_
_
_
_

Ocho de cada diez mujeres han sufrido violencia machista en Cataluña a lo largo de su vida

La cifra supone un incremento de 16 puntos respecto a la anterior encuesta de victimización, realizada por la Generalitat en 2016

Manifestación contra la violencia machista en el paseo de Gracia de Barcelona el pasado 25-N.
Manifestación contra la violencia machista en el paseo de Gracia de Barcelona el pasado 25-N.MASSIMILIANO MINOCRI

El 79,3 % de las mujeres en Cataluña han sufrido como mínimo un episodio de violencia machista a lo largo de su vida, tanto psicológica, como económica, física, sexual, vicaria y digital, según una encuesta del Govern, que revela que el 14,5 % han sido víctimas de sus parejas actuales. Así lo constata la Encuesta de Violencias Machistas de Cataluña, que elabora cada cinco años el Departamento de Interior y que también pone de relieve que el 15,3 % de las mujeres han sido víctimas de violencia sexual por parte de hombres en el entorno laboral a lo largo de su vida -un 2,7 % durante 2021- y que durante el pasado año aumentaron cinco puntos las violencias digitales, especialmente por acoso e insultos en las redes.

Según la encuesta, elaborada en base a 9.594 entrevistas a mujeres a partir de los 16 años residentes en Cataluña, el 79,3 % ha sufrido como mínimo un caso de violencia machista en toda su vida, y de estas, el 26,2% lo sufrieron en el último año. Comparado con 2016, cuando se llevó a cabo la última encuesta, la cifra ha crecido 16 puntos: del 64% al casi 80% actual, en parte porque se preguntan por más tipologías y se reconocen más fácilmente.

La violencia sexual es la que más han sufrido las mujeres desde los 16 años, con un 65,2 % -el 12,6 % en 2021-, aunque si se excluyen los casos en que han recibido comentarios o gestos de carácter sexual el porcentaje baja hasta el 39,1 %, mientras que el 47,5 % han sido víctimas de violencia psicológica, el 28 % digital, el 14,9 % económica, el 13,2 % física y el 7,1 % vicaria. El estudio también pone de relieve que el 33,6 % de las chicas de hasta 15 años han sido víctimas como mínimo de un episodio machista -un 16,8 % si se excluyen los comentarios o gestos sexuales-.

Según la encuesta, un 13,6 % de las mujeres han sido víctimas de violaciones desde los 16 años y un 12,8 % de intentos, por parte de hombres que ahora son su expareja. Además, un 15,3 % de las mujeres han sufrido violencia sexual por hombres en el entorno laboral -un 2,7 % en el último año-, donde el jefe o el superior en el trabajo es el agresor más frecuente, con más del 50 % de los hechos, mientras que las mujeres que no tienen contrato están más victimizadas que las que lo tienen indefinido.

Un 14,5 % de víctimas de sus actuales parejas

Según la encuesta, un 14,5 % de las mujeres han sufrido al menos un episodio de violencia machista por parte de las que, en el momento de hacer la encuesta, eran sus parejas, un 7,9 % de ellas el último año. En el marco de la pareja actual, el tipo de violencia más habitual es la psicológica, con el 10,8 % de los casos, seguida de la económica, con el 1,6 % y la física, con el 0,8 %.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por parte de exparejas, un 61 % de las mujeres han sido víctimas desde los 15 años y un 10,4 % durante 2021. Además, un 18,4 % de mujeres afirman que han sufrido alguna agresión física por parte de la que era su pareja -ahora expareja- desde los 15 años. De hecho, un 36,8 % han sentido miedo alguna vez de su expareja y un 12,2 % tienen miedo de su pareja actual. Además, el 33,7 % de las mujeres que han sufrido algún tipo de violencia machista vivían con niños en casa y, de ellos, el 31,8 % presenciaron los hechos.

Fuera del ámbito de la pareja o expareja, un 67,9 % de las catalanas de más de 16 años han sufrido algún caso de violencia machista por parte de un hombre desconocido o conocido pero con quien no han tenido ni tienen ninguna relación sentimental. En este ámbito fuera de la pareja o expareja, el 38,7 % de las violencias machistas se han registrado en las redes sociales, seguidas de los puntos de ocio -19,9 %-, y del espacio público -15,1 %-.

