_
_
_
_
_

“Para mí, la ultraderecha son Esquerra y Junts”, afirma Paula Añó, el fichaje sorpresa de Vox en la Comunidad Valenciana

La abogada valenciana y residente en Barcelona, ex mililante del PP catalán y de Valents, es la nueva secretaria autonómica de Cultura y Deportes nombrada por la formación de extrema derecha

Ferran Bono
Paula Añó, en un detalle de la foto de familia de la presentación de Valents a princpios de 2022, en Barcelona.
Paula Añó, en un detalle de la foto de familia de la presentación de Valents a princpios de 2022, en Barcelona.Alejandro Garcia (EFE)

La Generalitat Valenciana ha anunciado este viernes el nombramiento de la valenciana Paula Añó Santiago, residente en Barcelona, como la nueva secretaria autonómica de Cultura y Deportes. Era una de las vacantes más significativas que quedaban por cubrir del cupo de Vox, en virtud del acuerdo de Gobierno con el PP, tanto por su simbolismo como por el hecho de que asumirá buena parte de la gestión, dado que el consejero de la materia, Vicente Barrera, ejerce también como vicepresidente del Consell. Su nombramiento ha sido una absoluta sorpresa y evidencia las dificultades de encontrar altos cargos entre los cuadros y simpatizantes de la formación de ultraderecha.

Nacida en Valencia hace 45 años, abogada de formación y vecina de Barcelona por razones personales y profesionales desde hace años, Paula Añó no es una persona con proyección pública en la sociedad valenciana, si bien en la catalana es una conocida activista contra “el nacionalismo y el independentismo catalanes y contra el populismo de izquierdas”, según ha explicado ella misma a este periódico en conversación telefónica. Ha militado en el PP catalán y en Valents, la refundación del partido del exprimer ministro francés Manuel Valls, y ha ejercido de directora de programación del Centro Libre de Arte y Cultura. Este espacio lo define como una “pata importante para contrarrestar el discurso nacionalista desde el mundo de la cultura, un elemento de libertad y de encuentro contra el independentismo y el populismo de izquierda”. Con su nombramiento, se trasladará a vivir a Valencia.

“No he cambiado de principios. De momento no soy militante de nada. ya veremos más adelante. Es el partido que ha confiado en mí”, ha contestado a la pregunta de su relación con la formación de extrema derecha. “Habría que preguntarse qué es la ultraderecha. Para mí son Esquerra Republicana y Junts”, sostiene la abogada y propietaria de una empresa náutica en Barcelona junto con su marido. ¿Considera el valenciano [que ella emplea en Cataluña] y el catalán lenguas diferentes, como postula Vox? “El valenciano es el valenciano y el catalán es el catalán y yo hablo valenciano”, responde la nueva secretaria autonómica que admite no conocer personalmente a Barrera, si bien ha hablado con él.

“Soy defensora de la libertad de lenguas, aunque los temas lingüísticos son competencia de la consejería de Educación. Me gusta la poesia en catalán, la literatura en valenciano, leer en español. La lengua está para entendernos y 47 millones de españoles hablan español que es una koiné. Es absurdo no usarla”. “Lideré la inciativa para que el concedieran el Premio Princesa de Asturias a la Asamblea por una Escuela Bilingüe, con apoyos como el de Vargas Llosa”, agrega.

No se aventura a marcar una línea programática de actuación inicial. “Lo primero es escuchar a todo el mundo, a los que me precedieron, a los agentes culturales, del deporte; reunirme con todos y con todas las sensibilidades con mucha humildad. Hay que trabajar en libertad. Hablar de una línea de actuación ahora sería una temeridad”, afirma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el currículum remitido por la Generalitat una hora después de la conferencia de prensa del pleno del Consell, en la que la portavoz, Ruth Merino, ha reconocido ignorar quién es Añó, se recoge que la nueva secretaria autonómica ha trabajado en el ámbito privado y público “siempre ligada a temas culturales o deportivos” como el Futbol Club Barcelona o la Copa del América de Valencia. “Como anécdota fue también azafata en el paco VIP del Valencia CF mientras estudiaba la carrera”, apostilla la nota.

Añó ocupó en febrero de 2021 el número 10 en la candidatura del PP catalán encabezada por Alejandro Fernández. No resultó elegida. Más tarde se incorporó de la mano de Eva Parera a Valents, la refundación de Barcelona pel canvi, de Valls, y fue como número 6 en la candidatura a las últimas elecciones municipales por Barcelona de mayo. Tampoco fue elegida.

Violencia doméstica

En diciembre de 2021, Añó era consejera de Barcelona pel Canvi, precedente de Valents, en el distrito de Santa Martí y fue reprobada por la mayoría de los partidos representados en el pleno por unas declaraciones en las que tildaba de “violencia doméstica”, una de las expresiones que suele utilizar Vox, la violencia hacia las mujeres. Votó en contra de una declaración de condena. Según recoge el diario digital Tot Barcelona, Añó “minimizó” los asesinatos machistas señalando que solo representan “el 0,00015%” de las mujeres, incidiendo en que la mayoría de los infanticidios los cometen las mujeres.

Paula Añó se dio a conocer sobre todo en los medios de comunicación y en las redes sociales en 2019 por su respuesta airada e indignada al ser preguntada en el programa de Ana Rosa en Telecinco por los disturbios callejeros y las protestas que vivía Barcelona como consecuencia del procés. “Atacaba al nacionalismo, apuntaba al catalanismo durante la transición como germen del momento actual e incluso lanzaba un ataque a la izquierda por haber dejado de lado “el internacionalismo y la lucha de clases”, apuntaba una crónica publicada entonces por La Vanguardia. Hizo suyas las críticas de intelectuales como Francis Fukuyama a la izquierda más interesada en las luchas culturales y simbólicas. Líderes catalanes del PP catalán, de Ciudadanos y de Vox compartieron sus palabras en las redes sociales. Su imagen apareció junto a la de Cayetana Álvarez de Toledo en las redes sociales. Finalmente, Paula Añó ha colaborado con las tres formaciones citadas.

Más nombramientos

Además, el consejero de Cultura y Deportes, Vicente Barrera ha nombrado también como director general de Cultura a Sergio Arlandis López, profesor en la Universitat de València, donde ha trabajado en La Nau como responsable de iniciativas de juventud e infancia. Poeta valenciano de 46 años, ha pubicado libros de creación como Cuando sólo queda el silencio (1999) y estudios sobre poesía española contemporánea, entre los que destacan los libros Vicente Aleixandre (2004), los dos tomos de Verso a verso (2004 y 2005), Mapa. Treinta poetas valencianos en la democracia (2009) y las ediciones críticas de Las brasas de Francisco Brines (2009) y Antología poética de Jaime Siles (2010). También imparte clases de Literatura Española en la Universidad de Virginia.

La nueva directora general de Patrimonio Cultural es la historiadora Pilar Tébar, hasta ahora directora del Instituto Juan Gil-Albert de la Diputación de Alicante. Tébar asumió este cargo en 2021 defendiendo “la profesionalización de la Cultura, el fomento y el uso del valenciano, la igualdad de género en la cultura y abrir el Instituto utilizando las redes sociales para que llegue a todo el mundo”.

En la consejería de Justicia, Elisa Núñez, ha nombrado como directora general de este departamento a la letrada Cristina Gil Fabregat y el consejero de Agricultura, José Luis Aguirre, ha desginado a tres directores generales. El que fuera director de la Casa de España en Guangzhou (China), Francisco Javier Benito Goerlich, será el nuevo director general de Desarrollo Rural; Joaquín Gómez Bau será director de Política Agraria Común y el profesor de la UPV Francisco Juan Espinós Gutiérrez, será director general de Pesca. De este modo, Vox responde a la críticas sobre la demora en sus nombramientos.

Otro fichaje destacado de la tanda de nombramientos de este pleno del Consell es el del exdiputado de Ciudadanos en Les Corts Tony Woodward, que será director general de Patrimonio en la consejería que dirige la que era la síndica del grupo, Ruth Merino. Precisamente, Merino ha fichado también a la número 2 de la Agencia Tributaria Valenciana nombrada por el Botànic, Inmaculada Domínguez Calomarde, como directora general de Tributos y Juego. Completan los nombramientos en esta consejería el interventor del Ayuntamiento de Moncofa, Jesús Gual, como director general de Fondos Europeos y el secretario del consistorio de Massanassa, Javier Lorente, como director general de Función Pública.

Por otra parte, la vicepresidenta segunda, Susana Camarero, ha incorporado a su equipo al que fuera director de Cáritas en Valencia, Ignacio Grande Ballesteros y a la dirigente del PP Elena Albalat como directora general de Familia, Infancia y Adolescencia y Reto Demográfico.

El nuevo director general de Personas con Discapacidad, Ramon Meseguer, fue director de Cocemfe en Castelló. Montserrat Alcalá será directora general de Infraestructuras Sociosanitarias y Ana Isabel Caballer, directora general de Vivienda.

En Educación, José Antonio Rovira ha situado a Ignacio Martínez Arrué como director general de Ordenación Educativa y Política Lingüística. Martínez Arrué ya fue subdirector de Ordenación Académica en la Consdejería cuando María José Catalá era la consellera. Rafael Valcárcel Sánchez será director general de Infraestructuras Educativas y Marta Armendia Santos, de Formación Profesional.

En la Consejería de Innovación y Turismo, Nuria Montes ha designado a Jerónimo Mora Pascual como secretario autonómico de Innovación y a la concejala del PP en Gandia, Cristina Moreno, como secretaria autonómica de Turismo.

Juan José Cortés Vélez será director general de Innovación; Ester Olivas Cáceres, de Emprendimiento e Internacionalización; María Isabel Sáez Martínez, de Comercio, Artesanía y Cosnumo y Esther Labaig, de Turismo. En la consejería de Medio Ambiente e Infraestructuras, Salomé Pradas ha nombrado al profesor de la Universitat d’Alacant, Manuel Ríos Pérez como director general de Transportes y Logística.

Mako Mira, transitoria

Por otro lado, María José Mira, secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación con la anterior Generalitat de izquierdas, se mantiene en el cargo en el Consell de PP y Vox. El DOGV publicó ayer una corrección de errores del decreto de los ceses en la que excluye a Mako Mira. El pasado jueves, aunque estaba cesada como secretaria autonómica, Mira acompañó al presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, del PP, en su visita a la gigafactoría de Volkswagen en Sagunto como representante aún de Espais Econòmics Empresarials (EEE), gestora del suelo industrial de Parc Sagunt. Tras esta visita se produjo la corrección de errores del viernes, si bien Mira declaró al periódico Levante EMV que su continuidad es “transitoria” y esta ligada a varios proyectos estratégicos como el de la instalación de la factoría de Volkswagen, en cuyas negociaciones ha desempeñado un papel relevante. Mira, economista, fue uno de los fichajes independientes del anterior presidente, el socialista Ximo Puig.

También Josep María Ángel continúa como secretario autonómico de Seguridad y Emergencias en un momento de alto riesgo de incendios forestales, si bien el histórico dirigente socialista de la comarca de Camp de Turia y exalcade de L’Eliana ya ha solicitado el reingreso a su plaza en la Diputación de Valencia, según recoge el mismo diario.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Ferran Bono
Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_