Soria ¡Ya! arrasa al concentrar el voto de la España Vaciada

La candidatura soriana consigue tres representantes y consolida políticamente su proyecto social en la provincia | Ninguna de las otras cuatro candidaturas de la plataforma logra escaño

El candidato de la agrupación de electores de Soria ¡Ya!, Ángel Ceña (derecha), celebra los resultados electorales en la sede del partido en Soria. Foto: NACHO IZQUIERDO | Vídeo: EUROPA PRESS

Las banderolas y pegatinas reivindicativas de Soria se han convertido en votos. Soria ¡Ya! ha conseguido canalizar políticamente la desafección contra la que lleva luchando 20 años y ha obtenido tres procuradores en las Cortes de Castilla y León. Son solo unos pocos de los 81 asientos del hemiciclo y menos del 2% autonómico, fruto de un inmenso 42,3% en la provincia, pero supone un hito para un territorio que se siente olvidado. Esta irrupción ha abrumado al PP y al PSOE, ya que la agrupación suma casi más sufragios que los dos grandes juntos, e implica que tres sorianos anónimos hasta hace semanas ―el funcionario Ángel Ceña, la abogada Vanesa García y el técnico de ambulancias Toño Palomar― accedan a las instituciones. El gran objetivo se ha cumplido con creces al ser la formación más respaldada y encarar el desafío de lanzar sus proclamas en las altas instancias, aunque los demás sellos de la España Vaciada se hayan quedado sin representación.

“¡Hala, hala, en mi pueblo el doble que el PSOE!”, exclamaba García, abogada y flamante parlamentaria, que antes de conocer los resultados estaba más preocupada “del madrugón para currar mañana” que de su aterrizaje en política. Al rato, ante los medios, contenía las lágrimas de emoción. El olor a triunfo se entremezclaba con el aroma de las croquetas, tortillas y torreznos que la plataforma soriana ha llevado a su sede, alquilada para la campaña, en una callejuela de Soria, para digerir un triunfo que iban atisbando con la acogida recibida en esa tierra, en la que hay solo nueve habitantes por kilómetro cuadrado.

Ceña miraba absorto la pantalla que informaba del recuento ante medios nacionales e internacionales escuchando cómo el avance del escrutinio se traducía en palmas. “¡Silvia, calienta que sales!”, cantaban a Silvia Blanco, número cuatro de la lista, lo cual hubiera sido una gesta inédita desde que el PP lo hizo en tiempos del soriano Juan José Lucas. El PP y el PSOE se quedan con un parlamentario cada uno (uno y dos menos, respectivamente que en 2019), devorados por la fuerza local.

Ese triunfo contrasta con que el resto de plataformas de la España Vaciada no hayan logrado diputados autonómicos. Una de las grandes resignaciones de estos colectivos es que ante las prematuras elecciones no hubo tiempo para que cuajaran más allá de Soria ¡Ya!, avalada por su largo recorrido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes del PP han admitido que la decisión del presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, también se debió al afán por socavar el auge de estos movimientos, algo que los números han corroborado. Las candidaturas de Vía Burgalesa-España Vaciada y Palencia España Vaciada bebían de agrupaciones más históricamente activas, pero en Salamanca y Valladolid faltaba tirón popular.

En las semanas previas a los comicios estos partidos avisaron de que no cosechar representación no sería un “fracaso” sino un primer paso para afianzar el trabajo y mirar a las elecciones municipales y autonómicas de 2023, en las que confían en que concurran más formaciones de esta filosofía. De momento, Soria ¡Ya! ha imitado a Teruel Existe aunque en el ámbito provincial, pues los aragoneses fueron los más votados en el territorio turolense y mandaron al Congreso a Tomás Guitarte, tótem de estas asociaciones contra la despoblación en la política nacional.

La celebración ha distado mucho de los baños de masas habituales en grandes partidos, pues ni en Soria hay tanta gente ni la noche acompañaba con una lluvia inmisericorde. Una familia joven con dos niños pequeños, no poca cosa en una provincia demográficamente en declive, se asomaba a su balcón para observar la alegría de Soria ¡Ya! en ese escenario más propio de una orquesta de verano que de una formación parlamentaria.

Los comicios anticipados han adelantado los sanjuanes, festividad local, y a medida que el tercer procurador cobraba fuerza se gritaba “Ese Toño, ese Toño, ¡Eh! ¡Eh!”. La ilusión se desbordaba mientras vislumbraban la responsabilidad de que los pies de la despoblación, hartos de caminar sobre caminos de tierra, pisen moqueta para exigir aquello que les falta.

Ambiente durante la noche electoral en la sede de Soria ¡Ya!, en Soria.
Ambiente durante la noche electoral en la sede de Soria ¡Ya!, en Soria. Nacho Izquierdo

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS