Dejen morirse al toreo en paz

El apoyo institucional a las corridas de toros no parece que vaya a ayudar a la Marca Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (d), durante la firma de un protocolo para la promoción y protección de la tauromaquia como patrimonio cultural.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i), y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (d), durante la firma de un protocolo para la promoción y protección de la tauromaquia como patrimonio cultural.Fernando Alvarado / EFE

En tiempos del Romanticismo los viajeros extranjeros venían a España a hacer turismo literario, muy distinto al turismo actual de sol y playa, para regresar a su país contando historias maravillosas plagadas de bandoleros, flamencos, gitanos, brujas, mujeres de ojos negros y, cómo no, toreros. Todo eso formaba parte de la imagen mítica y exótica de España. Las cosas han cambiado y, como vamos hacia a mundo más empático, diverso y compasivo, algunos folclores empiezan a verse como pura barbarie. Por ejemplo, la tortura de animales como espectáculo público....

Más información