FOTO: DAVID FOLGUEIRAS / VÍDEO: PILAR MARTÍNEZ

La histórica dirigente del PP de Madrid Pilar Martínez se ha dado este jueves de baja del partido después de casi 40 años de militancia a través de un vídeo en el que asegura sentirse cansada de pelear contra la corrupción: “Hoy es un partido (el PP) penetrado por intereses ajenos a la política, que mediante usos políticos autoritarios da rienda suelta a que proliferen casos que avergüencen a nuestros afiliados”. La responsable de Urbanismo con Alberto Ruiz Gallardón ha tratado de notificárselo al presidente de su partido, Pablo Casado, pero como no ha recibido respuesta de su parte le ha hecho llegar su renuncia enviando una carta certificada a la sede de la calle Génova.

Martínez también ha renunciado a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, el pueblo de Madrid en el que nació. La política se presentó a las últimas elecciones municipales como candidata del PP a la alcaldía, y de hecho la suya fue la lista más votada. El pacto nacional entre el PP y Vox aseguraba que fuera la alcaldesa durante los próximos cuatro años. Sin embargo, el partido de Santiago Abascal vetó a Martínez durante las negociaciones. Para que ella no llegara al poder se dio un acuerdo inusual: el candidato de Ciudadanos, la cuarta fuerza en votos, fue elegido alcalde con los apoyos de Vox, PSOE, Más Madrid y un partido independiente.

La dirigente está convencida de que detrás del veto estuvieron Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio. El matrimonio, una década atrás, había fundado el estudio de arquitectura Rocío Monasterio —cuando ella todavía no era arquitecta— para construir lofts en suelo industrial. Ninguno de esos proyectos acabó convertido en vivienda y muchos de sus compradores consideraron que se trataba de una estafa. Martínez actuó contra esa forma de evadir la ley durante su etapa en el Ayuntamiento de Madrid: “Pidieron mi cabeza como una suerte de vendetta al freno que puse a las prácticas urbanísticas ilegales de Espinosa de los Monteros y Monasterio durante mi etapa como concejal de urbanismo de Madrid".

Días antes de grabar el vídeo, presentó en la Fiscalía Anticorrupción documentación que revelaría varios casos de corrupción urbanística en Villaviciosa que impulsa la nueva corporación. En ella están varios exdirigentes del PP que, al perder las primarias contra Martínez, fundaron un partido independiente que ahora maneja el urbanismo del municipio con Joaquín Navarro al frente. La ya exconcejal considera que todo se urdió para favorecer los intereses de unos cuantos empresarios del pueblo y afirma que estas son las maneras de actuar de “la vieja política”.

“Yo era consciente de que el problema no eran personas aisladas, eso tenía fácil solución. El problema eran las redes de políticos que para su beneficio y el de las redes privadas que los apoyan capturaban al partido en contra de los intereses de este y el interés general de los ciudadanos. Lo que hemos visto en el pasado en los periódicos, lo que estamos viendo y lo que está por llegar no son casuales, es un cáncer que hay que combatir”, explica Martínez en el vídeo.

Ella trató de buscar el apoyo de Casado y más tarde el de Pío García Escudero, el presidente del PP en Madrid. No encontró respuesta. “Presento mi renuncia como concejal porque las fuerzas no me dan para más. Puedo luchar contra esos intereses pero necesito el apoyo de mi partido. En el pasado lo tuve pero entonces era un partido centrado, reformista y regeneracionista. Hoy es un partido penetrado por intereses ajenos a la política, que mediante usos políticos autoritarios da rienda suelta a que proliferen casos que avergüencen a nuestros afiliados”, dice con contundencia.

Para acabar, reconoce que dar este paso supone una decisión muy dolorosa: “He luchado con todas mis fuerzas, pero he fracasado”. Después de publicar el vídeo dijo que se sentía aliviada y en paz consigo misma.

Más información

Lo más visto en...

Top 50