Dos activistas contra el cambio climático dañan una vitrina y una pared del Museo Egipcio de Barcelona

Los dos jóvenes han lanzado un líquido que simulaba petróleo sobre un el cristal que protegía la réplica de una momia

Dos militantes de Futuro Vegetal bañan con "petróleo falso" la vitrina de una réplica de momia faraónica en el Museo Egipcio de Barcelona.
Dos militantes de Futuro Vegetal bañan con "petróleo falso" la vitrina de una réplica de momia faraónica en el Museo Egipcio de Barcelona.Extinction Rebellion (EFE/Extinction Rebellion)

Dos activistas que aseguran ser militantes de la organización Futuro Vegetal han bañado este domingo con un líquido que simulaba “petróleo” la vitrina de una réplica de una momia faraónica en el Museo Egipcio de Barcelona. Los autores de este ataque han argumentado que la acción se enmarca dentro de las protestas por la emergencia climática. Los dos individuos también han rociado la pared con “sangre falsa” manchando otras vitrinas y fotografías y han desplegado una pancarta con el mensaje: “COPCA COLA +2.5º”, en referencia a la cumbreCOP27 que se celebra en Egipto y Coca-Cola, que patrocina la conferencia.

Tras arrojar sendos líquidos, ambos activistas se han pegado con cola a una vitrina. “Estos días se está celebrando la COP en Egipto. Tenemos que actuar ya. Los políticos no nos van a sacar de esta situación y de esta emergencia climática”, manifiesta una de las protagonistas de esta acción en el video que ha colgado BTB.

Los hechos han tenido lugar poco antes de las 13.00 de este domingo y tras la acción los responsables del museo se han puesto en contacto con los Mossos d’Esquadra. Los agentes al llegar al museo han constatado que para realizar la acción no solo eran necesarios los dos activistas que se han enganchado sino otros dos que han grabado las imágenes. Los agentes han identificado a los cuatro y han pedido que el conservador del espacio acreditara los daños ocasionados durante la protesta. Los Mossos también han identificado al fotoperiodista Kike Rincón que se encontraba en el lugar cubriendo la acción reivindicativa de Futuro Vegetal.

Un portavoz del Museo Egipcio ha explicado que aunque han reforzado la seguridad a raíz de otros incidentes parecidos ocurridos en las últimas semanas en diferentes ciudades de todo el mundo, “ellos sabían muy bien lo que hacían, ha ido todo muy rápido y han acabado vertiendo un líquido sobre una de las vitrinas con una momia y en la pared”. Pasadas las 13.30 el conservador del museo ha valorado los daños y ya ha advertido a los agentes que son de escasa consideración. Los responsables del museo denunciarán en las próximas horas a los activistas que tras quedar identificados han podido abandonar el inmueble a la espera de ser citados en la comisaría o en el juzgado.

El fotoperiodista Kike Rincón quedó la mañana de este domingo en plaza Cataluña con un miembro del colectivo Futuro Vegetal para cubrir una acción de esta entidad para la publicación El Salto. “En plaza Cataluña una activista me ha llevado hasta el Museo Egipcio. Por mucho que le he preguntado en qué consistía la acción no me ha respondido y yo como era una encargo de la publicación en la que colaboro la he acompañado un poco a regañadientes”, ha destacado Rincón a EL PAÍS. La enlace ya tenía la entrada del fotógrafo comprada y han accedido al museo y dirigido a la sala donde los otros activistas de Future Vegetal han realizado la acción. Rincón se ha limitado ha ejercer su trabajo y fotografiar los daños.

“Los Mossos han tardado mucho en venir. Me podía haber ido pero a mi me interesaba fotografiar el momento en que entraban en la sala con los dos activistas enganchados con pegamento a la pared”, ha asegurado Rincón. “El problema es que los agentes también me han identificado a mi y al decirles que yo solo soy un fotógrafo me han dicho que ya se lo explicaría al juez”, lamenta el fotoperiodista que también ha sido denunciado por cubrir la acción de protesta. Se da la circunstancia de que Rincón estuvo hace solo unos días en el mismo museo para otro trabajo en el que fotografió, esta vez, a un escritor que presentaba un libro en ese lugar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El pasado 5 de noviembre, dos activistas del mismo colectivo pegado sus manos a los marcos de los cuadros de La maja desnuda y de La maja vestida de Francisco de Goya expuestos en el Museo Nacional del Prado, en Madrid. En el muro donde están colgadas dichas pinturas, concretamente en el espacio que las separa, han escrito el mensaje “+1,5º” para “alertar sobre la subida de temperatura mundial que provocará un clima inestable y graves consecuencias en todo el planeta”


Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS