Humor en tiempos revueltos

Jamás me quitaría el sueño el papel higiénico, aun estando bajo mínimos, porque no es imprescindible

Uno de los memes sobre papel higiénico y cuarentena por coronavirus.
Uno de los memes sobre papel higiénico y cuarentena por coronavirus.@Tbdpp

Me he pasado la noche dando vueltas en la cama, con un sudor frío recorriéndome la espalda y esta mañana me he despertado ojerosa sintiendo un pinchazo justo debajo de la ceja. Suele sucederme cuando no duermo bien porque algo me inquieta: solo me quedan dos rollos de papel higiénico, ¡qué va a ser de mí!

Antes de encerrarme en casa visité varios supermercados en busca de uno de los productos más demandados, últimamente, y en ninguno había. Quedaba algo de fruta, verdura, carne y lácteos, nada de arroz, muy poca pasta y solo un hueco gigante en el lugar en el que solía estar colocado ese bien de supuesta primera necesidad que con tanto ahínco están acaparando.

Si lo que acaban de leer les resulta absurdo es porque, en efecto, lo es, pero está pasando. No todo en el párrafo anterior es cierto, ahora bien, la actitud de unos consumidores que se consideran previsores y que, en realidad, se están comportando como gorrones, sí lo es. Jamás me quitaría el sueño el papel higiénico, aun estando bajo mínimos porque no es imprescindible. Tengo bidé. Si no dispusiera de él, me quedaría la ducha y de no haber, usaría el lavabo y ese agua maravillosa de Madrid del que tanto presumimos. Eso sí es importante, el agua, la comida y los medicamentos.

Como sigamos así, volverá el estraperlo y habrá que comprárselo en el mercado informal a algún tipo que llevará gabardina y gafas negras y con quien haremos la transacción entre las sombras por el módico precio de mil euros el paquete de doce y seiscientos, el de seis. ¡Aproveche la oferta, oiga! Sin embargo, eso implicaría una interacción que tal y como está el patio, deberíamos evitar, con el fin de no contagiar ni contagiarnos. Mejor agua, en serio.

Lo único bueno que estoy sacando de esto son los estupendos vídeos que brotan del ingenio de las personas en el peor de los momentos. Gente que corta con cuchillos jamoneros trozos de papel higiénico como si se tratara de piezas llegadas del mismísimo Guijuelo; que lo usan a modo de pesas; que simulan cocinarlos en sartenes o que se rodean de rollos, en lugar de billetes, como si estuvieran en videoclips de los 90 y ellos fueran raperos. El encierro puede ser una fuente de humor en tiempos revueltos y de creatividad.

Y hablando del encierro, es increíble cómo estamos viviendo las primeras horas enclaustrados en nuestros hogares. ¡Ni que estuviéramos en Alcatraz! Pegamos la frente y aplastamos la nariz en las ventanas, mirando con nostalgia una calle que no pisábamos tanto, ya que todavía estamos en invierno y hasta hace poco ha hecho malo. ¿Acaso antes del COVID19 teníamos la agenda de una estrella del rock? ¡Si en la mayor parte de los casos, nuestra rutina no era estar hoy en Atlanta y mañana en Nueva York, sino hacernos un casa-trabajo-casa de manual y alguna tarde, bajar a comprar! Ojo, que entiendo perfectamente que no es tanto el durante como la angustia que provoca no saber cuándo acabará. Por desgracia, no tengo una bola de cristal para adivinarlo, pero sí sé que si no nos movemos de casa, será más fácil que mandemos esta pandemia horrible a pasear.

Salud para todo el mundo y gracias a quienes tienen que trabajar y se arriesgan por el resto.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- Medidas clave del estado de alarma.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112