_
_
_
_
_

El juez archiva la investigación a Mónica Oltra que la forzó a dimitir como vicepresidenta valenciana

La dirigente de Compromís renunció al cargo en 2022 tras ser imputada por el presunto encubrimiento de los abusos sexuales cometidos por su exmarido en un centro de menores de la Generalitat

Mónica Oltra
Mónica Oltra, el día en el que acudió a declarar a los juzgados de Valencia por el caso de presunto encubrimiento en el que estaba imputada y que llevó a su dimisión.Mònica Torres
Cristina Vázquez

El Juzgado de Instrucción 15 de Valencia ha archivado provisionalmente la causa contra la exvicepresidenta del Gobierno valenciano Mónica Oltra, de Compromís, que había sido imputada por encubrir supuestamente los abusos sexuales a una menor cometidos por su exmarido, Luis Ramírez Icardi, entre finales de 2016 y principios de 2017. Oltra, que siempre sostuvo su inocencia, se vio forzada a dimitir en junio de 2022 tras ser investigada por encubrimiento junto con otros 15 altos cargos y funcionarios de su departamento. Ahora, la causa ha sido archivada porque, tras más de dos años de investigación, el juez no aprecia “indicios de la comisión de delito alguno”. La resolución no es firme y puede ser recurrida.

El juez investigaba si la exvicepresidenta (que era también consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas) y otros miembros de su equipo maniobraron para ocultar o minimizar el caso de abusos sexuales a una menor tutelada que afectaba al exesposo de la dirigente política. Ramírez Icardi fue condenado en primera instancia a cinco años de cárcel en marzo de 2021 y se encuentra ya en prisión después de que el Tribunal Supremo confirmara la sentencia el pasado diciembre. La víctima de los abusos, de 14 años, estaba acogida en un centro de menores tutelado por la Generalitat valenciana que dependía directamente del departamento dirigido por Oltra.

El titular del juzgado llegó a imputar a 15 personas que formaban parte del gabinete de Vicepresidencia de la Generalitat entre febrero y diciembre de 2017, cuando la menor denunció los abusos siendo Oltra vicepresidenta y consejera; e investigó los correos que intercambiaron entre ellos. La menor estaba representada por el abogado José Luis Roberto, del partido ultra España 2000. La acusación popular en este caso la ejercía la asociación Gobierna-te, de la exdirigente de Vox Cristina Seguí, a la que se adhirió la formación de extrema derecha.

Según el auto hecho público este martes, el magistrado considera que no existen “indicios de la comisión de delito alguno”. “Y ello”, prosigue, “aun cuando en la denuncia y querella iniciales se hicieran de manera meramente provisional calificaciones jurídico-penales que resultan insostenibles con arreglo a lo actuado”. El juez insiste en que “se ha reiterado hasta la saciedad que no existe un solo indicio de que se dictara orden o instrucción alguna emanada de los cargos directivos de la Consejería [de Oltra] dirigidas a ocultar los hechos ni a desacreditar a la menor”.

El magistrado añade que, “finalizada la instrucción, oídos todos los investigados, tomando en consideración las declaraciones de todos los testigos (y muy en particular el de la propia víctima), examinada la copiosa documental obrante en autos y examinado el tráfico de 48 correos electrónicos entre los investigados y otros, no subsiste indicio racional de criminalidad alguno contra los imputados”. Por ello, señala, no existe “fundamento alguno para dictar una resolución de imputación judicial definitiva” pues “las meras sospechas, conjeturas o elucubraciones sobre lo acaecido, no sustentadas en indicios racionales, no autorizan a ello”.

