ELECCIONES CATALANAS

El PSC propondrá a Eva Granados como presidenta del parlamento catalán

Salvador Illa insiste en su voluntad de optar a la investidura para la presidencia de la Generalitat pese a no contar con los apoyos necesarios

Salvador Illa y Eva Granados en la noche electoral. En vídeo, Illa propone que Eva Granados sea la presidenta del Parlament.(FOTO: MASSIMILIANO MINOCRI | VÍDEO: EP)

Los partidos han empezado el juego de cartas para conseguir la presidencia del parlamento de Cataluña. El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ha anunciado este jueves que su candidata para presidir la cámara será Eva Granados. La número dos de Salvador Illa en las recientes elecciones autonómicas es la elegida por los socialistas para un cargo que en los años de conflicto por la independencia unilateral ha sido determinante. El PSC, ganador ajustado de los comicios, es la primera formación que comunica oficialmente su apuesta, aunque sus rivales en el nacionalismo catalán, mayoritarios en el Parlament, hace ya días que barajan otras posibilidades.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Junts per Catalunya (Junts) y la CUP abrieron la semana pasada las negociaciones para formar un gobierno independentista y también para asegurarse el control de la mesa del parlamento. Por parte de Junts se sopesa la posibilidad de presentar a su cabeza de lista, Laura Borràs, como presidenta de la cámara. Los anticapitalistas de la CUP, que de nuevo pueden ser determinantes para garantizar la estabilidad de un ejecutivo de ERC y Junts, han planteado que su número uno, Dolors Sabater, o Carles Riera asuman el cargo, según informó el diario Ara.

Illa defendió que el parlamento debe tener al frente una mujer de izquierdas. “Es razonable que el partido que ha ganado las elecciones tenga la responsabilidad de presidir la cámara, para garantizar que es una cámara de diálogo, una cámara de debate, una cámara ni para hacer frivolidades ni para romper el Estado de Derecho”, ha afirmado el exministro de Sanidad. Illa se refería implícitamente a las últimas presidencias del parlament, sobre todo a la de Carme Forcadell, que en 2017 permitió que la mayoría independentista aprobará las leyes inconstitucionales de separación de España.

El candidato del PSC ha pedido que la legislatura que comienza, sea “la del diálogo y la del reencuentro, sin reproches”, y ha subrayado que todas las partes deben asumir responsabilidad en lo sucedido en la última década, la del procés, en la que Cataluña ha retrocedido como referente en España y en Europa, según Illa.

Illa ha insistido en que se siente legitimado para presentarse a la investidura como presidente de la Generalitat y para formar un ejecutivo bipartito con En Comú Podem. Este partido ya es socio del PSC en el Gobierno central y en el Ayuntamiento de Barcelona. Las opciones de Illa para ser investido son escasas porque necesitaría del apoyo de ERC o de Junts, algo que ambos partidos han descartado incluso en un documento escrito. Que Illa pueda presentarse a la investidura también depende del presidente o presidenta de la cámara. Según el reglamento, esta persona, tras consultar a los grupos parlamentarios, decide qué candidato tiene más apoyos para someterse a la votación. Una mayoría independentista compuesta por ERC, Junts y la CUP tendría más opciones para ello.

El diputado y dirigente del PSC Ferran Pedret explicó la semana pasada a EL PAÍS que la apuesta para investir a Illa también se plantea en el caso de que los partidos nacionalistas catalanes no lleguen a un acuerdo o que, si forman Gobierno, la legislatura se rompa por sus desacuerdos, tal y como sucedió en la pasada legislatura. El PSC también ha comunicado que propondrá a Pedret como secretario de la mesa del parlamento y a Alicia Romero como portavoz de su grupo.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50