_
_
_
_
_

La Policía solo halla tres nuevos correos de colaboradores de Oltra sobre el caso de su exmarido porque el resto se borró de manera automática

El jefe de Sistemas de la Generalitat explica que al mes del cese de un cargo se eliminan los mensajes. Sin embargo, sí se entregaron 50.000 comunicaciones durante el Gobierno anterior de izquierdas, pedidos cuatro meses después de dimitir la vicepresidenta

Mónica Oltra
La exvicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra, en los juzgados de Valencia, junto a su abogado, en diciembre de 2022.Mònica Torres
F. B.

La Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional ha remitido al juez solo tres correos electrónicos de 2019 que se intercambiaron los colaboradores de la exvicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, de Compromís, y que están relacionados, a juicio de los investigadores, con la causa abierta por el supuesto intento por parte de ella y su equipo de maniobrar para ocultar o minimizar el caso de abusos sexuales a una menor por el que fue condenado a cinco años su exmarido, Luis R. Icardi. Hay 15 personas investigadas, entre ellas, la propia Oltra. El resto de comunicaciones fueron borradas de manera automática, según explicó el jefe de Sistemas de la Generalitat a los agentes en la investigación de la quinta pieza separada que se ha desarrollado durante el actual mandato de la Generalitat, cuyo gobierno está formado por PP y Vox.

Concretamente, el juez pidió que se investigase quiénes formaron parte del gabinete de vicepresidencia de la Generalitat entre febrero y diciembre de 2017, cuando la menor denunció los abusos siendo Oltra vicepresidenta y consejera de Inclusión Social, y los correos que intercambiaron entre ellos y con el jefe de gabinete de octubre a diciembre de 2019 a petición de la acusación popular que ejerce la asociación Gobierna-te, de la exdirigente de Vox Cristina Seguí, a la que se ha adhirió también la formación de la ultraderecha. La policía se dirige a la actual vicepresidencia primera de la Generalitat, que desempeña Vicente Barrera, de Vox. el jefe de Gabinete responde que desconoce la identidad y remite a la policía a la página web “GVA Oberta”.

Dichos correos, según consta en el informe policial, al que ha tenido acceso EFE, se enviaron entre el 2 y el 13 de diciembre de 2019. En uno de estos correos el remitente es el que fuera jefe de gabinete de la consellera, Miquel Real, y en los otros dos Real es el destinatario. En dos de estos mensajes el asunto es “Comunicación Niño Jesús” -el centro donde residía la menor tutelada que fue víctima de abusos- y en el tercero el asunto es “Expediente protección 347/08″. No ha trascendido el contenido de los mismos.

La Policía únicamente ha podido localizar el archivo de los correos de Miquel Real, puesto que los del resto de 11 colaboradores (asesores o funcionarios) han sido borrados en su totalidad. Durante el mandato del nuevo gobierno de la Generalitat, formado por el PP y Vox, que se inició en julio de 2023, los agentes se entrevistaron con el jefe del Servicio de Sistemas de la Generalitat, quien les indicó que transcurrido un mes desde el cese se elimina todo el contenido del buzón de un funcionario o alto cargo cesado, y que si el de Real no se suprimió fue por petición del interesado. Nadie establece el borrado de los correos de la nube, añadió, sino que se sigue el protocolo automático de la nube.

Fuentes del entorno de los investigados han cuestionado el hecho de que no se hayan encontrado más correos y que se siga manteniendo cierta duda sobre su actuación, dado que en anteriores ocasiones, en el marco de esta misma investigación, en otras piezas separadas, la Policía halló cerca de 50.000 correos de los correos de los mismos remitentes y destinatarios del 2017.

En este sentido, recuerdan que la dimisión de Oltra se produjo en junio de 2022 y que, cuando en octubre de ese mismo año, cuando aún gobernaba la izquierda (lo hizo hasta junio de 2023) y la acusación de Cristina Seguí pidió que se investigasen los correos de los colaboradores entre junio y octubre de de 2017 de la ex vicepresidenta, se encontraron y analizaron los 50.000 señalados, sin encontrar indicios de ocultamiento. Habían transcurrido cuatro meses desde la dimisión de Oltra, pero los correos no se habían eliminado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por ello, cuestionan que esta nueva petición de correos no haya sido atendida con la misma eficiencia por el actual Consell, formado por el PP y Vox, que alude a un protocolo que no se aplicó tras la salida de Oltra del Ejecutivo.

El citado juzgado investiga a un total de quince personas para tratar de esclarecer su participación en la apertura de un expediente informativo o de información reservada con el que supuestamente se trató de ocultar el caso o desacreditar a la menor que sufrió abusos por parte del entonces marido de Mónica Oltra.

La menor contó lo que le sucedía a una trabajadora del centro en febrero de 2017, pero desde la Administración competente únicamente se elaboró un informe interno en un principio. Meses después, en junio de 2017, la menor insistió en su denuncia ante la Policía Autonómica, y fue en este momento cuando la Fiscalía de Menores abrió diligencias de investigación.

Al concluir el proceso contra el exmarido de Oltra, la menor acosada, representada legalmente por un histórico dirigente de la formación de la ultraderecha España 2000, y con Vox y Gobierna-te como acusaciones populares, han iniciado un proceso judicial contra la Conselleria. Oltra y Compromís han denunciado la persecución con ella por parte de la derecha y extrema derecha en un caso que consideran de lawfare (guerra judicial)

Este proceso se basa la supuesta omisión del deber de custodia y protección y pretende determinar si se produjo un delito en la elaboración de un informe interno -que desacreditaba su versión- sobre lo sucedido.

Actualmente, además de Oltra, se encuentran procesadas personas que ocuparon cargos en las direcciones territoriales de la Conselleria de Igualdad, así como jefes de sección, psicólogos y personal de centros de menores.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

F. B.
Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_