Cataluña ofrece a los sindicatos contratar a 3.500 profesores para evitar las huelgas de inicio de curso

Educación asegura que cuenta con 170 millones para sufragar el gasto, pero las organizaciones sindicales aseguran que no se pronunciarán hasta el jueves, tras consultar con los afiliados

Acción de los piquetes informativos durante las jornadas de huelga el pasado mes de marzo.
Acción de los piquetes informativos durante las jornadas de huelga el pasado mes de marzo.Enric Fontcuberta (EFE)

Oferta in extremis de Educación para evitar que el curso empiece la próxima semana envuelto de protestas. El departamento ha cedido a la petición de los sindicatos y les ha ofrecido la contratación de casi 3.500 profesores, que permitiría reducir una hora lectiva de los docentes de primaria y secundaria a partir de enero. La oferta comporta un coste de 170 millones, una cifra que en un primer momento Educación aseguraba no poder asumir, pero ahora sí tras el permiso del Gobierno para que las comunidades aumenten el gasto en 2023. Los sindicatos se muestran prudentes y aseguran que no se pronunciarán hasta este jueves, tras consultarlo primero con los afiliados.

A cinco días del inicio del curso escolar, el departamento que dirige Josep Gonzàlez-Cambray ha quemado el último cartucho para evitar que la vuelta a las clases la protagonicen las pancartas y las camisetas amarillas. La tensión con los sindicatos, y con gran parte del colectivo del profesorado, ya marcó la segunda mitad del curso pasado. El conflicto estalló en febrero, tras el anuncio inesperado del nuevo calendario escolar -que adelanta una semana el arranque del curso-, sin aviso ni consenso previo. Los sindicatos hicieron aflorar una serie de reivindicaciones, entre ellas acabar con los recortes de hace una década, y organizaron diferentes jornadas de huelga en marzo (con un seguimiento notable) y a finales de curso (sin apenas repercusión).

Uno de estos recortes, en 2012 y de la mano de la exconsejera Irene Rigau, fue el aumento de una hora lectiva al profesorado, para evitar el aumento de la plantilla. En los últimos meses -y tras constatar que no había marcha atrás en el cambio de calendario- los sindicatos tomaron como bandera la reclamación de recuperar esta hora lectiva y la consideraron como una línea roja en las negociaciones. En concreto, la propuesta supone que en primaria los docentes pasarán a hacer 23 horas lectivas y en secundaria, 18. Esto implica contratar 1.463 maestros en primaria (con un coste de 67 millones) y 2.009 en secundaria (103 millones).

Educación, hasta el momento, aceptaba parcialmente la reivindicación: se abría a aplicarlo en primaria ya este curso, pero pedía retrasarlo un año en secundaria por problemas presupuestarios. Los sindicatos siempre han rechazado esta calendarización y reclamaban que se aplicara al mismo tiempo, ya que los recortes, argumentaban, se hicieron a la vez en la misma etapa. Además, los profesores de secundaria, precisamente los más movilizados durante las huelgas, no aceptaban esta demora.

Pero el departamento se ha presentado este miércoles en la sede de Trabajo -donde estaban citados Educación y sindicatos- con una propuesta difícil de rechazar. La Generalitat asegura que ahora sí es posible la reversión simultánea porque hace un mes el Gobierno central aprobó un aumento de techo de déficit de cara a 2023, que permitirá aumentar el gasto.

“Hay una ventana de oportunidad para 2023 para que la Generalitat tenga más recursos”, ha explicado Patrícia Gomà, secretaria general de Educación, tras la reunión con los sindicatos. Gomà ha aclarado que el aumento del gasto se producirá, tanto si se aprueban los nuevos presupuestos como si se prorrogan los actuales. Educación se ha mostrado optimista y espera que los sindicatos la acepten y se desactiven las protestas. “Tenemos muchas ganas de empezar un curso con normalidad y esto facilitara la normalidad que estamos esperando toda la comunidad educativa”, ha terciado Gomà.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los sindicatos recuerdan que exigían que la medida se aplicara a partir del mes de septiembre, pero de momento se muestran prudentes y piden un tiempo para estudiarla y para que cada una de las siete organizaciones consulte a sus afiliados. En un comunicado conjunto, aseguran que hasta no haya acuerdo se mantienen las movilizaciones. Con todo, los sindicatos aseguran que anunciarán su decisión este jueves por la tarde, tras la reunión que tienen prevista con Educación.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS