Valencia amplía el servicio nocturno de la EMT en una veintena de líneas a partir del 15 de junio

El autobús público dará servicio por la noche a barrios y pueblos del área metropolitana

Uno de los autobuses de la EMT de València.
Uno de los autobuses de la EMT de València.Mònica Torres

La Empresa Municipal de Transporte (EMT) de Valencia transformará y duplicará su servicio de noche a partir del 15 de junio gracias a la prolongación horaria de 23 líneas diurnas, que funcionarán las 24 horas, según ha anunciado este jueves el alcalde Joan Ribó. El autobús público dará servicio por la noche a barrios y pueblos del área metropolitana como Benimaclet, Campanar, Castellar-Oliveral, Forn de Alcedo, El Saler, El Palmar, El Perellonet, Casas de Bàrcena, Poble Nou, Borbotó, Carpesa o Benifaraig.

“Se trata de unos cambios para mejorar y satisfacer la ciudadanía en general, que nos pide un servicio de máxima calidad, y que prestará un gran papel a las personas que trabajan de noche, por ejemplo en el sector turístico o de limpieza, y también a las que quieren desplazarse para cenar o pasar un rato en un barrio que no es el suyo”, ha aclarado el regidor, que ha presentado el rediseño junto al concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y la gerente de la EMT, Marta Serrano.

Pasarán de 11 a 23 las líneas que circularán por la ciudad durante toda la noche y los viajes aumentarán también de los 59.000 de ahora a unos 158.000 estimados, ha concretado Joan Ribó, quien ha resaltado que “con esta apuesta por la movilidad nocturna, el Ayuntamiento ofrece una opción de movilidad donde hasta ahora no había servicio público nocturno”.

Ribó ha insistido en que “la EMT se ha mantenido en los últimos años entre los servicios mejor valorados por la ciudadanía, según los barómetros municipales”. En 2021 la ciudad llegó a contar con 164 autobuses híbridos y está pendiente la compra de otros 20 autobuses eléctricos, financiados por los fondos europeos Next Generation. “Podemos afirmar que nuestra apuesta por el transporte público es firme, puesto que es el único camino para avanzar en la descarbonización de nuestra ciudad”, ha explicado el alcalde.

El regidor de Movilidad Sostenible y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, ha asegurado que esta mejora del servicio se llevará a cabo con recursos propios, en función de parámetros, como el precio del combustible y el incremento de pasajeros. La compañía pública se adaptará también a la demanda de viajeros del área metropolitana, más del 50% del total.

Según el concejal, con este cambio se impulsa la movilidad nocturna, incidiendo especialmente en el segmento de la población más joven o en aquellas personas que tienen necesidad de desplazarse durante la noche por motivos laborales o para poder viajar de forma segura por la ciudad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Actualmente existe una red nocturna completamente diferente de la diurna que dificulta el transbordo y no se adapta a las necesidades actuales de movilidad. Además, los usuarios no la conocen y hay mucha menor demanda que en la red diurna”, ha subrayado el edil.

Hay barrios y pueblos de Valencia que no disponen de servicio durante la noche, “por eso, ampliaremos la cobertura en toda la ciudad y se incorporarán nuevas conexiones también con los pueblos de Valencia y el área metropolitana [Alboraya, El Perelló, Sedaví, Moncada, Alfara del Patriarca, Tavernes Blanques, Bonrepòs i Mirambell, Almàssera y Vinalesa]”, ha señalado Grezzi. La nueva red nocturna de la EMT también comportará una ampliación “importante” de las paradas violeta.

Antes del 15 de junio se realizará una campaña informativa para explicar a los usuarios las nuevas posibilidades de movilidad durante la noche, con diferentes puntos informativos en las zonas de ocio y comerciales.

La directora gerente de la EMT, Marta Serrano, ha detallado las características de la nueva red: en la zona oeste de la ciudad, que ahora cubren las nocturnas N4 y N5, se registrará “un incremento importante del servicio” con las líneas 67, 70, 72, 73, 93 y 99. Además, con las líneas 67 y 99 también se ampliará el servicio nocturno en la zona oeste de Nou Campanar, y con la línea 28 por Guillem de Castro, “por donde actualmente no pasa ninguna línea nocturna”.

La zona Sur de la ciudad, que ahora cubren las líneas N6, N7 y parte de la N9, contará con el servicio nocturno de las líneas 7, 8, 9, 10, 14, 27 y 99. Las líneas 9, 10 y 27 mejorarán la oferta actual por Jesús y San Vicente y darán servicio nocturno a Sedaví y Forn d’Alcedo, del que ahora no disponen. En la zona este, que ahora cubren las líneas N1, N8 y N9, circularán las líneas 4, 19, 81, 93 y 99.

Servicio nocturno en El Saler, el Palmar, el Perellonet y el Perelló

Además, con las líneas 24 y 25, la EMT pasará a prestar servicio nocturno, por primera vez, en el Saler, el Palmar, el Perellonet y el Perelló. Además, con su recorrido por el Jardín del Turia, complementado con el recorrido de la línea 14 por Escultor José Capuz, se dotará de servicio nocturno a Montolivete y la zona de Regne de València con la línea 19; para la zona Norte de la ciudad, que ahora cubren las líneas N2, N3 y N10, también funcionaran las líneas 10, 16, 26, 28, 60, 62, 70 y 99.

La línea 67 se prestará servicio nocturno a Nou Campanar, “que era una reivindicación vecinal importante”, y se reforzará el que ya tiene Beniferri con la 62. El recorrido de la N2 será cubierto en su mayor parte con la línea 16, que además prolongará su recorrido hasta Cases de Bàrcena, que ahora no cuenta con frecuencias nocturnas. Con la línea 26, se llegará a una zona a la que la red nocturna actual no llega: los pueblos de Poble Nou, Borbotó, Carpesa y Benifaraig.

La gerente de la EMT ha destacado que con la circular C3 (antigua 89-90) la EMT da cobertura a toda la ciudad. La parte de Primado Reig de la N2 se cubre con la C3, además de disponer de las líneas 10 y 70 con las que Benimaclet, Alboraia y la avenida de Alfahuir pasarán a tener servicio nocturno.

A nivel general, ha remarcado que las líneas más utilizadas: la C3 (que es la que hace la ronda de Trànsits), y la 99 (que hace el trayecto Palau de Congressos-Malva-rosa) permitirá ofrecer autobuses de noche a los diferentes centros de atracción de movilidad que conecta (hospitales, centros comerciales, zonas de ocio, etc.). Además, también supondrá un refuerzo importante a la oferta en la zona del Marítimo y todo el bulevar Sur.

Los fines de semana se reforzará el servicio para que la mayoría de las líneas tengan una frecuencia de paso de 30 minutos. Incluso algunas de ellas bajarán de la media hora como, por ejemplo, la 27, 28, 81 o 93.

Los días laborables destacan las frecuencias de media hora, aproximadamente, que tendrán todos los días de la semana la 9, 10, 16, 19 o 62. También entre semana prácticamente todas las líneas bajarán de la hora de frecuencia actual de las nocturnas, como es el caso de la 8, 14, 70, 72, entre otras.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS