_
_
_
_
_
ELECCIONES CATALANAS
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

¿Cómo lo hicieron las encuestas en Cataluña? Bien las nuestras; no tanto el CIS

Analizamos el grado de acierto de cada encuestadora en una docenas de elecciones desde 2018. Los sondeos de 40dB. y el promedio que publica EL PAÍS están entre los mejores

Las encuestas volvieron a ser tremendamente útiles en las elecciones del domingo. Estuvieron muy precisas. Las estimaciones de 40dB. que publican EL PAÍS y la SER apenas se desviaron un punto por partido, que es una precisión notable. Y lo mismo hizo nuestro promedio de sondeos, que redujo el error en otra décima.

Las encuestas acertaron con el orden de las ocho fuerzas con representación. Además, lograron algo siempre complicado: predecir la irrupción —y el peso— de una nueva formación, la derecha radical e independentista de Aliança Catalana. El mayor error se produjo con ERC, que logró tres puntos menos de lo previsto; nuestro promedio también subestimó al PP, ligeramente, mientras que el sondeo de 40dB. lo hizo con Vox y Aliança.

Los encuestadores encadenan en 2024 tres elecciones con buenos resultados (Cataluña, País Vasco y Galicia), después de haber estado algo peor el año pasado en las generales y sobre todo en la Comunidad Valenciana.

¿Qué sondeos están siendo más precisos? En la tabla se representa el acierto de siete empresas y del CIS, en las principales citas electorales desde 2015. Ahí se puede comprobar el buen desempeño tanto de los sondeos de 40dB. como del promedio de EL PAÍS.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las estimaciones de 40dB. han sido mejor que la media (color verde) en todas las citas de este año y el anterior. Nuestro promedio, que elaboramos agregando sondeos con una probada metodología, batió a la media prácticamente siempre (14 de 15 veces) y tiene la mejor precisión global. Aunque, por supuesto, nuestro promedio solo funciona gracias a las encuestas de las que se alimenta.

El CIS volvió a ser impreciso

La última estimación del organismo público para las elecciones catalanas cometió un error de 1,78 puntos de media, casi el doble que nuestro promedio. Se desvió en tres puntos con ERC —como la mayoría—, pero también con PSC (3,5 puntos) y Junts (5). Su estimación fue la segunda peor de 19 analizadas.

El mal desempeño del CIS no es una noticia. Como mostraba el gráfico anterior, cuando comparamos las principales encuestadoras, las del CIS aparecen como las peores. Es así desde la llegada de José Félix Tezanos al centro. Si 40dB. se desvía 0,1 puntos menos por partido que la encuesta típica, el CIS se desvía 0,6 puntos más.

El CIS también volvió a exhibir su principal deficiencia: el sesgo a la izquierda de sus estimaciones. Le daba un 37,4% a la suma de PSC y Comuns, que se quedaron en el 33,8%. Tampoco sorprende. Ese patrón se repite sin casi excepciones: con Tezanos, sobrestimó a la izquierda en 40 de las 41 elecciones analizadas.

Que las encuestas cometan errores es algo normal, esperable y explicable, porque son un ejercicio de aproximación. ¿Qué es más difícil de justificar para el CIS actual? Que su instrumento de medida se haya demostrado desviado de manera sistemática, como esos carritos de supermercado que se tuercen, y que aunque pasen años y años, nadie se moleste en corregirlo.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_