La crisis del coronavirus

Los centros concertados de Madrid siguen cobrando las cuotas a pesar de que no hay clase

Educación avisa de que no se deben cobrar actividades extraescolares y la FAPA Giner de los Ríos invita a los padres a devolver los recibos

Aula desierta tras la suspensión de las clases, el pasado 11 de marzo.
Aula desierta tras la suspensión de las clases, el pasado 11 de marzo.Europa Press

Sorpresa en los extractos bancarios, la cuota de abril del cole concertado. La FAPA (Federación de la Comunidad de Madrid de Padres y Madres de Alumnos) Giner de los Ríos ha denunciado este jueves que los centros concertados de Madrid siguen cobrando a las familias las llamadas “cuotas voluntarias” ―relativas a servicios extra como gabinete psicológico o servicio médico y a actividades extraescolares fuera del horario lectivo, bien en el periodo de comedor o de forma extraescolar ― a pesar de la suspensión de las clases de forma presencial desde el 11 de marzo. La cuota, según la FAPA, ronda los 153 euros de media, más de 3.000 euros al año por cada hijo.

Madrid tiene 557 centros concertados, a los que asisten 364.000 alumnos, y “de forma generalizada están pasando por el banco los recibos de abril", asegura el presidente de la FAPA, Camilo Jené. En algunos casos, se ha cargado el recibo íntegro, mientras que en otros se han excluido servicios como comedor, transporte escolar, desayuno y la ampliación, pero se mantiene el pago de los gabinetes, servicios médicos y extraescolares. Otros colegios han cobrado la factura de abril pero descontando los días de estos servicios no disfrutados en marzo e incluso, asegura la FAPA, “en algunos casos se ha detectado un incremento del recibo injustificado y sin previo aviso”.

“El colegio no ha presentado ningún ERTE y se está garantizando la continuidad de los profesores”, escribe uno de estos colegios a las familias para justificar el cobro de esa cuota. “Es importante asegurar la estabilidad del empleo de nuestros trabajadores y el futuro del colegio cuyos gastos de mantenimiento son superiores a lo que subvencionan la Comunidad de Madrid”, declara otro.

Jené recuerda a los padres que dicha cuota es “voluntaria”, aunque la FAPA “siempre” ha denunciado que es solo en teoría porque en la práctica hay una “obligatoriedad” de pago, y que no se puede cobrar por un servicio que no se ha disfrutado, por lo que invita a las familias “a devolver los cobros si no están de acuerdo con ellos”.

El presidente de la FAPA subraya que el Gobierno regional “paga el sueldo de los docentes y el un porcentaje por aula para su mantenimiento” y que estos pagos “no se han congelado”. La educación concertada “sigue cobrando de la administración”, por lo que no tiene sentido que carguen a los padres por “unos complementos extra” que no se están prestando.

En un comunicado, la FAPA lamenta que en la situación actual de estado de alarma dicho colegios no informen “de forma adecuada” que estos pagos son voluntarios y denuncia que otros centros incluso atribuyen estas cuotas de forma “completamente irregular” a los propios servicios educativos y materias que por ley deben de prestarse de forma gratuita dado el concierto educativo que los sostiene.

La Giner de los Ríos recuerda que el artículo 27.4 de la Constitución establece que la enseñanza básica es obligatoria y gratuita, así como el Real Decreto 23/77/1985, que prohíbe percibir una contrapartida económica por una actividad dentro de los programas y planes de estudio. También cita el artículo 88 de ley orgánica de Educación, que dispone que los centros públicos, concertados o privados “en ningún caso” podrán percibir cantidades de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito, imponer la obligación de hacer aportaciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servicios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que requieran aportación económica.

“Las familias no pueden verse obligadas a realizar el pago de estas cuotas, ni durante el estado de alarma ni tampoco antes”, resume la FAPA, que denuncia que hay familias que se han quedado sin trabajo y se les sigue “obligando” a pagar estas cantidades. Según el dato conocido hoy mismo, hay 10.864 nuevos desempleados en marzo en la región, hasta un total de 363.760, y se han presentado 32.000 ERTE que afectan a 1750.000 trabajadores.

Fuentes de la Consejería madrileña de Educación han recordado a los centros educativos públicos y concertados que no pueden cobrar las actividades extraescolares que no están prestando a causa del estado de alarma y advierte de que, si se detectan "abusos", los servicios de inspección actuarán.

Según Educación, en los centros concertados se paga por las actividades y servicios complementarios y actividades extraescolares y la realización de estas actividades o el acogerse a dichos servicios es “voluntario”. Así, solo se podrían cobrar las actividades complementarias que se mantengan online, como talleres de matemáticas o de lectura, pero no los servicios de piscina, ruta o comedor, por ejemplo, ni tampoco la enseñanza online. “Las actividades extraescolares no se pueden cobrar porque no se están haciendo”, añaden las fuentes.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50