Desconvocada la huelga de limpieza y recogida de basuras en Barcelona durante los días de la Mercè

El sindicato UGT desactiva el paro tras llegar a un acuerdo con las empresas concesionarias para cobrar el IPC de 2021 y 2022

Operarios de la brigada de limpieza que atiende emergencias en Barcelona, el pasado mes de agosto.
Operarios de la brigada de limpieza que atiende emergencias en Barcelona, el pasado mes de agosto.Massimiliano Minocri

Abril y septiembre: dos convocatorias de huelga para los 4.000 empleados del servicio de la limpieza viaria y la recogida de la basura en Barcelona en seis meses. Y dos desconvocatorias in extremis. En ambos casos, el motivo ha sido el atraso en el pago de los incrementos del IPC, en años como el pasado o el actual, con elevada inflación. En abril, la huelga se convocó para Sant Jordi y se salvó en el último segundo, con un acuerdo para cobrar los atrasos de 2018 a 2020. La convocatoria de ahora tenía todavía más riesgo: estaba prevista para los días de La Mercè, la fiesta mayor de Barcelona cuando cientos de miles de barceloneses y visitantes (no es exagerada la cifra), se echan a la calle. Además, en año electoral y cuando las quejas por la suciedad en la ciudad arrecian y presionan al gobierno de la alcaldesa Ada Colau.

La negociación, que se produce entre las empresas concesionarias y los trabajadores (pero con el Ayuntamiento en medio) pintaba fea el viernes. Las empresas (Urbaser, Cespa, FCC Medio Ambiente y CDL Sorigué) ofrecían pagar los atrasos en octubre. Pero los trabajadores no se fiaron: ya lo prometieron en abril (cobrar en junio) y no cobraron. En una nueva sentada, este lunes las partes han acordado dividir los atrasos. Esto es, cobrar todos los de 2021(con una inflación del 6%) en la nómina de septiembre. Y el incremento de 2022 (un 2,5% en 2022, con un tope del 4%), en la nómina de octubre.

Ramon Cebrián, presidente de la ejecutiva de servicios públicos de UGT, mayoritaria en el servicio, ha celebrado el acuerdo y ha destacado que pese a trocear el pago, “la parte más grande se cobrará este mes, la gente está contenta”. El sindicato CC OO no ha firmado el acuerdo al entender que un 2,5% está muy lejos de la inflación actual, que roza el 10%. UGT responde que el 2,5% con un máximo del 4% es recuperar lo que se acordó en abril. “Siempre hemos negociado a año vencido, y cuando salga el IPC de 2022 en enero de 2023, plantearemos recuperar la diferencia, siempre se ha hecho así”, argumentado Cebrián.

Ambos sindicatos han advertido de que la negociación con las empresas no ha terminado: a partir de noviembre se comenzará a negociar un nuevo convenio (caducado desde 2018) con las cuatro empresas. No será fácil porque además coincide con cambios introducidos en la organización del trabajo durante el relevo de la contrata municipal. El contrato de la limpieza viaria y recogida de basura es el mayor que hace el Ayuntamiento, con un coste del 10% del presupuesto anual del consistorio.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS