ELECCIONES CATALANAS

Aragonès urge a formar Gobierno en Cataluña para abordar el malestar social y el modelo de orden público

La oposición cree que el Ejecutivo erosiona a los Mossos y recuerda que ERC gobierna desde hace cinco años

El 'president' en funciones, Pere Aragonès, durante su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlament. En vídeo, Aragonès condena la violencia y da su respaldo a los Mossos.ALBERT GARCIA / VÍDEO: QUALITY

El president en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, ha utilizado este martes su comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlament para insistir en la necesidad de conformar un Govern lo más pronto posible en Cataluña tras las elecciones del 14 de febrero. El también candidato de ERC a presidir la Generalitat ha asegurado que esta es la única manera de tener las herramientas necesarias para solucionar “de raíz” el malestar social que, ha asegurado, también reflejan las manifestaciones y ataques al mobiliario público y propiedad privada de los últimos días en Cataluña. Aragonès también ha defendido a los Mossos d’Esquadra y ha rechazado “todo tipo de violencia” pero ha considerado que el Parlament deberá abordar en la próxima legislatura el modelo de orden público en alusión a las exigencias de la CUP en este sentido.

“El prestigio del cuerpo de los Mossos viene dado por la capacidad de reaccionar y cambiar eso que no funciona”, ha asegurado Aragonès. Para el republicano, es necesario depurar cualquier tipo de mala praxis y ha lamentado que una joven perdiera un ojo, hace una semana, en una maniobra de los antidisturbios donde supuestamente dispararon un proyectil de espuma que impactó en la mujer. Aragonès también ha querido ampliar el foco y, tras pedir que no se criminalice la protesta, ha instado a analizar el malestar social y la precariedad en los jóvenes. A raíz de la pandemia, ha sostenido, “los jóvenes ven que no pueden desarrollar su vida social. Eso provoca frustración y malestar”, ha dicho.

Más información

El president en funciones se ha encontrado con las críticas muy duras de todas las fuerzas de la oposición, por razones muy diversas. “O los Mossos o la CUP”, ha asegurado la portavoz del PSC, Eva Granados. “ERC, Junts y la CUP son la combinación de los que animan a apretar, los que dicen que mejor esperar, y los que creen que cualquier excusa es buena para apretar. O respeto, o apretar”, ha dicho la dirigente socialista aludiendo al episodio protagonizado por el expresidente Quim Torra que animó al independentismo radical a “apretar” a los gobernantes en otro episodio de disturbios. Granados y la líder de los comunes, Jéssica Albiach, han coincidido en echarle en cara a Aragonès que hable de la precariedad de los jóvenes cuando su formación lleva cinco años gobernando. “Tenemos que hacer un Govern de izquierdas para hacer políticas públicas para ir a los problemas de raíz. Díganos qué hará distinto a partir de ahora” le ha pedido Albiach a ERC, en referencia a descartar un acuerdo de Govern con Junts.

El líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha asegurado que el independentismo ha sacado réditos de las protestas a favor del rapero Pablo Hasél como “una nueva forma de golpismo” y ha criticado que el Govern defienda al músico, recordando que está en prisión por atacar a un trabajador de TV-3 y amenazar a un testigo. “Los catalanes tenemos un problema que se llama CUP y es que hace cinco años que esta formación anticapitalista marca la política de Cataluña”, ha agregado el diputado naranja, lamentando las negociaciones para cerrar un Ejecutivo. Antes, Aragonès había defendido la necesidad de derogar la llamada ley mordaza y las limitaciones del Código Penal en delitos como injurias contra la Corona. “El jefe de Estado tiene que poder ser criticado igual o más que cualquier miembro de esta Cámara”, ha dicho.

Tanto Granados como el jefe de filas del PP, Alejandro Fernández, han coincidido en que la polémica por los destrozos y la tardanza del Govern en criticar abiertamente la deriva violenta de las manifestaciones ha llevado a una erosión de la credibilidad de los Mossos. El diputado anticapitalista Vidal Aragonés ha criticado a Aragonès por defender “la profesionalidad” del cuerpo e incluso ha puesto en tela de juicio que se le pueda llamar “profesión” pertenecer a ese cuerpo. “Ante la peor crisis económica de los últimos 40 años ustedes hablan de contenedores y aparadores. Abandone el discurso de la derecha sobre la seguridad, vamos hacia la izquierda que queremos”, ha añadido.

El líder de la bancada de ERC, Sergi Sabrià, ha reforzado la idea de la necesidad de un nuevo Govern para que haya “elementos nuevos para transformar el país” y ha aclarado que más allá del modelo de seguridad pública hay denuncias por actitudes de racismo y xenofobia dentro de los Mossos que aún no se han abordado. “Queremos un Govern amplio en el cual el PSC no puede estar porque se ha puesto al lado de la represión”, ha aclarado el republicano.

Albert Batet, cabeza visible de Junts, se ha sumado a las críticas a la violencia de los otros partidos y ha acusado a Ciudadanos de “competir con Vox” en quién pone más querellas contra el independentismo. El líder de la bancada del partido de Carles Puigdemont ha lamentado que el PSC haga críticas al apoyo a los Mossos cuando desde el Gobierno central no se ha dado el dinero suficiente para sufragar los gastos de la policía catalana.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50