INFRAESTRUCTURAS SANITARIAS

El nuevo edificio del Hospital Clínico de Valencia albergará 144 habitaciones en nueva plantas en 2023

El presidente valenciano, Ximo Puig, presenta por segunda vez el proyecto, ahora con el diseño final. El PP acusa a los socialistas de “colocar” a profesionales afines al frente del Hospital de Torrevieja

Simulación de la fachada del nuevo edificio de hospitalizaciones del Clínico de Valencia, en la avenida Menéndez Pelayo, frente al campus de la Universitat de València en Blasco Ibáñez.
Simulación de la fachada del nuevo edificio de hospitalizaciones del Clínico de Valencia, en la avenida Menéndez Pelayo, frente al campus de la Universitat de València en Blasco Ibáñez.

El nuevo edificio de hospitalización del Clínico d Valencia tendrá nueve plantas con 144 habitaciones con capacidad de desdoblarse y albergar a pacientes a inmunodeprimidos o infecciosos, 23.700 metros cuadrados y un plazo de ejecución de 22 meses a partir de la licitación de las obras, prevista para noviembre. Se ubicará en la en la avenida Menéndez y Pelayo, frente al campus deportivo de la Universitat de València de Blasco Ibáñez.

Así se ha resaltado este lunes en la nueva presentación de esta primera fase del proyecto de ampliación del Hospital Clínico, que finalmente arrancará de forma paralela a la segunda, la reforma de la antigua Escuela Universitaria Técnica Agrícola (EUITA) cuyas obras han comenzado esta semana, con un plazo de 24 meses, y que albergará las consultas externas del futuro complejo hospitalario. Este edificio diseñado por Fernando Moreno Barberá está protegido por su interés como ejemplo de arquitectura del movimiento moderno. Se sitúa a espaldas del futuro edificio del Clínico y una fachada reconocible desde la avenida Blasco Ibáñez.

Ambas actuaciones están previstas que concluyan en 2023 con una inversión total de 104 millones. Se incrementará el hospital en 36.624 metros cuadrados más (el Clínico ahora tiene 67.694). Habrá 194 nuevas salas de consultas y 26 boxes más de cuidados intensivos.

En la nueva presentación del proyecto ha participado el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, que ha destacado las casi 400.000 personas que atiende este departamento de salud dispondrán de un hospital “nuevo y moderno incrustado en la ciudad y dotado de la última tecnología”. Puig ya presentó el grueso del proyecto en diciembre del pasado año, también acompañado por la consejera de Sanidad, Ana Barceló. Las principales novedades son el diseño final del nuevo edificio, el anuncio de su próxima licitación y el inicio de las obras de rehabilitación de la antigua escuela de agrícolas. Las obras han estado paralizadas durante parte del verano.

En estos momentos se encuentra en la fase final las obras de cimentación del nuevo edificio de hospitalización, que se levantará de espaldas a la EUITA recayendo a la avenida Menéndez Pelayo, y se está acondicionando el solar para construir esta nueva edificación. Se trata de una construcción de 23.700 metros cuadrados con una inversión estimada de 65,5 millones que constará de dos sótanos, planta baja, entreplanta para instalaciones, ocho niveles para uso sanitario y administrativo, y una planta de cubierta para instalaciones.

Además, albergará en la primera planta los servicios de diagnóstico por imagen y radiología intervencionista, con dos circuitos diferenciados para pacientes ingresados y externos, y en la segunda la unidad de cuidados intensivos con 29 boxes, 24 de ellos para pacientes críticos y los otros cinco para semicríticos, así como un área de rehabilitación.

Perspectiva desde la avenida Blasco Ibáñez de la escuela de agrícolas, una vez rehabilitada, y al fondo el futuro nuevo edificio del hospital, según la simulación de la Consejería de Sanidad. A la izquierda, uno de los edificios que ya funcionan del hospital.
Perspectiva desde la avenida Blasco Ibáñez de la escuela de agrícolas, una vez rehabilitada, y al fondo el futuro nuevo edificio del hospital, según la simulación de la Consejería de Sanidad. A la izquierda, uno de los edificios que ya funcionan del hospital.