La imputación tuvo consecuencias determinantes en la carrera política de Oltra, que se resistió hasta el último momento a dimitir, pero finalmente lo hizo, presionada por sus socios del PSOE valenciano y por el propio presidente de la Generalitat en ese momento, el socialista Ximo Puig. Oltra renunció a su cargo en el Gobierno valenciano, a su acta de diputada y a todos sus cargos en Compromís. “No voy a ser su coartada para que expulse a Compromís del Gobierno”, dijo la dirigente en la rueda de prensa en la que anunció su renuncia, tras atribuirla a una “infamia judicial y mediática” que “pasará a la historia”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El exalcalde de Valencia y dirigente de Compromís Joan Ribó aseguró entonces que Oltra era una persona “imprescindible” para la formación valencianista, aunque en ese momento tuviera que dar “un paso al lado”. “A veces, conviene dar un paso al lado para avanzar con más fuerza”, fueron sus palabras hace casi dos años. Este martes, tras conocerse el auto del juez, Compromís ha defendido “la inocencia y decencia” de Oltra y ha sostenido que el suyo es un caso de persecución judicial. El portavoz parlamentario del PSPV-PSOE, José Muñoz, ha mostrado también su satisfacción por el sobreseimiento de la causa judicial. Y la portavoz de Compromís en el Congreso, Águeda Micó, tras celebrar el archivo, ha invitado a la exvicepresidenta a volver a la primera línea política si así lo desea. Oltra ha guardado silencio durante todo el día.

El actual presidente de la Generalitat y líder del PP valenciano, Carlos Mazón, ha mostrado su “total respeto a las decisiones judiciales”. “En cualquier caso, he dicho, digo y diré que cada día que pasa sin pedir perdón a Maite, la niña que sufrió abusos con condenas en firme y todavía pendientes de ejecución, no es de recibo”, ha agregado.

Desde el ámbito político estatal, la líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha mostrado su alegría por el archivo judicial y ha asegurado que el daño causado a Mónica Oltra es “irreparable”, tanto en el plano político como personal. Varios representantes de Mas Madrid le han trasladado su cariño: “Hoy ganan los buenos”, ha dicho la portavoz de la formación, Manuela Bergerot.

Por la tarde, a las puertas de la sede del Gobierno valenciano, unas 60 personas -el jefe de gabinete de Oltra, Miquel Real, imputado también en la causa hoy sobreseída, se han concentrado espontáneamente para celebrar el archivo del caso, al tiempo que han reiterado que la exvicepresidenta tiene las puertas abiertas de la formación si decide volver. Carles Esteve, diputado de Compromís en las Cortes Valencianas, presente en la concentración junto a otros compañeros de partido, se ha referido a las 96 páginas de un auto judicial “que dice que no hay nada, que lo que la exvicepresidenta dijo en sede parlamentaria era la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”. Y ha considerado que “lo que demuestran esos folios es que la derecha y la extrema derecha han necesitado arroparse de una mentira para poder ganar las elecciones”.

Objeto de los ataques del PP durante dos años

La dirección nacional del PP y también la autonómica reclamaron en reiteradas ocasiones la dimisión de Mónica Oltra tras la apertura de las diligencias judiciales en 2021. En diciembre de ese año, el entonces presidente nacional del PP, Pablo Casado, usó el caso de Oltra para atacar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una sesión de control: “¿Para qué sirve un Gobierno que deja tirados a los más desfavorecidos? A las niñas tuteadas por el Gobierno socialista de Baleares que fueron prostituidas y se niegan a investigarlo, a la menor abusada por el marido de Mónica Oltra mientras el Gobierno socialista lo ocultaba", espetó Casado. 
Tras la renuncia de Oltra en junio de 2022, el líder del PP valenciano, Carlos Mazón, aprovechó para arremeter contra el presidente socialista Ximo Puig, socio de gobierno de Compromís en la Generalitat, por no haberla destituido. “Durante demasiado tiempo Puig no ha asumido ninguna responsabilidad ni ha tomado ninguna decisión sobre un asunto que es abominable, y finalmente ha tenido que ser Oltra la que lo decida por él”, criticó en aquellos días.  Alberto Núñez Feijóo, ya presidente nacional del PP, abundó en la misma dirección durante una visita a Valencia en octubre de ese mismo año: "Si Oltra hubiera estado en mi Gobierno la habría cesado inmediatamente", dijo, afeando que la política "dimitiera cuando quiso". Feijóo denunció que la situación de la dirigente de Compromís era insostenible "por su situación familiar, personal y política". 


Sobre la firma

Cristina Vázquez
Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_