CASAS DE APUESTAS

La suspensión de licencias para casas de juego en Madrid provoca una avalancha de solicitudes

Los empresarios aprovechan los 17 días hasta la entrada en vigor de la nueva legislación y presentan 121 peticiones de apertura o ampliación en dos semanas, el 80% de ellas denegadas

Una casa de apuestas en Madrid.
Una casa de apuestas en Madrid.SOPA Images / Getty Images

El pasado 12 de noviembre, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, anunció que su Gobierno no concedería nuevas licencias para abrir locales de juego y casas de apuestas en la región durante un tiempo indeterminado. Tras ver cómo el conjunto del sector se disparaba hasta rondar los 700 negocios en 2019 y analizar que las casas de apuestas se han multiplicado un 125% desde 2014, el Ejecutivo consideró que había “un problema de salud pública” que afecta en especial a los jóvenes.

Unos días después, la Consejería competente, la Justicia, Interior y Víctimas, explicó que, para garantizar la seguridad jurídica y evitar una eventual cascada de demandas, se aplicaría una moratoria hasta que el decreto se sometiera a audiencia e información pública. Ese trámite, previo a la elaboración de cualquier norma, no se realizó hasta el día 29 de noviembre, por lo que todas las solicitudes recibidas hasta ese momento se tramitarían. En total, fueron 17 días, 13 de ellos hábiles, que los empresarios aprovecharon antes del cierre del grifo de las licencias.

En total, se registraron 121 solicitudes de licencias, según la información a la que ha tenido acceso la cadena SER a través del Portal de Transparencia. De ellas, 88 fueron para la apertura y funcionamiento de nuevos salones de juego, cinco para locales específicos de apuestas y otras 28 para instalar corners o áreas para apostar en locales que ya están en funcionamiento. A 31 de diciembre de 2019, había en la Comunidad de Madrid 685 puntos de apuestas en la región. Sin embargo, según informa el departamento que dirige Enrique López, se han denegado en torno al 80% de esas peticiones. “Se les solicitó que subsanaran errores y no lo hicieron en el plazo legal de 10 días hábiles”, explica un portavoz a la cadena.

Las organizaciones vecinales que luchan contra la proliferación de casas de apuestas y las que atienden a jugadores compulsivos temían que se pudiera producir un efecto llamada. “Nos preocupa que, lo que en principio debería haber sido un freno, se haya convertido en un acicate para una actividad empresarial que ya está más que saturando la ciudad”, señala a la SER Bayta Díaz, psicóloga de la Asociación de Prevención y Atención a la Ludopatía, muy crítica con las ubicaciones “nada inocentes” que escogen los empresarios del juego para sus locales.

Según el análisis que realizó EL PAÍS el año pasado, uno de cada cuatro centros de bachillerato y FP de Madrid se halla junto a un salón de juego. Hay zonas de Carabanchel, Tetuán, Puente de Vallecas, Usera, Latina y Ciudad Lineal en las que llegan a concentrarse 10 casas de apuestas en 250 metros. Fuera de la capital, estos locales abundan en ciudades como Fuenlabrada, Móstoles o Alcalá de Henares, según fuentes del sector.

Más información

Lo más visto en...

Top 50