El Parlament avanza en la investigación de los abusos de la Iglesia en Cataluña pese a las dudas de Junts y PSC

En Comú Podem suma a Esquerra y la CUP pero necesitará más apoyos en la votación parlamentaria

El Parlament busca depurar responsabilidades en los casos de abusos sexuales cometidos por representantes de la Iglesia Católica.
El Parlament busca depurar responsabilidades en los casos de abusos sexuales cometidos por representantes de la Iglesia Católica.Paul White (AP)

La petición para crear en el Parlament una comisión que investigue la responsabilidad de la Iglesia en casos de abusos sexuales se ha formalizado este martes, tras días de tira y afloja. Esquerra y la CUP se han sumado a la iniciativa impulsada por En Comú Podem para que el Parlament investigue episodios relacionados con “la pederastia en la Iglesia” y se depuren responsabilidades. Pero los apoyos logrados no bastan para que el pleno active la comisión.

Serán necesarios los votos de Junts o del PSC para alcanzar la luz verde en la tramitación. Un respaldo que se hace de rogar por los recelos que muestra la formación de Carles Puigdemont, y también los socialistas, a la hora de señalar al clero. “No está pasando solo en el ámbito de la Iglesia”, argumentó Alicia Romero, el pasado viernes, cuando se le requirió sobre la postura del PSC en relación con facilitar la investigación parlamentaria sobre los abusos sexuales. “Es algo que está sucediendo en muchos ámbitos, también en centros de menores que dependen de la Generalitat”, apuntó. La portavoz socialista dijo que su partido está en fase de “reflexión” para valorar si merece la pena abrir el foco y no centrar la investigación sólo en las prácticas ocurridas a manos de curas y otros religiosos.

Un argumento muy parecido defiende Junts, que considera que la problemática de los abusos sexuales va más allá de un contexto concreto. Fuentes del partido justifican sus reservas en un interés por conformar una comisión de investigación que no se quede en la esfera eclesiástica y que trate de profundizar, también, en abusos sucedidos en escuelas no religiosas, en actividades extraescolares, deportivas o lúdicas. Junts ha avanzado que presentará enmiendas a la propuesta de comunes, Esquerra y la CUP. A principios de mes, Podemos, ERC y Bildu presentaron en el Congreso de los Diputados una solicitud de creación de una comisión parlamentaria sobre los presuntos abusos a menores en el seno de la Iglesia católica. La dirigente de JxCAT Miriam Nogueras aseguró entonces que la formación no tenía dudas: “Obviamente vamos a dar el apoyo”.

El texto presentado al registro del Parlament este martes sostiene que la violencia sexual contra los menores es “una grave problemática” en Cataluña, y recoge que en 2019 se presentaron más de 1.000 denuncias por ese tipo de delitos. “Pero se estima que los casos denunciados solo representan el 15% de los abusos sexuales contra la infancia”.

El president Pere Aragonès y la consejera de Derechos Sociales, Violant Cervera, se reunieron la semana pasada con el escritor Alejandro Palomas, que ha denunciado los abusos sexuales que sufrió cuando era alumno del colegio La Salle de Premià de Mar. El presidente y la consejera mostraron toda su “colaboración” a Palomas y le expresaron el compromiso para combatir “la lacra” de los abusos sexuales. Aragonés y Cervera manifestaron que el Govern creará un grupo de trabajo interdepartamental para abordar la problemática “con la máxima transversalidad”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS