Arrimar el hombro

Ahora es cuando toca hacer memoria y apoyar al comercio pequeño que se ha desdoblado para no dejarnos tirados

Un puesto del Mercado Maravillas, en Madrid, durante el estado de alarma.
Un puesto del Mercado Maravillas, en Madrid, durante el estado de alarma.© Luis Sevillano

Parece que la pesadilla sanitaria está perdiéndole el pulso a la vida, aunque para llegar hasta aquí, miles de personas se hayan quedado sin ella. Es difícilmente asumible lo que ha sucedido por la cantidad de gente que ha fallecido y porque no ha habido adioses. Así es muy difícil entender que la escritura vital cesa y que hay que ponerle punto final....

Más información