crisis mossos d'esquadra

El Parlament de Cataluña reprueba al consejero de Interior gracias a la abstención de Junts

El PSC logra que prospere la censura al ‘conseller’ Elena gracias a los votos de la bancada de la derecha mientras los comunes se han abstenido

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, en un momento de un Pleno el pasado 5 de octubre.
El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, en un momento de un Pleno el pasado 5 de octubre.Albert Garcia

El Parlament de Cataluña ha aprobado este jueves, en una ajustada votación, una moción que reprueba la gestión del consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, al que le insta, además, a abstenerse de realizar “más intromisiones” en el organigrama de los Mossos d’Esquadra para evitar “prolongar la incertidumbre”, dice el texto, “generada en el cuerpo”. La cámara también se le ha instado a presentar el Plan General de Seguridad de Cataluña (2023-2025) en el plazo máximo de 30 días. La moción, impulsada por los socialistas, ha prosperado por 52 votos a favor (PSC, Vox, Cs, PP y un diputado no adscrito); 42 en contra (ERC y CUP) y 38 abstenciones (Junts y En Comú Podem). Tras la reprobación, Elena, que fue diputado y alcalde socialista, ha acusado a las “cuatro derechas españolas del Parlament, lideradas por el PSC” de aliarse en defensa de “su modelo policial caduco”

Junts ha esgrimido que no pensaba participar en una campaña “de desprestigio de los Mossos” y que no entrará en el “juego” de utilizar la seguridad “con fines electorales”. Con todo, su abstención, ha sido vital para que prosperara la moción. Jeannine Abella i Chica, diputada de Junts, ha defendido la necesidad de dotar de estabilidad al cuerpo y ha señalado que ese trabajo principal del consejero. “Y tiene que mejorar mucho por el bien de todos”, ha agregado la diputada que ha lamentado que el tema de la seguridad se ha deslizado al terreno personal convirtiéndose en una “guerra entre el conseller en la sombra y el conseller del Govern en minoría utilizando a los mossos como arma arrojadiza”, ha afirmado en alusión a la pugna entre Elena y Ramon Espadaler, el diputado de PSC- Units, ponente de la moción.

La reprobación ha sido la peor derrota política que ha sufrido ERC desde que gobierna en solitario. Desde que se rompió el gobierno de coalición, los socialistas han focalizado su estrategia en cuestionar la gestión de Elena y, de hecho, Salvador Illa, líder del PSC y de la oposición, ha pedido en varias ocasiones al consejero que dimita de su cargo. La base de la moción se sustenta en que los cambios promovidos por el consejero que han generado, según el texto, “un periodo de inestabilidad en la dirección del cuerpo policial”. Este punto también lo apoyaron los comunes. El consejero apostó en diciembre por un mando coral formado por tres comisarios y diez meses después sustituyó al comisario Josep María Estela.

El debate se ha celebrado una semana antes de que la comisión de estudio sobre el modelo policial apruebe sus conclusiones, que apoyan ERC, comunes y la CUP y que Elena prevé incorporar al anteproyecto de la reforma de la ley de los Mossos, que data de 1994. Durante el debate, Espadaler ha esgrimido que la reprobación no era un “ejercicio de frivolidad” y desgranó los errores que a su juicio ha cometido Elena: citó la “politización” del cuerpo; haber dilatado en el tiempo la firma del convenio con el Ayuntamiento de Barcelona para que los guardias urbanos puedan recoger denuncias sobre violencia de género; haber “violentado” al cuerpo con el objetivo de feminizarlo o no haber activado al servicio catalán de tráfico recaudar las multas por los conductores extranjeros -”Calculamos que hemos perdido 5 cinco millones de euros”- o no haber realizado el Plan General de Seguridad.

La diputada Lluïsa LLop, de Esquerra, ha lamentado la postura de los socialistas y ha defendido que todo Govern tiene derecho a orientar las políticas de seguridad y que el PSC ha subrogado su discurso a la derecha y al de la antigua Unió. “Se ha convertido en un partido conservador y de orden, que defiende la ley mordaza”, ha afirmado. “Queremos un debate político y no partidista”, ha afirmado Marc Parés, de los comunes, para argumentar su abstención. Xavier Pellicer, de la CUP, ha sostenido que el PSC está actuando como portavoz de los sindicatos policiales y de los mandos del cuerpo y que está deslegitimado la comisión de estudio modelo policial para avanzar en la democratización del cuerpo. Espadaler ha concluido el debate acusando a ERC de ser “cautiva” de las políticas de la CUP.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS