La Copa del América en Barcelona tendrá un coste de 70 millones de euros, según las administraciones

El Govern y el Ayuntamiento aseguran que la competición tendrá un retorno económico de 1.000 millones

Aragonès, Colau, Dalton y el resto de autoridades, con la Copa del América a pocos metros.
Aragonès, Colau, Dalton y el resto de autoridades, con la Copa del América a pocos metros.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Autoridades de máximo nivel y puesta de escena con foto de fondo para celebrar lo que todo el mundo sabía desde el lunes: que Barcelona acogerá la 37 edición de la Copa del América de Vela en 2024. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el presidente del Puerto, Damià Calvet, y la presidenta de Barcelona & Partners, la agencia de inversiones de Barcelona Global, han posado este martes por la tarde junto al máximo ejecutivo del equipo Emirates New Zealand (TNZ), Grant Dalton, en el World Trade Center del Puerto de Barcelona y con un viento de mil demonios.

De forma unánime han subrayado la “innovación” y “sostenibilidad” como factores positivos del evento. Y han deseado que la Copa del América de 2024 sea “la mejor de la historia”, como fueron los Juegos Olímpicos en 1992. La capital catalana se ha impuesto las ciudades de Málaga, Cork (Irlanda) y Yedda (Arabia Saudí).

La Generalitat y el Ayuntamiento han cifrado en 70 millones el coste del evento, aportado entre administraciones (en dinero finalista) y privados (en avales para garantizar el retorno). El impacto del evento está cifrado en 1.000 millones de euros. No han aclarado cuánto del gasto será público y cuánto privado, ni cuánto pondrá quién. La única admiración que ha revelado su aportación ha sido el Ayuntamiento: 10 millones a razón de cinco al año, la misma cantidad que recibe el Mobile. Turisme de Barcelona, el consorcio mixto de promoción de la ciudad, pondrá cinco millones.

En Valencia, el New Zealand descartó la candidatura de la ciudad hace un mes ante la falta de apoyo público. La Generalitat insiste en que siempre se han mostrado abierta a negociar, pero no a cualquier precio y asegura que la propuesta adolece de una falta de concreción tanto de la inversión pública como de la privada por parte de patrocinadores. El Real Club Náutico de Valencia, representante de los organizadores en Valencia, calculaba el coste de la Copa en 75 millones (30 del canon, los derechos de la marca; y 45 de las garantías de lo que la organización pide). Pero la Generalitat advierte de que esta cantidad se puede disparar más allá de 150 millones.

Como ganador de la última edición de la competición en 2021 el TNZ es, junto a la empresa Origin Sports, el encargado de elegir la candidatura ganadora y tiene los derechos de organización de la competición, considerada la Fórmula 1 de la vela. “Barcelona ha sido seleccionada por la calidad de las instalaciones portuarias, la diversidad de espacios destinados a la competición, su experiencia en la acogida de grandes eventos deportivos, su afición a los deportes náuticos y su oferta educativa y de ocio”, han explicado las autoridades en un comunicado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aragonès ha agradecido a la organización que haya elegido la ciudad y ha presumido de “haber organizado grandes eventos como este”. “Esperamos que tenga un gran impacto para la ciudad, Cataluña y la Copa del América, queremos que sea la mejor Copa del América de la historia, como lo fueron los Juegos Olímpicos de 1992″, ha manifestado. Y ha cifrado el impacto económico del evento en “mil millones de euros que se generarán a lo largo del país”.

“Barcelona quiere hacer suya la Copa del América”

Colau ha asegurado que “si la Copa del América ha elegido Barcelona, Barcelona quiere hacer suya la Copa del América”. “No es un evento un cualquiera, es la regata más antigua, conocida y que tiene más prestigio internacional. Según los expertos es el evento deportivo con mayor impacto y retorno para la ciudad anfitriona tras los Juegos y el Mundial de futbol, y tiene una audiencia de 940 millones de espectadores”. El primer teniente de alcalde del consistorio, Jaume Collboni, ha señalado el papel de Barcelona Global y “el papel de empresarios y empresarias de la ciudad que han avalado con su patrimonio una parte del presupuesto, 25 millones: queremos agradecérselo”, ha recalcado.

Por parte del equipo de Nueva Zelanda Dalton ha explicado que lleva días en la Barcelona y que se ha sentido muy bien acogido en una ciudad que ha calificado de “increíble”. Ha destacado que la organización “se siente muy cómoda con la decisión” , al tiempo que también ha recordado la celebración de los Juegos de 1992. El equipo de Nueva Zelanda ganó cuatro medallas, ha evocado. Dalton ha añadido que han elegido Barcelona “por el puerto, por las instalaciones, los superyates, la calidad de la oferta turística… y por un componente emocional”.

Desde Barcelona Global, Aurora Catà ha subrayado que con la elección de Barcelona para la competición supone “un cambio de juego” del que ha celebrado la colaboración entre todas las administraciones y la colaboración público-privada. “Necesitamos que Europa sea vista como cuna de todos estos valores”, ha alertado.

Cinco bases para los equipos y el Imax para el equipo de Nueva Zelanda

El presidente del Puerto, Damià Calvet, ha detallado que no será necesario construir grandes infraestructuras: se utilizarán los muelles existentes. Se crearán cinco bases (dos en Imax y Cinesa, que dependen del Port Vell; una en Marina Barcelona’92; otra en Barcelona Nautic Center y la quinta en la terminal de cruceros de Grimaldi). donde el puerto solo aportará la estructura de cemento y cada equipo la adecuará a sus necesidades. Cada uno de los equipos en competición mueve a 200 personas, ha revelado.

El edificio Imax, que estaba previsto que fuera derribado para crear el Liceo del Mar, se mantendrá en pie y acogerá al equipo de Nueva Zelanda. “No se alterará el calendario del Liceo en el Mar”, ha asegurado Calvet. Las instalaciones del TNZ serán abiertas a la ciudadanía, para difundir la competición y su historia.

Las competiciones se celebrarán a mar abierto, en un recorrido de dos millas, entre el hotel Vela y el Puerto Olímpico. El Moll de la Fusta se pondrá a disposición de la competición, con actividades abiertas a la ciudadanía: “Lo que se conoce como el Village”, ha manifestado Calvet. Por primera vez, además habrá una regata femenina y otra de jóvenes.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS