Sánchez exige al PP que rompa con Vox en toda España si quiere la abstención del PSOE

El presidente da por hecho que los populares gobernarán con la ultraderecha en Castilla y León, pero abre una puerta: “Si dicen que la ultraderecha es un peligro, a lo mejor nos podemos entender”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control celebrada por el pleno del Senado este martes en Madrid.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control celebrada por el pleno del Senado este martes en Madrid.Kiko Huesca (EFE)

La Moncloa ha decidido parar cuanto antes el movimiento dentro del PSOE y en sectores de la opinión pública para presionar a los socialistas a que se abstengan en la investidura en Castilla y León y permitan así que el PP pueda gobernar sin tener que meter a Vox en el Gobierno. Pedro Sánchez, el principal artífice de esta estrategia de respuesta que ya había puesto en marcha en Castilla y León su candidato, Luis Tudanca, ha sido muy rotundo en el Senado ante la petición expresa del portavoz del PP, Javier Maroto, que le planteaba la abstención.

El presidente pone una condición muy clara y prácticamente imposible de cumplir para el PP en este momento: que rompa todos los acuerdos con Vox que le permiten gobernar en Madrid, en Andalucía o en Murcia. Si el PP quiere la abstención del PSOE, ha señalado, tendrá que explicar por qué. Y para hacerlo, debería señalar que considera a Vox un peligro para la democracia, como piensa el PSOE. Pero el PP, en especial algunos sectores como el de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, defiende estos pactos con Vox que llevan su firma y permiten la gobernabilidad en varias autonomías y ayuntamientos en los que no están en el Ejecutivo, pero sí tienen acuerdos de contenido que permiten la gobernabilidad.

“Si quieren la abstención, explíquenla. Si creen que la ultraderecha es un peligro, a lo mejor nos podemos entender. Pero entonces a todos los que pactan con la ultraderecha, en Madrid y en otros lugares, dígales que rompan los acuerdos”, señaló el presidente. Sánchez dio por hecho que nada de esto sucederá y el PP finalmente gobernará con Vox en Castilla y León.

Mientras, Maroto apuntó varias veces hacia esa salida de la abstención, e insistió en que, si no lo hace, el PSOE demostrará que en realidad quiere que Vox entre en el Gobierno. “Da la impresión de que quien tiene más ganas de ver a Vox gobernando no es Abascal, sino usted. Estudie las alternativas, señor Sánchez”, lanzó Maroto.

“Fue usted el que perdió las elecciones en Castilla y León, no Tudanca. Ahora desatarán la alarma antifascista. Mañueco ya ha dejado claro que quiere un Gobierno en solitario. Hay voces autorizadas de su partido que están planteando la abstención del PSOE: el alcalde de Valladolid, el de León. ¿Cree que el PSOE debe abstenerse o les va a poner una mordaza para impedir el debate en su partido?”, insistió Maroto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sánchez fue rotundo. “Dijeron que iba a arrasar y ahora encontramos que van a tener que pactar con Vox. Ni el PSOE ni yo somos culpables del adelanto electoral, ni somos responsables de los acuerdos que mantiene con la ultraderecha en Madrid, en Murcia, en Andalucía. Si quieren la abstención, expliquen a la ciudadanía por qué se niegan a tener un Gobierno de coalición con el partido de la ultraderecha. Ustedes convocaron estas elecciones y quien ha salido ganando es Vox y quien ha salido perdiendo es Castilla y León. Ustedes las convocaron porque les dijeron que iban a lograr un 41%. No era verdad, el cambio de ciclo que iba a llevar a Casado a la Moncloa no ha sido tal”, ha rematado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS