LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los sindicatos anuncian una huelga para los primeros días de la vuelta al cole en Madrid

CC OO y UGT aseguran que han hecho una consulta a su profesorado afiliado y apoyan las movilizaciones un 80% y un 71%, respectivamente

Alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Alameda de Osuna, en Madrid. En vídeo, los profesores madrileños plantean una huelga ante la inseguridad de la vuelta al colegio.EP | Atlas

El ambiente se caldea con la vuelta al cole en Madrid. Ante la falta de noticias hasta el momento de la Comunidad y de su Consejería de Educación y, por tanto, la falta de un plan seguro para profesores y alumnos, la huelga ya es un hecho. Los sindicatos CC OO, UGT, CGT y STEM han convocado movilizaciones del profesorado para los primeros días de regreso a las aulas y no descartan hacerla indefinida, aunque esperan llegar a un acuerdo antes de llegar a ese extremo. Isabel Galvín, de CC OO, asegura que en una encuesta abierta a profesores afiliados y simpatizantes del sindicato el apoyo ha sido de un 80%. “El ambiente está muy caldeado”, ha reconocido. Teresa Jusdado, de UGT, también ha explicado que en la consulta de su sindicato el apoyo de los profesores ha alcanzado el 71%. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, respondía poco después al anuncio de huelga a través de tuit: “Presentaremos próximamente nuestra estrategia, sin embargo ya tenemos la huelga pertinente”. Su consejero de Educación, Enrique Ossorio, ha añadido que se trata de una “maniobra exclusivamente política”. Ellos, hasta este martes, defendían que el Gobierno central debía dar un paso para ofrecer un plan básico para todas las comunidades.

Pero horas después de que el anuncio de huelga levantara ampollas, el gobierno regional ha anunciado a última hora de este miércoles que la presidenta Díaz Ayuso y el consejero Ossorio presentarán el próximo martes 25 el plan de vuelta al colegio en la Comunidad de Madrid.

El ambiente lleva encendido varias semanas. Directores de centros, profesores, padres y sindicatos han visto cómo los días pasaban y la administración no revelaba cómo iba a ser el retorno a las aulas. A finales de junio Ossorio presentó un plan con cuatro escenarios, cada uno sujeto a la actualidad sanitaria del momento. Uno de ellos es el de un contexto libre de coronavirus, por lo que en realidad se trata de tres posibilidades reales. Ante la falta de noticias sobre el inicio inminente de las clases (los alumnos de infantil empiezan el 4 de septiembre), los sindicatos se reunieron, de nuevo, el lunes pasado para deliberar sobre la posibilidad, o no, de llegar a la huelga. Tras esa reunión intersindical -en la que se recogió el sentir que un profesorado enfadado que votó en las consultas de cada una de las organizaciones y en las asambleas conjuntas realizadas-, se acordó convocarla inicialmente en los diferentes días de comienzo del curso lectivo en cada una de las etapas educativas. Además, se convocará otra jornada de huelga conjunta de todas las enseñanzas, incluyendo también a las que inician más tarde el curso (como los de los centros de personas adultas o los de Enseñanzas Artísticas).

La primera, por tanto, se pondrá en marcha el 4 de septiembre, cuando comienzan las escuelas infantiles (incluidos los Equipos de Atención Temprana); la siguiente, el día 8, con los colegios de Educación Infantil y Primaria (incluidos los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica Generales y Específicos) y centros de educación especial; el 9, los institutos de educación secundaria y Formación Profesional (FP); y el 10, una conjunta de todos los niveles y enseñanzas de la educación pública no universitaria.

“Si no se consiguen las reivindicaciones fundamentales se ampliarían las convocatorias de huelga, siempre tras consultar a las trabajadoras y trabajadores”, explican los cuatro sindicatos en una nota.

Desde las cuatro organizaciones se impulsará la convocatoria de las juntas de personal docente para la primera semana de septiembre y se exigirá la convocatoria inmediata de los comités de seguridad y salud en todas las direcciones de área territorial de la comunidad. A partir de entonces, se promoverán en los centros asambleas, concentraciones y resoluciones de claustros y consejos escolares en los primeros días de septiembre.

