La crisis del coronavirus

Solo mil jóvenes sin recursos recibirán una tablet prestada para poder seguir sus clases online

CC OO valora la medida pero la considera “totalmente insuficiente”, ya que calcula que hay 287.000 alumnos de enseñanzas no universitarias que no pueden conectarse a la plataforma

Un docente, en un aula desierta del colegio público Rufino Blanco en Madrid.
Un docente, en un aula desierta del colegio público Rufino Blanco en Madrid.Paco Campos / EFE

Primer paso en Madrid para ayudar a los alumnos con dificultades para seguir las clases online durante el cierre de los centros escolares a causa del coronavirus. El Gobierno regional, con la ayuda del Ministerio de Educación y de Telefónica, ha anunciado que facilitará 1.000 tablets en préstamo y 2.000 tarjetas SIM con conexión a Internet a alumnos de “familias desfavorecidas”. Además, repartirá algunas de las tablets que ya hay en los centros, cuyo número no ha concretado. CC OO valora esta medida "en la buena dirección”, pero la considera “totalmente insuficiente”, ya que calcula que unos 287.000 alumnos de enseñanzas no universitarias que no puede conectarse a la plataforma EducaMadrid.

El Gobierno regional comenzará en los próximos días la distribución de las tablets donadas por la multinacional, junto con algunos de los dispositivos ya existentes en los centros, a estudiantes de segundo curso de Bachillerato de familias en dificultades económicas que están preparando las pruebas de acceso a la Universidad. Según los cálculos de Educación, hay 300 jóvenes madrileños en esta situación. Los siguientes beneficiarios serán los alumnos de 4º de la ESO de familias con problemas económicos, que necesitan aprobar este año para continuar en Bachillerato o Formación Profesional. Son más de 500 alumnos, según la Comunidad.

Una vez se cubran estas peticiones, los dispositivos se irán cediendo a estudiantes de otras etapas. Las tablets se enviarán a colegios e institutos, que se ocuparán de entregarlas y de solicitar que los alumnos firmen un documento de recepción y uso responsable. Cuando se pueda volver a las clases presenciales, para lo que de momento sin fecha y que no será antes de mayo, los dispositivos retornarán a los centros y se destinarán a la docencia.

La brecha digital en Madrid

Como criterio para seleccionar a los beneficiarios, explica el Ejecutivo, se ha acudido al programa de Educación Compensatoria, es decir, al grupo de los que tienen un desfase curricular de más de dos años, y se ha consultado a los directores para determinar cuáles de sus alumnos tienen mayores necesidades y sufren una mayor brecha digital.

Contando con las tablets de los colegios, ¿cuántas se entregarán en total? No hay respuesta. “No se trata de hacer un reparto de todo el parque informático que hay en los centros. Van a recibir dispositivo todos los niños que se encuentren en situación de vulnerabilidad socioeconómica a partir de la información que tenemos disponible. Los directores tutelan el proceso con un criterio objetivo”, señala un portavoz de la consejería. La FAPA (Federación de la Comunidad de Madrid de Padres y Madres de Alumnos) Giner de los Ríos critica el modo y la premura con los que se ha abordado la selección, ya que les consta que muchos directores “recibieron ayer un Excell que tenían que rellenar y entregar a las 12.00 de hoy”.

Por su parte, el Ministerio de Educación ha cedido cerca de 2.000 tarjetas SIM, de 40 gigas cada una, para dar acceso gratuito a internet una vez conectadas a teléfonos móviles, tablets o portátiles. Estas se darán a los usuarios de las tablets cedidas por Telefónica y a las de los centros, siempre y cuando no tengan alguna otra manera de conectarse.

¿Son estas medidas suficientes? No. En Madrid, 1.357.000 estudiantes de enseñanzas no universitarias, según cifras del Ministerio, llevan sin colegio desde el miércoles 11 de marzo. La emergencia sanitaria ha acentuado una grave desigualdad de base. Según datos de CC OO basados en el último informe PISA, uno de cada tres alumnos no puede seguir las clases virtuales, que arrancaron el lunes 16, porque no tiene ordenador o Internet.

“Educación admite que 287.000 alumnos están hoy por hoy fuera del sistema educativo, ya que cifra en 1.070.000 los que sí se conectan a Educamadrid”, afirma Isabel Galvín, representante de Educación de este sindicato, que lamenta que “en primaria, uno de cada cuatro niños no sigue las tareas que les ponen los profesores en la plataforma”. Según los datos facilitados por Educación este lunes, el 22% de los estudiantes de 1º y 2º de ESO no está presentando los trabajos; porcentaje que es del 18% en 3º y 4º, del 13% en 1º de bachillerato y del 10% en 2º, el mejor dato. “Alrededor del 7% de los centros están utilizando sistemas mixtos de formación a distancia y de estos, sólo el 3,5% no está utilizando ningún sistema telemático”, asegura la consejería.

CC OO reclama que las medidas "alcancen a todas las familias que lo necesiten” y que se garantice "la conectividad con un bono social para el wifi y un soporte para realizar las tareas”, ya que la Comunidad tiene “la obligación de garantizar la enseñanza”. A su juicio, en esta situación son el equivalente a sus libros de texto” y la Comunidad tiene que hacer “un esfuerzo de financiación” más allá de este pequeño reparto, que hace “gracias al Gobierno central y Telefónica”. El Gobierno de la Comunidad Valenciana, por ejemplo, va a enviar 10.000 tabletas compradas a los alumnos con menos recursos y 1.700 portátiles a los equipos directivos.

Para Camilo Jené, presidente de la Giner de los Ríos, estas mil tablets “no son solo escasas, son humo”. “Las necesidades son mucho mayores”, sentencia Jené, que pide a los gestores educativos que “se sienten y planifiquen medidas con menos improvisación y más cabeza”. “Nos llegan miles de casos de niños que solo tienen un móvil de sus padres, que hasta ahora estaban además trabajando fuera de casa, o un ordenador para cuatro miembros, con los dos padres teletrabajando, o sin impresora...”, cuenta Galvín, un déficit que los profesores están paliando como pueden con llamadas telefónicas. Tras la queja trasladada por muchos directores, el sindicato también reclama que se envíe el material a las familias por mensajería, ya que en esta situación de confinamiento reforzado no se puede pedir ni a los padres ni a los profesores que acudan a los colegios para la entrega.

“Madrid debe aprobar un paquete de medidas sociales en el que se incluyan las educativas ante los datos del paro ―hay 10.864 nuevos desempleados en marzo en la región, un total de 363.760― y de los ERTE ―32.000 a fecha 1 de abril, que afectan a 1750.000 trabajadores―", va más allá el sindicato, que recuerda que antes de esta crisis ya había, según datos del Gobierno regional, 11.000 familias con niños en edad escolar que recibían la renta mínima de inserción.

FE DE ERRORES: En una primera versión de este artículo se cifran en 500.000 los alumnos sin acceso a la plataforma. Corregimos el dato tras detectar un error en los cálculos de la fuente informante, son 287.000 los alumnos que no pueden seguir las clases online, según CC OO.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50