INFRAESTRUCTURAS SANITARIAS

La sanidad pública valenciana invertirá 658 millones de euros en modernizar 22 hospitales y 56 centros de salud

La reforma de la red hospitalaria absorberá 512 millones de euros y a la atención primaria y especializada llegarán otros 146 millones

Dependencias del hospital de Elche.
Dependencias del hospital de Elche.Joaquín de Haro

La crisis sanitaria desencadenada por la pandemia del coronavirus ha puesto a prueba el sistema asistencial valenciano, lo ha tensionado y ha dejado al descubierto deficiencias y necesidades. “La pandemia ha supuesto un test de estrés máximo y ahora es más necesario que nunca retomar la hoja de ruta para mejorarlo”, ha afirmado la consejera de Sanidad, Ana Barceló, que ha anunciado este miércoles una inversión de 658 millones de euros en modernizar la red hospitalaria y los centros de salud de atención primaria y especializada. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha insistido en que tras el tsunami de la pandemia es momento de “resetear el sistema”.

El mapa de infraestructuras sanitarias de la Comunidad Valenciana se acelerará en los dos próximos años, con una inyección de capital de 512 millones de euros para reformar los hospitales públicos, dotándolos de más camas de agudos, más quirófanos y reforzando los centros de crónicos y salud mental. En el recuerdo está todavía imágenes como la del Hospital de Elche, donde tuvieron que instalarse camas hasta en la capilla, la precariedad de algunos hospitales de campaña o las deficiencias de instalaciones antiguas en el Hospital Ernest Lluch, La vieja Fe de Valencia.

En Valencia se prevé la reforma y ampliación del Hospital de Sagunt, mejoras en la eficiencia energética, en el edificio administrativo y la ampliación de quirófanos y urgencias en el Arnau de Vilanova o la ampliación ya en marcha del Clínico de Valencia. También se prevé la construcción de nuevo del Hospital de Campanar-Ernest Lluch, la reforma y ampliación del Doctor Peset, un nuevo hospital en Ontinyent, y las mejoras en los centros hospitalarios de Requena, La Ribera y Xàtiva.

En Alicante está prevista la ampliación de los hospitales de Alcoi, Marina Baixa, Elda, Orihuela y Torrevieja. El Hospital General de Alicante contará con un helipuerto, además de ampliarse y reformarse. El plan prevé también la construcción de la sede del Instituto de Investigación Isabial, más quirófanos para el Hospital de Elche un bloque de día oncológico para el centro de Sant Joan y la reforma de su servicio de Urgencias.

En Castellón, el plan supone la ampliación del Hospital General de Castellón, con un nuevo centro de día oncológico, más Urgencias y un área de cirugía ambulatoria nueva. En el hospital de Vinaròs se construirá un helipuerto, La Magdalena se reformará y ampliará, al igual que el Hospital de La Plana, que añadirá nuevas plazas de intensivos.

La Atención Primaria y Especializada absorberá otros 146 millones de euros para la construcción, mejora o reforma de centros de salud. En total, el plan de infraestructuras destina 224 millones de euros a Alicante, 73 a Castellón y 340 millones a Valencia y contempla obras en una superficie total de 351.783 metros cuadrados, lo que implica la reforma o ampliación de 22 hospitales, construcción o mejora de 50 centros de primaria y 6 nuevos de especialidades. El resultado será 1.206 camas hospitalarias más y 48 nuevos quirófanos

Se trata de un plan que ya se había empezado a promover antes de que estallara la crisis por el coronavirus pero que, como consecuencia de esta emergencia sanitaria, “se quedó en el olvido”. “Ha pasado más de un año desde entonces y se ha evidenciado la importancia de tener un sistema público de salud robusto, con infraestructuras mejor preparadas”, ha afirmado Barceló. “Es el momento de introducir cambios, de innovar, repensar y reformular el modelo asistencial”, ha apostillado.

Más información

El nuevo plan contempla los actuales cambios demográficos y el envejecimiento de la sociedad con más enfermedades relacionadas con la demencia y otras discapacidades que requieren atención específica. Por ello, se contemplan actuaciones en hospitales de asistencia de crónicos y de larga estancia.

Barceló ha subrayado que las infraestructuras sanitarias “deben ser algo más que centros para atender. Deben ser espacios dignos en los que los profesionales puedan hacer su labor y los espacios sean más humanos para sentir la calidez con la que la sanidad cuida de nosotros”, ha destacado. “Cuando la crisis sanitaria acabe, la sanidad pública seguirá ahí, con los brazos abiertos, con la fuerza de las personas y sus métodos”, ha apostillado.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50