Las exigencias fundamentales de estas movilizaciones tienen que ver con “una vuelta a las aulas responsable” por lo que piden a la administración regional varias cuestiones: una bajada de las ratios de alumnado por aula, desdoblando grupos, para poder respetar las distancias de seguridad; un aumento de las plantillas del profesorado, en cualquier escenario, desde el inicio de curso (y no solo en el escenario número dos, el de la semipresencialidad, como anunció Enrique Ossorio, el consejero de Educación); un aumento del personal de limpieza, administración, control, integración social y servicios educativos y complementarios; una dotación en todos los centros de personal de enfermería; y un aumento de los recursos para la atención a la diversidad en todos los centros. Esta última medida está especialmente enfocada a los perfiles específicos para la atención a las necesidades educativas especiales, la compensación educativa y la red de orientación. “Es necesario”, han explicado los cuatro sindicatos en una nota conjunta, “un plan para la compensación de desigualdades; unas medidas y recursos para la corrección de la brecha digital; una dotación de todos los recursos materiales necesarios y mejora de las infraestructuras”.

Los representantes de los docentes aseguran que es necesario que se reviertan las políticas privatizadoras en la educación madrileña y se termine con el trasvase de dinero público a manos privadas. “Es inaceptable que se dediquen fondos al cheque bachillerato, debe retirarse y crear las plazas públicas necesarias”, explican. También hay que abordar, explican, temas de política educativa, diseño del currículum y las cuestiones de las segundas lenguas, la Filosofía, la Cultura Clásica, la Educación Musical y Artística y la educación científico-tecnológica, en definitiva el derecho del alumnado a una educación integral. Se debe empezar por retirar el último decreto de currículum.

“Si no se consiguen las reivindicaciones fundamentales se ampliarían las convocatorias de huelga, siempre tras consultar a las trabajadoras y trabajadores. El profesorado se movilizará permanentemente, junto a las familias y el alumnado, si la administración de la Comunidad de Madrid sigue negándose a realizar la inversión necesaria y continúa priorizando su objetivo de no aumentar recursos en los servicios públicos, incluso en detrimento de la seguridad y la salud”, rematan los representantes sindicales.

En la Comunidad de Madrid, sin embargo, siguen apuntando al Gobierno central. En esa línea ha vuelto a insistir Ossorio, que tras conocer los planes de los sindicatos ha tachado de “irresponsables” a los convocantes. “Desde la Comunidad de Madrid esperamos las conclusiones a las que se llegue en la próxima Conferencia de Presidentes para formalizar los planes de regreso a los centros educativos. Confiemos que el Gobierno de Pedro Sánchez convoque esta Conferencia lo antes posible, y no demore más esta dejación de funciones que afecta a todas las comunidades autónomas”. Horas después de estas declaraciones, el gobierno regional ha anunciado que el martes que viene ofrecerán su plan a la comunidad educativa, sin esperar a la conferencia de presidentes.

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad, había apoyado la misma tesis que Ossorio. “Para hacer esa convocatoria de huelga primero hay que conocer exactamente las condiciones de apertura de los colegios”, ha defendido. Además, ha insistido en que todavía se barajan los cuatro escenarios previstos para reabrir los colegios en la región, dependiendo de la situación del virus dentro de tres semanas. Uno de esos escenarios, sin embargo, es el de una normalidad absoluta, es decir, el de una vuelta a las aulas sin rastros de pandemia. En todo caso, Escudero entiende que los ministerios de Sanidad y Educación han de analizar bien la situación. Se trata de ofrecer, ha añadido, la “mayor garantía” para profesores, alumnos y familias. En esa línea, ha aprovechado para defender en su visita a un centro de salud del distrito de Villaverde, el muestreo que prevén en alumnos y profesores para conocer el grado de inmunización.

Ayuso recordó en su cuenta de Twitter que “estamos ante la situación más difícil en décadas”. “Todas las CC AA pensamos cómo hacer lo mejor para nuestros alumnos y profesores. Presentaremos próximamente nuestra estrategia, sin embargo ya tenemos la huelga pertinente. Pedimos responsabilidad”. Las aulas, de una manera u otra, abren dentro de dos semanas. A no ser que decidan retrasar la fecha de inicio del curso escolar.


Más información

Lo más visto en...

Top 50