_
_
_
_
_

Óscar Puente defiende la amnistía para quitar “trabajo” a la justicia: “Ahorrémonos el esfuerzo de juzgarlos para luego indultarlos”

El ministro respalda la opción de conceder el indulto a los dirigentes del ‘procés’ que queden fuera del paraguas de la amnistía, aunque cree que el perdón total de los delitos es la mejor vía

Oscar Puente
El ministro de Transportes y Movilidad, Óscar Puente, en el Congreso.FERNANDO VILLAR (EFE)

El consejero de Derechos Sociales de la Generalitat de Cataluña, Carles Campuzano, aseguró el jueves que el Gobierno de Pedro Sánchez está “abierto” a indultar a los encausados del procés independentista si alguno de ellos queda fuera de la amnistía. Este viernes ha sido el ministro de Transportes, Óscar Puente, el encargado de avalar esta afirmación, señalando que la idea “no es ningún disparate”. Puente ha defendido además la ley de amnistía como fórmula para “ahorrar trabajo a la justicia”, teniendo en cuenta, ha dicho, que incluso el PP admite ahora la posibilidad de un indulto condicionado. “Una ley de amnistía evitaría todo lo que supone para el sistema judicial español proseguir con todo esto. Hombre, ahorrémosle el trabajo a la justicia, que muy sobrada de recursos tampoco está. Si lo que vamos a hacer es someter a las personas a un procedimiento judicial para acabar indultándolas... Pues ahorrémonos ese esfuerzo, y ahorrémosle a la justicia también ese esfuerzo”, ha dicho.

El indulto y la amnistía son medidas distintas: el indulto, que el Gobierno sólo puede conceder a alguien que haya sido juzgado y sentenciado, evita cumplir la pena impuesta, pero no borra el delito cometido. La amnistía, sin embargo, es un borrón y cuenta nueva: permite al acusado no tener que pasar ni siquiera por un juicio, e implica asumir que el delito no se cometió.

“No creo que sea ningún disparate lo que dice Campuzano”, ha aseverado Puente en el acto de inauguración de un tramo de la autovía B-40 en Olesa de Montserrat (Barcelona). Y ha añadido: “Lo que nosotros queremos es reconducir a la política lo que sucedió en Cataluña hace siete años, sacar esta situación de los tribunales de justicia, que no haya consecuencias de carácter penal para las personas que participaron en esos hechos”. Puente sostiene que “acabar de una vez por todas con lo que supuso aquel conflicto sería buenísimo para el conjunto de España y para Cataluña también”.

La ley de amnistía cuenta con el apoyo de la mayoría del Congreso —PSOE, ERC, Sumar, Podemos, PNV, Bildu y el BNG la respaldan—, pero estos días socialistas y Junts mantienen intensas negociaciones para acabar de perfilar la redacción y lograr que el partido de Carles Puigdemont se sume al sí. Junts reclama que la futura norma garantice que Puigdemont (que permanece en Bélgica desde 2017 para evitar ser juzgado) y otros implicados no sean obligados a entrar en prisión preventiva el tiempo que transcurra entre la aprobación de la amnistía y su aplicación efectiva por parte de los jueces.

Ante estas negociaciones, el ministro Puente se ha dirigido a Junts y ha pedido que “impere la responsabilidad y el sentido común”, con el objetivo de “avanzar para poner fin a ese episodio”, en referencia al procés. El objetivo del Gobierno es aprobar la ley lo antes posible. La primera oportunidad es ya la próxima semana en comisión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_