Según la encuesta, durante el año 2021 solo el 18,4 % de las víctimas que han considerado que la agresión que han sufrido es un hecho delictivo han acabado interponiendo denuncia. Entre los motivos para no denunciar, sobresalen la dificultad de recopilar pruebas -con el 16,2 % de los casos-, que no existe la percepción de que sean comportamientos denunciables -el 12,5 %-, el miedo a sufrir más violencia machista -10,3 %- o por sentimiento de culpa, vergüenza o bloqueo emocional -7,8 %-.

Una red de apoyo para las violencias machistas digitales

Por otra parte, la Universidad de Barcelona, la fundación Calala Fondo de Mujeres y las asociaciones Alia y Donestech han unido fuerzas para crear Fembloc, un proyecto que investiga las violencias machistas digitales y que también ofrece una red de apoyo para las víctimas de este fenómeno en Cataluña. Por ejemplo, indica a las víctimas cómo tramitar una denuncia por difundir imágenes sin consentimiento, cómo realizar una navegación segura por internet para que no les roben sus cuentas o cómo proteger sus datos personales. De 33 casos analizados, concluyen que el 40% de las mujeres han tenido que cambiar de relaciones personales o de amistad, un 38 % ha visto como su situación económica empeoraba, un 17,7 % ha tenido que cambiar de lugar de residencia y un 13 % de trabajo. Los actos violentos machistas más conocidos, como la vigilancia, el acoso o el exhibicionismo sexual, se han trasladado e intensificado en internet según

El proyecto piloto con las 33 mujeres que han sufrido algún tipo de ciberagresión dentro y fuera del ámbito familiar se ha desarrollado a lo largo de un trimestre este año . La mitad tenían entre 17 y 33 años, y un 45% entre 36 y 60. El 51% de las víctimas fueron violentadas por su expareja y tres de cada cuatro presentaron impactos psicológicos con signos de ansiedad, miedo o estrés. La otra secuela más común fue la económica (42%). Una representante de Donestech ha explicado que esta categoría comprende casos de mujeres que ven lastrada su actividad profesional y visibilidad fruto de amenazas, como le ocurrió a la artista Paula Bonet.

El estudio, presentado este jueves, destaca que “algunas violencias se han intensificado más” pero que “al mismo tiempo, también han aparecido nuevas”. A los insultos y las amenazas, multiplicados en más canales (Whatsapp el 54% de estos) y con más acciones grupales de linchamiento, se le añaden agresiones como el control de cuentas de redes sociales y de dispositivos, la vigilancia de movimientos y la revelación de datos personales como el domicilio.

La abogada penalista Laia Serra, miembro de Fembloc, ha demandado un espacio digital más seguro. Asegura que el marco legal actual es “fragmentado e insuficiente”, sin datos que dimensionen este tipo de violencia. De hecho, el tipo de atención más numeroso que ha prestado Fembloc ha sido la jurídica (43%), seguida de la digital (37%) y psicológica (20%).

Serra ha reclamado la reforma de la ley 17/2020 y la ley catalana 5/2008 para luchar contra la violencia machista en estos nuevos entornos, donde las instituciones deben involucrar a la sociedad civil y a los actores privados como las empresas tecnológicas que gestionan las redes sociales. La jurista ha concluido que todos estos daños “físicos, comunitarios y profesionales” impiden que las mujeres puedan ejercer “la ciudadanía en condiciones de igualdad” violando derechos como “la libertad de expresión y la participación política”. Fembloc ha recibido fondos del programa europeo ‘Rights, Equality and Citizenship’ (Derechos, Igualdad y Ciudadanía). La línea de atención está operativa los lunes, martes y jueves de 10:00 a 19:00 horas.

El 85% de las mujeres a nivel mundial ha experimentado algún abuso tecnológico en primera persona o ha sido testigo de ello, según un estudio de The Economist publicado en 2021. Ese año en Cataluña, un diagnóstico realizado por Calala y la Universidad de Vic constató un millón de agresiones a través de Twitter a mujeres activistas.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_