Tribuna
i

Economía de plataformas, un caramelo envenenado

Las supuestas facilidades que presuntamente debería posibilitar este modelo acaban redundando en un extraordinario perjuicio para estos trabajadores y trabajadoras

Jaime Cedrún|José María Martínez
Dos trabajadores de una empresa de reparto, en el centro de Madrid
Dos trabajadores de una empresa de reparto, en el centro de MadridCarlos Rosillo

La limpieza de la casa, una asesoría legal, la traducción de un texto, que nos traigan comida o un libro son actividades y tareas que cualquiera puede pedir cómodamente desde el móvil. Es tan sencillo y tan atractivo para el cliente, para el consumidor, que ni siquiera reparamos en que ese caramelo envuelto con un vistoso y brillante papel aloja en su interior un amargo veneno, el de la precariedad....

Más información