_
_
_
_

Oleada de turistas coreanos en Barcelona, los visitantes que interesan

Vienen a la ciudad, gastan 300 euros al día y buscan retratarse en los mismos lugares que sus estrellas de K-Pop

Turistas Barcelona
Una pareja de novios Coreanos se hacen fotos frente a la casa BatllóAlbert Garcia
Alfonso L. Congostrina

Kim Ji-soo, conocida artísticamente como Jisoo, es la cantante del grupo surcoreano de K-pop BlackPink. El pasado diciembre, Jisoo visitó Barcelona. Entró en la pequeña churrería Manuel San Román del Gòtic y subió a sus redes sociales (solo en Instagram cuenta con 70 millones de seguidores) un vídeo comiendo churros. Desde entonces, los turistas coreanos han marcado como parada obligatoria este pequeño negocio barcelonés. “Siempre han venido clientes turistas pero ahora es un no parar de coreanos. Jisoo nos ha dado un gran impulso”, admite Francisco Almandros responsable de la churrería. La capital catalana está de moda entre los coreanos y las administraciones se han marcado como objetivo seducir a estos turistas que gastan muchísimo (300 euros al día, frente a los 138 euros de media en 2021, contando alojamiento y gasto, según el Observatorio del Turismo del Ayuntamiento), odian el sol y la playa y viajan en primavera y otoño cuando los hoteles están en temporada baja.

Nayouny y Soomin tras comprar churros.
Nayouny y Soomin tras comprar churros.MASSIMILIANO MINOCRI

En la San Román -abierta en la calle Banys Nous desde 1968- media docena de churros cuesta dos euros y si, además, se quiere un vaso de chocolate el precio asciende a cuatro. El goteo de coreanos comprando su ración y -antes de darles el primer bocado- haciéndose una veintena de selfies es constante. Minjun tiene 32 años y se casó con su esposa Joayoun de 28 hace solo unas semanas. Este jueves entraban en la churrería como parada obligatoria de su luna de miel. “Viajamos de Corea a Islandia, luego vinimos a Barcelona, después a Mallorca y vuelta a Barcelona. Mañana nos volvemos a Seúl”, informa este programador informático mientras no deja de hacerse selfies con su cucurucho de churros. Joayoun revela por qué este negocio de dulces se ha convertido en uno de los puntos de peregrinación: “Los coreanos somos muy prácticos y nos dejamos asesorar. En todas las redes sociales nos dicen que este es el mejor lugar para comer churros en Barcelona y venimos”.

Raül Guerra es el director de mercados de Asia de la Agencia Catalana de Turismo. Asegura que seducir el mercado coreano es un objetivo prioritario. En 2012 visitaron Cataluña 50.000 turistas coreanos, antes a penas lo hacían. A partir de entonces, fue subiendo el número de llegadas en 2019 se marcó el récord con 295.400 visitantes surcoreanos. En 2022 con el turismo asiático a medio gas por la pandemia llegaron a Cataluña 106.100 coreanos y, en lo que va de año, se prevé que se recupere el 70% de los visitantes coreanos que vinieron en 2019. “Tienen mucho interés por visitarnos. Para ellos somos parte de los escenarios que aparecen en series, películas, videoclips. Además, es un turismo que está muy atraído por la religión. Van a Montserrat, al camino de Santiago, les chifla Gaudí y, sobre todo, son unos apasionados de la gastronomía”, mantiene Guerra.

Las estadísticas de la Generalitat revelan que los coreanos en Cataluña gastan una media de 300 euros por persona al día. “Los americanos, japoneses y australianos gastan más pero la media internacional es de 180 euros por persona al día por lo que es un cliente muy interesante”, mantiene. Es tan interesante que desde 2018 se estableció un vuelo directo entre Incheon y Barcelona. Hay siete vuelos a la semana que conectan directamente las dos ciudades. “En Cataluña el 43% del turismo nos visita en junio, julio, agosto y septiembre. El turismo coreano vienen en primavera y otoño, desestacionaliza el mercado generando ocupación en momentos valle. Gastan el doble que el resto de turistas, no buscan sol y playa y les encanta Montserrat y, sobre todo, el outlet de la Roca Village”, revela Guerra. Muchos vienen a Barcelona de luna de miel e incluso se vuelven a vestir de novios y se hacen fotografías en la ciudad.

La experiencia turística de los coreanos está muy ligada al uso que realizan de las aplicaciones del móvil. Guerra informa de que en Corea hay una superApp llamada Kakao en la que los coreanos integran “todas las redes sociales, los mapas, pagan con ella, piden taxis, leen el periódico… concentran toda la información para la vida diaria y, si algo se pone de moda, les llega gracias a esta aplicación”. Utilizando Kakao millones de coreanos vieron a Jisoo comiendo churros o el videoclip que la cantante YooA hizo en Tossa de Mar (Girona) convirtiendo este municipio de la comarca de la Selva en otro punto de peregrinación de coreanos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
 Minjun y Jouyoun, de luna de miel en Barcelona tras comprar churros
Minjun y Jouyoun, de luna de miel en Barcelona tras comprar churrosMASSIMILIANO MINOCRI

Precisamente ‘Carlus’ Roca, el presidente de la asociación de cocina tradicional Tossenca, es uno de los que más conoce el fenómeno de la llegada de turistas coreanos a este municipio costero de Girona. “Son educadísimos. Hacen cola para hacerse fotos en los puntos donde se grabó el videoclip de YooA. Los restaurantes ya tenemos carteles y cartas en coreano”, admite. La llegada de estos turistas fuera de temporada está ayudando mucho a los negocios del municipio.

Nayoun tiene 23 años y su amiga Soomin 24. Acaban de comprar media docena de churros en la San Román. El pasado miércoles estuvieron el Tossa haciéndose fotos. “Los coreanos no arriesgamos en vacaciones. Nos informamos y vamos directamente donde nos aconsejan”, mantiene Nayoun enseñando la aplicación Kakao. Tras Nayoun sale Hysesun Park, de 30 años, junto con su madre Migyeng Kim de 60. Hysesun es la segunda vez que viene a Barcelona, su madre es la primera experiencia que vive en la capital catalana. Mañana, siguiendo las recomendaciones de Kakao, viajarán destino a Portugal.

El presidente de Turismo de Barcelona, Eduard Torres, sostiene que es importantísima la captación de turistas coreanos. “En 2019 durmieron en hoteles de la ciudad de Barcelona 86.429 turistas una media de 2,6 noches por turista. Cuando hay discursos que dicen que hemos llegado a la capacidad máxima de visitantes en la ciudad, nos interesa mucho seleccionar el visitante y los asiáticos son importantes porque gastan mucho dinero y no dan problemas”, sostiene Torres. Además, Torres coincide en que es un turista interesado en la cultura y gastronomía. El presidente de Turismo de Barcelona hace un llamamiento para intentar mejorar la conectividad aérea con estos países que son “vitales” para los destinos turísticos.

Seullai Parla y Jihyeon Eun son dos jóvenes de 33 y 32 años que acaban de hacerse su selfie con un cucurucho de churros. Mañana vuelan destino a Granada donde podrán fotografiarse en el mismo escenario donde se grabó la serie coreana Recuerdos de la Alhambra.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_