El nuevo edificio contará con seis plantas enteras destinadas a hospitalización en las que se alojarán 144 habitaciones con 240 camas y una capacidad máxima de 288 camas si fuera necesario. Además de ocho consultas de rehabilitación y nueve de hemodiálisis y diálisis peritoneal. La planta séptima está reservada a oncología.

Todas las habitaciones tienen capacidad de acoger a dos pacientes, y todas preparadas con una exclusa para acoger pacientes infecciosos o inmunodeprimidos. El nuevo edificio estará conectado subterráneamente al resto del complejo y se habilitará asimismo una pasarela provisional desde la segunda planta con las actuales instalaciones.

Por su parte, la obra de rehabilitación, reforma, ampliación y mejora de la eficiencia energética de la EUITA, el edificio que albergará las consultas externas del futuro complejo hospitalario, han comenzado esta semana tras ser licitadas por 38,6 millones de euros y con un plazo de ejecución de unos 24 meses. El edificio tendrá una superficie de 15.988 metros cuadrados y siete niveles y albergará 177 consultas de distintas especialidades, urgencias, 84 puestos de hospital de día oncológico, el hospital de día multidisciplinar, un salón de actos, el aulario y los servicios de atención al paciente.

Por último, la tercera fase, según el proyecto inicial que se presentó, supondrá la reforma del actual edifico de Hospitalización y comenzará una vez haya culminado el traslado de todas las consultas externas al nuevo edificio. La ampliación del Clínico es un antiguo proyecto de la Generalitat. En 2008, el entonces presidente valenciano, Francisco Camps, del PP, ya presentó un proyecto, pero nunca se llegó a poner en marcha.

A vueltas con el hospital de Torrevieja

Por otro lado, el portavoz de Sanidad del Grupo Popular en las Cortes, José Juan Zaplana, ha acusado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de “colocar” a “familias del PSPV” en la dirección del Hospital de Torrevieja, que acaba de ser revertido a la gestión pública. “Se trata de cargos de libre designación pero que deben realizarse mediante proceso de concurrencia pública, que no se ha realizado”, ha asegurado.

Así, el portavoz de Sanidad ha asegurado que la gerente, Pilar Santos, “es una convencida socialista y da cuenta de ello en las redes sociales; la directora de enfermería, Julia López, fue en la lista autonómica del PSPV a Les Corts en 2019 y es hermana de un alcalde y diputado provincial del PSPV que está procesado por delito electoral y doblemente imputado por presunta prevaricación”. “El director de Enfermería Primaria, Juan Mañogil, es el delegado de la junta de personal de UGT y el director médico de Atención Primaria, Joaquín Vela, presentó su dimisión como alcalde socialista en Las Torres de Cotillas (Murcia) el pasado mes de mayo. Con Puig todo en queda en casa”, ha manifestado.

Fuentes de la consejería de Sanidad se muestran muy críticos con Zaplana y destacan los currículos y la larga experiencia de los profesionales elegidos. Ponen de ejemplo a la gerente Pilar Santos, que trabajó como jefa de Servicio en el propio Hospital de Torrevieja y era directora médica directora médica del hospital de Orihuela con anterioridad. María Pilar Santos es licenciada en medicina con la especialidad de Anestesiología y Reanimación y Terapia del Dolor. Desde diciembre de 2015 y hasta la actualidad ocupaba el puesto de directora médica del Hospital Vega Baja de Orihuela. Previamente, ejerció como anestesióloga en hospitales como el General Universitario de Elche, donde fue coordinadora de la sección de anestesia obstétrica, o en el de Torrevieja, como jefa del servicio de Anestesiología y Reanimación entre los años 2006 y 2013.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS