Jaume Plensa: “Intento fabricar silencio en una época muy ruidosa”

La Fundación Bancaja revisa en una exposición que abre este viernes al público en Valencia la producción menos conocida del artista catalán

El escultor Jaume Plensa (en la imagen, posando con su escultura 'Rui Rui's Words') ha presentado este jueves a exposición "Poesía del silencio" en el centro cultural de la Fundación Bancaixa de Valencia.
El escultor Jaume Plensa (en la imagen, posando con su escultura 'Rui Rui's Words') ha presentado este jueves a exposición "Poesía del silencio" en el centro cultural de la Fundación Bancaixa de Valencia.Ana Escobar (EFE)

Jaume Plensa, artista catalán conocido internacionalmente sobre todo por sus grandes esculturas en espacios públicos, mostrará desde este viernes y hasta marzo de 2023 su producción menos conocida, realizada a lo largo de cuatro décadas para galerías y museos, en el centro de exposiciones de la Fundación Bancaja en Valencia. El creador, que ha presentado este jueves la exposición Jaume Plensa. Poesía del silencio, ha destacado de sus últimos trabajos el “intento de fabricar silencio en una época muy ruidosa. Con una guerra en el corazón de Europa y en la que la naturaleza atraviesa un momento terrible”.

No es la primera vez que Plensa expone en la capital valenciana. El artista ya instaló en 2019 sobre una de las láminas de agua de la Ciutat de les Arts i les Ciències siete esculturas, todas obras únicas, de siete metros de altura en hierro fundido a iniciativa de la Fundación Hortensia Herrero. Y de aquella visita surgió el germen de la muestra que abre al público este viernes.

La exposición, comisariada por Javier Molins, se compone de un centenar de piezas realizadas entre 1990 y la actualidad, influenciadas por la literatura —Plensa siempre ha sido un ávido lector— y las letras de varios alfabetos que flotan y pueblan las creaciones del artista barcelonés.

Junto a una de sus obras inspiradas en el silencio, Rui Rui’s Words —una cabeza de mujer que se lleva un dedo a los labios, como un silencio poético, no como un gesto para no dejar hablar—, el artista ha reconocido esta exposición le permite enseñar las obras menos conocidas al público. “Por mil razones mi obra en espacios públicos ha tenido tal vez un impacto mediático más grande y se ha ido difuminando el trabajo para galerías y museos que hemos estado realizando de los últimos 40 años”, ha asegurado.

El escultor reconoce haberse emocionado cuando este jueves ha llegado a la Fundación Bancaja y ha visto su White Nomad, una pieza de 2021, instalada frente a la puerta del centro de exposición valenciano “porque es una figura icónica, formada por alfabetos de distintas culturas, un homenaje a la diversidad”.

Otra de las piezas seleccionadas es su conocida mano, Together, de 2014, realizada para la muestra que tuvo lugar en la Abadía de San Giorgio Maggiore durante la Bienal de Venecia de 2015 y que preside el vestíbulo de acceso al centro cultural. También pueden admirarse Sitting Tatoo XI, una figura humana traslúcida realizada en resina e iluminada en distintos colores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

O la creación que da acceso a la muestra, conocida como Song of songs, de 2005, una cortina de letras que hay que atravesar para acceder al resto de las piezas que crea un tintineo con el choque de unas letras con otras, con frases del Cantar de los cantares, “donde una mujer recorre de un lado a otro la murallas de Jerusalén intentando encontrar a su amado”.

Ya en el interior, la primera parte de la exposición recoge la obra de pequeño formato de Plensa, entre ellas la figura de un pene que el artista ideó en un momento de “enfado con Freud”, cuya teoría sobre el psicoanálisis considera “horrorosamente despreciable”. La muestra también incluye obra en papel del escultor relacionada con la literatura, como los dibujos que realizó para ilustrar el libro Teatro completo de William Shakespeare, retratos de personas con palabras sobreimpresas como War, Desire, Night o Land.

El presidente de la Fundación Bancaixa Rafael Alcón y el propio Javier Molins se han referido al “gran mundo interior” del artista, impregnado por las lecturas de autores como T.S. Elliot, William Shakespeare, Dante o Goethe, entre otros. El recorrido revela al público algunas esculturas inéditas creadas por Plensa.

También el poeta valenciano Vicent Andrés Estellés, al que Plensa conoció, según ha explicado en la presentación de la exposición, en 1984 cuando viajó desde Berlín para conocerlo porque quería inspirar su obra en algunos de sus textos. Plensa se queda con una idea y actitud ética de la obra de Estellés, en la que defiende que el poeta ha de estar siempre en vigilia en la larga noche de su pueblo.

De la época pandémica, Plensa ha recordado que dibujó mucho y reflexionado sobre “un ruido mediático que no nos es útil”. Nadie “nos habla de nosotros, de los individuos, que cuando desaparecen se convierten en pérdidas irrecuperables”. Y ha invitado a todo el mundo a a hablar de ellos mismos: “Es necesario el silencio, cerrar los ojos y pensar qué podemos compartir con las otras personas”, ha concluido.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS