Elecciones en Castilla y León
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

El momento de derechas y otros cinco datos clave de las elecciones en Castilla y León

Los populares no han logrado el éxito que esperaban cuando adelantaron las elecciones, pero seguirán previsiblemente en el Gobierno y ven ensancharse la ventaja de la derecha sobre la izquierda

Los sondeos acertaron con el resultado de Castilla y León: el PP no tendrá una mayoría en solitario, pero le bastará el apoyo de Vox. Los populares no han logrado el éxito que quizás esperaban al precipitar las elecciones, aunque seguirán previsiblemente al frente de la comunidad que gobiernan desde hace más de 30 años. No hubo grandes sorpresas, pero hay conclusiones que sacar de los resultados. Estos son los datos clave.

1. El Partido Popular gobernará. La fórmula se tendrá que negociar, pero la aritmética no deja alternativas a un acuerdo entre PP, que logró 31 escaños, y Vox, que se fue hasta 13 procuradores. La incógnita es saber si la fuerza de derecha populista entrará en el gobierno, sustituyendo a Ciudadanos, o si el PP gobernará en solitario. Los populares solo gobernarán con permiso de Vox.

2. ¿Hay un momento de derechas? La decisión del PP de anticipar las elecciones no ha servido para darle un resultado excepcional, ni al partido ni a su bloque, pero el voto de Castilla y León sí se ha desplazado a la derecha. En 2019, los conservadores se impusieron a la izquierda por 10 puntos en las autonómicas y por 14 en las generales de noviembre; y ahora esa brecha se ha abierto hasta los 19 puntos. La suma de PP, Vox y Ciudadanos sigue más o menos donde estaba, en un 54%, pero la de PSOE y UP baja del 42% al 35%. La entrada de España Vaciada y otras pequeñas formaciones ha sido, pues, a costa de la izquierda.

Además, el voto de la derecha sigue centrifugado hacia su extremo. Comparado con 2019, Ciudadanos baja del 7,6% al 4,5%, mientras que Vox sube del 16,8% al 17,6%.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

3. Vox volvió a tener éxito, como en las últimas generales, pero esta vez para decidir un gobierno autonómico. En las generales de 2019, el PP logró un 31% de votos y Vox, un 16,8%; un resultado que casi repiten: el PP ha conseguido el 31,5% de los votos y Vox el 17,6%. La formación más a la derecha del espectro español sale perfectamente consolidada.

4. Podemos y Ciudadanos logran un escaño cada uno, pero salen malparados en votos. Los apoyos del partido naranja en Castilla y León se disolvieron en 2019: lograron un 19% de los votos en las generales de marzo, bajaron al 15% en las autonómicas de mayo y hasta el 7,6% en las generales de noviembre. Tres años después, siguen cayendo.

Más sorprendente fue la debilidad de Unidas Podemos. Aunque la suma de Podemos e Izquierda Unida llegó a lograr el 16% de los votos en las autonómicas de 2015, en 2019 se quedaron en el 7% y ahora bajan al 5,1%.

5. La España Vaciada tiene éxito. El adelanto electoral cogió a las plataformas localistas a medio organizar, pero su resultado es relevante. Soria ¡Ya! se ha llevado el 42% de los votos de la provincia y consigue tres escaños. Es la demostración de que hay ventaja en concurrir por circunscripciones pequeñas: con un 1,5% de los votos de Castilla y León, se llevan el 3,7% de los escaños. Y esa ventaja puede ser mayor, incluso, en unas elecciones generales. Con estos resultados, Soria ¡Ya! podría conseguir un escaño en el Congreso de los Diputados con 20.000 votos, en lugar de los 100.000 que necesitó Más País en Madrid, por poner un ejemplo del otro extremo.

6. Las encuestas han estado bien. Solemos acordarnos de ellas cuando son imprecisas, pero hay que señalar también sus aciertos: por ejemplo, la encuesta de 40dB., que publicó este periódico, no falló por más de dos escaños con ningún partido y en gran medida anticipó el resultado que anoche arrojaron las urnas.

El candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León por el PP, Alfonso Fernández Mañueco, saluda a una mujer después de valorar los resultados obtenidos.Foto: MANUEL ÁNGEL LAYA | Vídeo: EPV
50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Kiko Llaneras

Es periodista de datos en EL PAÍS y doctor en ingeniería industrial. Antes de llegar al periódico en 2016 era profesor en la Universitat de Girona y en la Universidad Politécnica de Valencia. Escribe una newsletter semanal, con explicaciones y gráficos del día a día.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS