El PP reivindica la figura de Rita Barberá pese al procesamiento de todo su equipo por blanqueo: “Déjenla ya descansar en paz”

El presidente regional de los populares valencianos asegura que “no tolerará” que se empañe la figura de la dirigente

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pide silencio a quienes abuchean a la vicepresidenta Fernández de la Vega en las Fallas.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pide silencio a quienes abuchean a la vicepresidenta Fernández de la Vega en las Fallas.

El procesamiento de 49 exconcejales y asesores de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá y del propio PP municipal por un presunto delito de blanqueo de capitales no ha sido óbice para que el partido siga defendiendo la figura de Bárbera. El auto deja a un paso del banquillo al equipo de la exalcaldesa pero también relata cómo el PP pudo cometer un presunto delito electoral en las campañas de 2007, 2011 y 2015, que no puede ser perseguido porque entonces no existía, o cómo pudo existir otro delito de cohecho que no puede ser juzgado porque ha prescrito.

Sin embargo, tanto el presidente del PP regional, Carlos Mazón, como la portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, no han tenido ninguna duda en ensalzar su figura de quien estuvo al frente de la capital valenciana durante 24 años. “Dejen ya descansar en paz a Rita Barberá”, ha reclamado Mazón quien ha llegado a decir que no va a tolerar lo que considera una campaña contra la memoria de la dirigente.

“Ha sido la mejor alcaldesa de la historia de la ciudad de Valencia. Y cuanto más ataquen y señalen con el dedo, los que quizás tengan más que esconder y tapar, se van a encontrar con un PP que defiende todos los días y cada día más a Rita Barberá porque nos sentimos muy orgullosos de la Valencia que construyó”, ha asegurado Carlos Mazón.

Las palabras del líder del PP de la Comunidad Valenciana han sido incluso más efusivas que las de María José Catalá, quien siempre ha defendido el trabajo de Barberá. “No hay ningún elemento que haga que se minusvalore el legado de la gran alcaldesa de la ciudad”, ha dicho en referencia a la política, fallecida en 2016.

Entre los 49 procesados, se encuentran cuatro personas Luis Salom, Cristóbal Grau, María Ángeles Ramón-Llin y Cristina Diego que actualmente son asesores del PP. Sin embargo, no parece que el partido vaya a apartarlos ya que, pese al elocuente auto del juez que ya ha concluido la investigación, Catalá alega que todavía no es “un auto de inicio de juicio oral”, para el que apenas queda un trámite.

El titular del juzgado de Instrucción número 18 de Valencia ha procesado al equipo de Barberá por, presuntamente, blanquear dinero negro del partido. La fórmula, conocida como pitufeo, consistía en el ingreso de 1.000 euros a través de transferencias bancarias que hacían los concejales y asesores en la cuenta del partido para gastos electorales en 2015. Posteriormente, el partido se lo devolvía en dos billetes de 500 euros.

Esta investigación, incluida en el llamado caso Taula, no es la única que ha rozado a Rita Barberá. Las pesquisas del caso Gürtel también desvelaron una conversación de Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, posteriormente condenado, entre otras cosas, por financiación ilegal del PP valenciano al emitir facturas falsas para que otros empresarios sufragasen ilícitamente actos electorales del PP. “Estoy aquí en Louis Vuitton porque hay una cosa que no habíamos pensado. Llevamos cuatro años aquí regalando a la alcaldesa y este año no voy a dejar de regalarle algo. Luego no nos da nada. No sirve de nada, pero tampoco jode. Voy a comprar un bolso de la colección nueva...”, se le oye decir a Pérez. “Todos los políticos y todos los funcionarios de este país reciben regalos en Navidad. Yo misma he recibido regalos de los medios de comunicación”, respondió entonces Rita Barberá, quien además alegó que “un bolso de Louis Vuitton es un regalo habitual” y aseguró que recibía otros presentes más caros. La justicia, en cualquier caso, no vio indicios de que existiera ningún delito en ellos.

La corrupción ha tocado, además, directamente a Rita Barberá por la vía familiar. José María Corbín, casado con Asunción Barberá, hermana y jefa de gabinete de la exalcaldesa, fue detenido en 2019 acusado de cobrar comisiones a empresarios adjudicatarios de organismos públicos. Según la investigación, Corbín y su socio habrían cobrado hasta cuatro millones de euros en comisiones ilegales. La detención del cuñado de Barberá se produjo en el marco de la Operación Azud por la que sigue en prisión el que fue mano derecha de la alcaldesa, Alfonso Grau, que está condenado por aceptar relojes de lujo de un contratista del Ayuntamiento, cambiarlos por otros más caros y pagar la diferencia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS