Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rita Barberá: "Un bolso de Louis Vuitton es un regalo habitual"

En el juicio de los trajes se escuchó una grabación de El Bigotes sobre la compra de un bolso de lujo a la alcaldesa de Valencia

"Un bolso de Louis Vuitton es un regalo absolutamente habitual", ha dicho este mediodía la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. En el juicio por el caso de los trajes que se sigue en Valencia contra el expresidente de la Generalitat Francisco Camps y el diputado Ricardo Costa se ha oído una conversación grabada el 3 de enero de 2009, en la que el gerente de Orange Market, Cándido Herrero, y el representante de dicha empresa en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes, dejaban constancia de que pensaba comprar un bolso de esta marca de lujo a la regidora.

"Todos los políticos y funcionarios de este país reciben regalos. Ya está bien de tanta hipocresía. Yo misma he recibido regalos de los medios de comunicación", ha comentado.

En un saluda que Barberá envió en 2007 al exgerente de Emarsa Esteban Cuesta, uno de los 28 imputados por el juzgado que investiga en Valencia las irregularidades en la gestión de esta empresa pública valenciana, la regidora, además de desearle grandes éxitos en su trayectoria profesional (Cuesta le comunica a la alcaldesa que deja la alcaldía pedánea que ocupaba), le reitera su gratitud "por el obsequio tan bonito que ha tenido la amabilidad de enviarle", según publica hoy Levante-EMV.

"Eso lo único que demuestra es que tengo un despacho y una secretaría muy educada que responde a las cartas que me envían", ha replicado, tras pedir que se dejen de "enredos". Barberá no opinó sobre las declaraciones realizadas el día anterior por un exedil del PP, proveedor de Emarsa durante varios años, y ahora imputado por cobrar trabajos de esa empresa que presuntamente no existen. Este exedil, Juan Carlos Gimeno, responsabilizó al PP de permitir todos los excesos que ahora se están conociendo sobre Emarsa y que han generado un agujero económico de al menos 17 millones de euros.

Barberá insistió en que no está acusada de nada y lamentó que intenten rozarla con este tipo de casos. "Quiero la máxima colaboración y respeto a la presunción de inocencia", ha dicho para luego añadir: "Ya está bien de la condena mediática". Tras manifestar que "un bolso de Louis Vuitton es un regalo absolutamente habitual", la alcaldesa ha añadido en la rueda de prensa: "Y ¿sabe qué?. A mí no me han regalado equipamientos deportivos, ni ningún ático, ni ningún ERE", en alusión a supuestos casos de corrupción relacionados con políticos del PSOE o administraciones gobernadas por los socialistas.

Un bolso de Louis Vuitton, como los que supuestamente regalaba El Bigotes a la alcaldesa, cuesta una media de 900 euros, según fuentes del citado establecimiento. "El más barato, 350 euros, y el más caro, 4.400", añadieron esas fuentes.